null: nullpx

Trump contradice a la Casa Blanca y además amenaza con acabar con las ruedas de prensa diarias

El presidente reconoce que sus portavoces no siempre pueden estar alineados con lo que él piensa, por lo “activo” que es. ¿La solución?: eliminar la tradición de décadas de informar a la prensa.
12 May 2017 – 12:26 PM EDT

En las explicaciones sobre l as razones que llevaron al abrupto despido del jefe del FBI James Comey, el equipo de prensa de la Casa Blanca ha quedado muy mal parado, por las contradicciones en las que ha incurrido y porque ha sido desmentido por su propio jefe, el presidente Donald Trump.

En una entrevista con NBC difundida la tarde del jueves, Trump aseguró que había decidido echar del cargo a Comey, independientemente de recibir el informe del vice-fiscal general Rod Roseistein y del secretario de Justicia Jeff Sessions, cuando en la carta de despido basó su decisión justo en esas recomendaciones.

Cuando los periodistas que cubren las ruedas de prensa diaria de la Casa Blanca le preguntaron a la vice portavoz Sarah Huckabee Sanders por la contradicción con el orden de eventos que ella misma había explicado el día anterior, ella ofreció la “muy simple” explicación de que ella no sabía cómo el presidente había tomado su decisión.

“No había tenido la oportunidad de tener una conversación directa con el presidente para decir…Tuve varias conversaciones con el él, pero no le pregunté directamente: ‘¿Ya había tomado esa decisión?’. Así que salí con la información que tenía cuando respondí a tu pregunta”, dijo Huckabee.

Y de ahí que el presidente, sin hacer referencia al intercambio entre sus portavoz y los medios, ofreciera su "explicación" reforzando esa tésis.

“¡Como presidente muy activo con muchas cosas que hacer no es posible para mis subordinados pararse en un podio con perfecta precisión!”, escribió Trump la mañana del viernes. (Uno de los siete mensajes que había escrito la mañana del viernes)


“¿¿¿Quizá la mejor cosa que hacer sería cancelar todas las futuras ruedas de prensa y entregar respuestas por escrito en aras de la exactitud???”


¿Globo sonda?

Aunque por su manera de hablar no es posible saber si el presidente está realmente haciendo una propuesta o está tratando de provocar a la prensa. Pero considerando sus difíciles relaciones con los medios y las amenazas que ha hecho de cambiar las leyes para facilitar demandas por difamación (cosa que no está en manos del Ejecutivo)

El presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca Jeff Mason advirtió que el grupo objetaría cualquier movida de suspender esos encuentros diarios con el portavoz presidencial que se remontan a principios del siglo XX.

“Tener informes regulares con la Prensa es clave para permitir a los periodistas la posibilidad de hacer sus trabajos. También es clave para permitir transparencia en los altos niveles del gobierno, sea del presidente de EEUU o de la gente que trabaja para él, dijo Mason.

La verdad es que no solo fue el equipo de prensa de la Casa Blanca el que quedó mal parado, también el vicepresidente Mike Pence, quien el miércoles explicó a los periodistas en el Capitolio que el presidente había actuado en base a las recomendaciones del Departamento de Justicia.

En el caso de Huckabee, reconocer que no sabía lo que pensaba el hombre a quien sirve de portavoz en medio de la mayor crisis política de su presidencia, deja a los medios en la difícil posición de tratar de determinar cuándo se les está informando con exactitud y veracidad.

Tradicionalmente, cuando un portavoz no está seguro de lo que piensa su jefe, suele responder con un "tengo que revisar eso y luego les informo". No responde lo que se quiere saber, pero no distrae ni se convierte en la noticia.


Estos son algunos posibles sucesores para dirigir el FBI tras el abrupto despido de James Comey

Loading
Cargando galería
Publicidad