Una cama bronceadora en la Casa Blanca de Trump y otras "revelaciones" de Omarosa Manigault

Donald Trump y Omarosa Manigault Newman eran 'viejos' amigos de la época en la que compartían set de televisión. Trump la nombró como asesora en la Casa Blanca, pero pocos meses después salió de cargo en ruidosas circunstancias. Ahora publica un libro con supuestas intimidades que no dejan bien parado al presidente.
10 Ago 2018 – 5:48 PM EDT

Omarosa Manigault Newman está presentando un nuevo y explosivo libro en el que da supuestos detalles sobre el funcionamiento de la Casa Blanca y por sobre todo el comportamiento del presidente Donald Trump.

Manigault y Trump se conocen desde los tiempos en que el presidente era la estrella del reality show 'The Apprentice' y ella fue concursante en ese programa.

El libro que ahora publica, 'Desquiciado: un reporte desde dentro de la Casa Blanca de Trump' ( 'Unhinged: An Insider Account of the Trump White House') es una compilación de acusaciones y escenas, que aún están sin verificar, en las que detalla momentos y citas de sus tiempos con la campaña de Trump y luego en la Casa Blanca.

Manigault Newman dejó su cargo como directora de comunicaciones para la Oficina de Enlace Público en diciembre de 2017, por decisión del jefe de gabinete de la presidencia, John Kelly.

Desde el principio, la presencia en el equipo de gobierno de Omarosa, como se le conoce simplemente en medios de farándula, generó sorpresas y muchas críticas al presidente Trump. Muchos no entendían qué experiencia o valor podía aportar a una Casa Blanca ya llena de funcionarios sin experiencia política.

Mientras que ella afirma que todo en el libro es cierto, la secretaria de prensa presidencial, Sarah Huckabee Sanders, dijo este viernes que el libro "está plagado de mentiras y falsas acusaciones" señalando las señalamientos de Manigault Newman como falsos.

Aquí van algunas de esas "revelaciones":

Un racista que usa la palabra con "N..."

Manigault Newman señala en el libro que Trump es un "racista" que ha usado en numerosas ocasiones la palabra con "N..." (en referencia al término 'nigger', que resulta en extremo ofensivo para los afroestadounidenses).

La autora señala que cuando Trump conducía su reality show muchas veces dijo la palabra y que hay cintas de grabación para probar eso y otros usos de lenguaje ofensivo, aunque aclara que no lo escuchó usar la palabra ella misma.

"Tres fuentes en tres conversaciones separadas habían descrito el contenido de esta cinta" afirma y agrega que sus fuentes le dijeron que habían sido varias veces en tomas fuera de cámara en el reality.

La capacidad mental de Trump

La autora del libro pone en tela de juicio la psique de Trump y lo describe como inestable e impulsivo y señala que el personal que lo rodea trabaja mucho por contenerlo.

Sostiene que Trump "ama el odio" y "se nutre de críticas e insultos (...) él se deleita en el caos y la confusión".

En Fotos: Omarosa Manigault-Stallworth, de la Casa Blanca al altar

Loading
Cargando galería


Insultos al esposo de Kellyanne Conway

La autora dice que escuchó en persona a Trump menospreciar a George Conway, esposo de la consejera del presidente, Kellyanne Conway.

Indica que los comentarios del presidente sobre George Conway eran despectivos racialmente debido a la ascendencia filipina del hombre.

Una cita del libro hecha por The Guardian indica que Manigault Newman dice que luego de estos comentarios sumados a la "palabra con 'n'" empezó a tomar conciencia de que Trump era "racista, un fanático y un misógino".

"Los Trump le ofrecieron dinero por silencio"

The Washington Post, citando al libro, indica que la exfuncionaria de la Casa Blanca asegura que el círculo de Trump le ofreció un contrato de 15,000 dólares mensuales para permanecer en silencio después de ser despedida de su trabajo en diciembre pasado. Ella asegura que se negó.

Según su versión, tras su despido, la nuera del presidente, Lara Trump, la llamó para darle un contrato mensual a cambio de su silencio y un acuerdo de confidencialidad para que no hable sobre Trump, Mike Pence o sus familias.

Manigault Newman dijo que luego de que Kelly la despidiera, Trump, y su hija y su yerno Jared Kushner e Ivanka Trump, la llamaron para expresarle afecto.

Una cama de bronceado en la Casa Blanca

Según The Washington Post Manigault asegura que hay una cama de bronceado en la residencia de la Casa Blanca y dice que el presidente luchó con el mayordomo principal de la residencia presidencial para lograr la instalación de la cama.

Otros ayudantes dicen que no han visto una cama de ese tipo en la Casa Blanca.

"Todo está grabado"

Manigault asegura que tiene pruebas de sus más explosivas acusaciones porque grabó sus conversaciones en la Casa Blanca. The Daily Beast informó días atrás este dato citando a "múltiples fuentes con conocimiento directo" de que efectivamente existen grabaciones hechas por Manigault Newman.

"Una persona confirmó a The Daily Beast que habían escuchado al menos una de sus grabaciones con el presidente Trump, mientras que múltiples fuentes familiarizadas con las 'cintas de Omarosa' describieron las conversaciones grabadas entre Trump y Manigault como una charla anodina y cotidiana", dice la web.

El periódico The Washington Post dice haber escuchado varias de las grabaciones realizadas por Manigault Newman, que coinciden con las cintas que se relatan en los extractos del libro.

RELACIONADOS:Donald TrumpCasa Blanca