null: nullpx

Karen Handel gana la elección especial en Georgia y le arrebata a los demócratas una simbólica victoria

La republicana logró mantener para su partido el escaño correspondiente al 6to. distrito de Georgia. Karen Handel se proclamó vencedora de unos comicios que se plantearon como una suerte de referendo sobre Donald Trump.
21 Jun 2017 – 9:30 PM EDT

La republicana Karen Handel se proclamó este martes vencedora en la elección especial por el sexto distrito de Georgia que disputó con el demócrata Jon Ossoff, lo que puso fin a la posibilidad de que una derrota republicana marcara una especie de referendo sobre la gestión de Donald Trump fuertemente golpeado en los sondeos.

Con el 100% de los votos escrutados, Handel se hizo con el 52.6% de los apoyos frente al 47.4% de Ossoff y reemplazará en la Cámara de Representantes del Congreso a Tom Price, nombrado secretario de Salud por Donald Trump.

Handel proclamó su victoria en un discurso en el que agradeció al presidente Donald Trump, al vicepresidente Mike Pence y recordó al congresista Steve Scalise que fue víctima de un tiroteo la semana pasada. "Hasta la vista", dijo la recién elegida congresista al recordar que Scalise le llamaba "Terminator".

El propio presidente salió a felicitar a la nueva legisladora republicana incluso antes de que ella reconociera la victoria: "Felicidades a Karen Handel por su gran victoria en el 6to distrito de Georgia. Un trabajo fantástico. ¡Estamos todos muy orgullosos de ti!", escribió en su cuenta de Twitter.


La elección se había planteado como una suerte de referendo sobre los primeros meses de Donald Trump en la Casa Blanca.

Con su victoria, Karen Handel mantiene un distrito electoral que está en manos republicanas desde 1979, aunque lo logró por el menor márgen de las últimas cuatro décadas, unos cinco puntos porcentuales en un circuito en el que los republicanos solían contar con ventajas del 30%.

El candidato demócrata, Jon Ossoff, salió en torno a las 10:30 de la noche a ofrecer un discurso en el destacó que libró una batalla difícil, pero que, a su juicio, muestra que hay esperanza: "Le mostramos al mundo que en lugares donde nadie pensaba que era posible ni siquiera luchar, pudimos luchar", afirmó. "Y la batalla continúa".


Estas han sido las elecciones para el Congreso más costosas de la historia del país, algo que da una idea de la relevancia de la votación. Ambos candidatos, sus comandos y grupos que les apoyaron, gastaron casi 60 millones de dólares en la campaña.

Ossoff estuvo cerca de lograr el triunfo en primera vuelta en abril, pero solo obtuvo el 48,2% de los votos, menos de dos puntos por debajo del mínimo necesario.


En las elecciones de noviembre, el hoy secretario de Salud Tom Price retuvo con casi el 62% de los votos un escaño que detentaba desde 2004. Pero en la primera vuelta de la elección para elegir a su sustituto,

Para los demócratas, el sexto distrito de Georgia era la vitrina con la que querían mostrar a sus seguidores que había una cambio de ánimo en el país que les permitirá ganar los 24 puestos que necesitan para hacerse con el control del Congreso en 2018, cuando se realicen las elecciones de medio término.

La derrota, sin importar lo cerrada que sea o la sorpresiva pelea que haya logrado presentar Ossoff en un distrito tradicionalmente conservador, puede tener el efecto contrario y, acumulada con las recientes pérdidas en Montana y Kansas, podría desinflar el ánimo de los liberales y complicar las perspectivas para el próximo año.


En fotos: Así fueron las elecciones más caras de la historia del Congreso de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés