null: nullpx

'Oprah 2020', una potencial candidata que hasta al propio Donald Trump le habría gustado

La presentadora ofreció un poderoso discurso en la ceremonia de los Globos de Oro en el que muchos vieron a una posible candidata para luchar contra Trump. Lo que proyecta Winfrey es tan poderoso que hace un par de décadas, el actual mandatario deslizó que Winfrey sería una excelente compañera de fórmula.
8 Ene 2018 – 2:09 PM EST

El emotivo y esperanzador discurso que Oprah Winfrey ofreció en la ceremonia de los Globos de Oro no solo dejó a los presentes de pie y emocionados, sino que provocó que un gran número de personas en redes sociales se lanzaran a pedirle que se presente a las elecciones presidenciales de 2020.

Lo que proyecta Winfrey es tan poderoso que hace ya unos 20 años, cuando el actual mandatario Donald Trump coqueteaba con una posible candidatura presidencial, consideraba a la presentadora como una excelente compañera de fórmula.

"Hay un nuevo día en el horizonte y cuando finalmente amanezca ese nuevo día será gracias a muchas mujeres", clamó la presentadora y actriz entre aplausos al recoger el premio Cecil B. de Mille el domingo en la noche. Pero sus palabras, que fueron un alegato contra el acoso sexual y el fin de los "hombres poderosos y brutales" hizo que muchos vieran en ella la perfecta candidata demócrata para lanzarse contra Trump para luchar por la Casa Blanca en 2020.

Hasta ahora, la presentadora y famosa activista no había mostrado realmente su interés por ser la primera presidenta afroamericana de Estados Unidos. En el pasado, solo jugó con esa idea cuando en una entrevista sostuvo que el inesperado triunfo de Trump le llevó a repensar la posibilidad de sentarse en el Despacho Oval: "Nunca consideré la cuestión ni siquiera como una posibilidad... pensaba que no tenía la preparación suficiente".

Winfrey, entonces, señaló que ella había pensado que no tenía las credenciales suficientes para convertirse en jefa de Estado pero la elección del actual mandatario le hizo cambiar de idea "porque está claro que no se necesita experiencia en gobierno para ser el presidente de EEUU".

Para aumentar aún más la especulación sobre sus intenciones, este lunes dos amigos cercanos a la empresaria afirmaron a CNN que está "pensando activamente" trabajar para que su nombre esté en la boleta de las próximas presidenciales.

Pese a que una de las fuentes, que prefirió hablar de manera anónima, dijo que numerosas personas del entorno de Oprah están animándola a dar el paso, ella aún no lo tiene decidido.

En todo caso, todavía tiene tiempo para reflexionar sobre ello: la carrera de las primarias demócratas no comenzará hasta que hayan finalizado las elecciones de medio termino de 2018, aunque es tradición que los posibles candidatos vayan dando pistas, como la publicación de libros o multipliquen su presencia en los medios.

Pero Oprah ya tiene un gran camino ganado. Es una de las figuras mediáticas más conocidas del país y es ampliamente respetada por su trayectoria. Es más, en una encuesta publicada en marzo de 2017 por Public Pollicy Polling, casi la mitad de los estadounidenses tenían una buena percepción de su imagen, muy superior a los que no (49 frente a 33 por ciento). Por si fuera poco, dicho estudio apuntaba que un eventual enfrentamiento entre ella y Trump se saldaría con su victoria por más de siete puntos (47 a 40).

Su nombre, además, se ha colado durante años entre las mujeres más admiradas, según Gallup, quedando en el 2017 en tercera posición, solo detrás de Hillary Clinton y Michelle Obama.

Por eso, muchos vieron en su estudiado discurso de este domingo el primer paso hacia su carrera política. "No creo que tenga ninguna intención (de anunciarlo), pero ahora no tiene otra posibilidad (que presentarse)", dijo tras la ceremonia la actriz Meryl Streep, una de las figuras de Hollywood más críticas con el presidente Trump, en una entrevista con The Washington Post. "Yo quiero que ella se presente como presidenta", remarcó.

Muchos de sus compañeros secundaron su deseo en las redes sociales, al que se añadieron el de miles de personas anónimas que han visto en Oprah una seria contrincante para Trump.




Este lunes ya había en Twitter aproximadamente 10 cuentas con el título "Oprah for President". Pero junto con estos deseos, también comenzaron los ataques de sus detractores que resucitaron una foto de ella con Harvey Weinstein, el productor de Hollywood protagonista de un gran número de casos de acoso y abuso sexual y cuyo caso lanzó el movimiento #Metoo, que ella misma apoya.


Si finalmente ella decidiera lanzarse y ganara las primarias demócratas y Trump fuera su rival republicano, sería una curiosa competencia, no solo porque se trataría de dos candidatos surgidos del seno del mundo del entretenimiento y no de la política, sino porque el actual presidente dijo en una entrevista hace unos 20 años que elegiría como compañera de una eventual fórmula presidencial justamente a... Oprah Winfrey.

"Oprah, me encanta Oprah. Oprah sería siempre mi primera elección (...) ella es una gran mujer (...) ella es maravillosa, es popular", contestó resuelto Donald Trump al entrevistador Larry King.

De todas maneras, si el discurso de anoche era una manera de tomar la temperatura de las aguas políticas, no se puede decir que sea la primera vez que Winfrey se sumerge en ellas. Dada su fama, su apoyo fue ampliamente requerido por candidatos demócratas en pasadas elecciones. En 2008 respaldó públicamente a Barack Obama y en 2016 se puso al lado de Hillary Clinton.

Fue durante la última elección presidencial cuando ella afirmó que el país debía elegir a la primera mujer presidente: "Estados Unidos, es hora de que tomemos esa decisión". El fracaso de la demócrata podría, eventualmente, darle la posibilidad de ser la protagonista de su propio deseo, aunque por ahora solo ella sabe si tiene intención de intentarlo.

Estos son algunos famosos que quisieran tener un 'rol presidenciable' en 2020

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés