null: nullpx

Trump dijo que había que volver a trabajar luego de Navidad y, acto seguido, se fue jugar al golf

Durante la campaña, Trump criticó a su predecesor Obama por pasar demasiado tiempo jugando golf. Sin embargo, medios reportan que el republicano ha dedicado más de 80 días de su gestión a estar sus propiedades con greens.
28 Dic 2017 – 07:42 PM EST

Tras los festejos de Navidad en su club de Palm Beach, Florida, y luego de haber tuiteado que había que 'volver al trabajo' tras las celebraciones, el presidente Donald Trump fue captado por cámaras... jugando golf.

Trump viajó a su resort Mar-a-Lago el fin de semana antes de Nochebuena. Pero el 25 de diciembre por la tarde, desde Twitter anticipó que al día siguiente (26 de diciembre) se retomaba el trabajo.

"Espero que todos estén teniendo una gran Navidad y mañana se vuelva al trabajo para hacer EEUU grandioso otra vez (¡algo que está sucediendo más rápido de lo que nadie esperaba!)", escribió Trump. Pero horas después fue captado jugando golf.


El presidente no estaba solo: también estaban el senador republicano por Georgia y acérrimo trumpista, David Perdue; el jugador profesional Bryson DeChambeau y el exgolfista profesional Dana Quigley, según informaron varios medios citando a portavoces de la Casa Blanca.

Está contemplado que el presidente se quede en su lujoso resort de Palm Beach hasta el día de Año Nuevo.

Según recuentos llevados por CNN y NBC, el presidente ha pasado en sus propiedades entre 110 y 112 días hasta el momento. Esto se traduce, en números dados por reporteros del pool de prensa de la Casa Blanca, en que ha estado 33.5% (aproximadamente) de su tiempo como presidente en sus propiedades.

Si en ese número se detallan los días que pasó en sus resorts con campos de golf (los más frecuentados por el mandatario son Mar-a-Lago, en Florida, y Bedminster, en Nueva Jersey) Trump lleva hasta el momento 86 días en sus greens.

No es inusual que los mandatarios jueguen golf. Presidentes anteriores, incluido Barack Obama, fueron objeto de escrutinio por la cantidad de veces que practicaban este deporte.

El propio Donald Trump durante su campaña en 2016 criticó frecuentemente a Obama por pasar "demasiado tiempo" en campos de golf y prometió dedicar menos tiempo a esa actividad si se convertía en mandatario de Estados Unidos.

"Voy a estar trabajando. No voy a tener tiempo para ir a jugar al golf. Créanme", dijo entre otros ataques dirigidos al demócrata.

Muchos se preguntan, además, cuánto cuestan estos viajes de Trump. Medios como The Washington Post citan diferentes números. Por ejemplo, los dados por la agrupación conservadora Judicial Watch, que estima que cada uno de los viajes de Trump a Mar-a-Lago cuesta al gobierno federal cerca de un millón de dólares.

Esta cifra no incluye los costos de la movilización de efectivos de seguridad locales. Blindar Mar-a-Lago por mar y aire, había costado hasta julio de este año, según reporta el periódico, unos 6.6 millones de dólares. Además, está el costo del Servicio Secreto que protege a la familia presidencial y cuya operación se maneja con un presupuesto que, para septiembre de este año, ya estaba sobrepasado.

27 momentos de la política estadounidense que te recordarán lo intenso del 2017

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpFlorida

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.