null: nullpx
Guerras

Un choque militar con Irán luce lejano, pero hay una verdadera 'guerra petrolera' en marcha

Te contamos los principales factores que estarían en juego ante un conflicto militar en el Golfo Pérsico que, pese a los presagios de muchos, parece no estar en los planes de los involucrados.
21 Sep 2019 – 10:33 AM EDT

Estados Unidos enviará nuevas tropas a Arabia Saudita para apoyar en la defensa de ese país ante posibles nuevas agresiones contra su industria petrolera. Pero la misión inicial no es atacar a Irán, como se podía esperar en un ambiente de tensiones crecientes en el Golfo Pérsico. Al menos por ahora, si se ha de creer en la evolución de la retórica que sale de Washington, que ha pasado de amenazante a cautelosa.

"Lo más fácil sería decir: 'Vamos muchachos, háganlo. Ataquen 50 objetivos en Irán'", dijo el presidente Donald Trump a los periodistas durante una reunión con el primer ministro australiano, Scott Morrison, en la Casa Blanca este viernes, horas antes de que el Pentágono anunciara el envío de una "modesta" fuerza, como ha sido calificada por fuentes militares estadounidenses.

“Creo que el enfoque de una persona fuerte y lo que sí muestra fuerza, sería exhibir un poco de mesura”, explicó el presidente dando a entender que prefería dejar esa opción para otra oportunidad aunque algunos pensaran que es una muestra de "debilidad" de su gobierno.

Es un notable cambio de tono con respecto al amenazante que usó tras los ataques contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita, cuando dijo: "Estamos completamente preparados para responder al ataque contra instalaciones petroleras de Arabia Saudita ocurrido este sábado".

Trump usó entonces la expresión militar " locked and loaded" y dijo que solo estaban esperando a conocer el criterio del reino saudita y a quién culpaban ellos de los ataques, que fueron reivindicados por rebeldes hutíes que combaten a las fuerzas de la coalición que encabeza Arabia Saudita en Yemen.

Aquellas declaraciones del presidente en Twitter pusieron a temblar al mundo, tanto como las acciones contra las refinerías sauditas.

Pero menos de 72 horas después y a pesar de que los sauditas mostraron restos de 25 drones y misiles afirmando que eran una prueba de la responsabilidad de Irán en los ataques, ya Trump había rebajado el tono y había dicho que exsisten otras opciones antes de ir a la guerra: nuevas sanciones contra Teherán.

Esta medida de Trump devolvió el aliento sobre todo a los mercados de energía, que enseguida empezaron a estabilizarse tras una subida abrupta del precio del barril de petróleo el lunes.


Este jueves, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que estaba de gira por la región, declaró que Estados Unidos prefiere una "solución pacífica" a la crisis desatada por los ataques, que antes calificó como un "acto de guerra" por parte de Irán.

Desde Teherán, se advirtió que una agresión militar en su contra desencadería "una guerra total", según palabras del canciller iraní Javad Zarif, quien al mismo tiempo insistió en que su país no busca una confrontación militar.

"No queremos la guerra, no queremos un enfrentamiento militar. Creemos que un conflicto armado basado en un engaño es algo terrible. Pero no temblamos cuando se trata de defender nuestro territorio", añadió Zarif, buscando dejar claro que cualquier acción militar tendrá respuesta, y esa respuesta podría afectar a todo el sistema energético internacional.

Entonces, ¿se avecina otra guerra en el Medio Oriente? ¿Por qué Trump está siendo de pronto tan cauto con Irán? ¿Cómo se mueven los hilos en la geopolítica del Golfo? Aquí te contamos los principales factores que estarían en juego ante un conflicto militar en la zona.



Restos de "25 drones y misiles": Arabia Saudita muestra las supuestas pruebas de que el ataque a sus refinerías fue lanzado desde Irán (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés