null: nullpx

¿Republicanos y comunistas? Una valla muestra la ira contra Trump tras la cumbre con Putin

La reunión entre Trump y Putin en Helsinki dejó muy molesta a una residente de Colorado, quien decidió contratar una valla publicitaria para desahogar la frustración que dice haber sentido por lo que considera que son las tendencias "soviéticas" de la actual Casa Blanca.
29 Jul 2018 – 11:45 AM EDT

Es irónico que la dinámica política en EEUU permita que alguien identifique el Partido Republicano con los símbolos de la desaparecida Unión Soviética, el imperio comunista del que los conservadores se precian de haber ayudado a derribar con su adalid, el presidente Ronald Reagan (1981-1989).

Sin embargo, en Grand Junction, Colorado, una valla publicitaria establece justamente ese impensable vínculo entre el comunismo y el también llamado Gran Viejo Partido (GOP, por sus siglas en inglés).

Por encargo de una residente de la ciudad, la ‘O’ de ‘GOP’ ha sido sustituida por la estrella, hoz y el martillo de la bandera soviética en la valla publicitaria de fondo rojo y letras negras, como manera de airear su frustración por lo que considera la sospechosa conducta del presidente Donald Trump con Rusia y su presidente Vladimir Putin.

Anne Landman, una conocida activista y bloguera liberal de la zona, explicó al diario local The Daily Sentinel que la idea se le ocurrió luego de la cumbre entre Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki a mediados de julio, que muchos criticaron por la excesiva deferencia que consideran que mostró el estadounidense a su colega ruso, pese a las evidencias de la interferencia de Moscú en las elecciones de 2016.


Para Landman, tildar de comunista al Partido Republicano no resulta tan descabellado y en un intercambio de correos electrónicos con Univision Noticias se respaldó en la carta que el senador republicano por Wisconsin Ron Johnson envió al presidente criticando por “soviética” la recién anunciada iniciativa de la Casa Blanca de dar subsidios de hasta 12,000 millones de granjeros afectados por la guerra comercial que el mismo Trump desató con China y otros países.

“El presidente Trump junto a Putin respaldando su afirmación de que no hubo interferencia rusa en nuestras elecciones, diciendo que era una ‘oferta increíble’ la sugerencia de Putin de entregar a diplomáticos estadounidenses para ser interrogados en Rusia y culpando a EEUU por el hackeo ruso de las elecciones, o alabando dictadores como Kim Kong Un (de Corea del Norte) y Rodrigo Duterte (de Filipinas) mientras insulta a nuestros aliados tradicionales y llama “enemigo” a Europa indica que Trump tien tendencias autoritarias y activa la señal de emergencia de que está llevando al país por el camino equivocado”, explica Landman.

Además, la activista asegura que la crisis de la separación de familias en la frontera bajo la cuestionada política de ‘tolerancia cero’ que por varias semanas aplicó el gobierno (hasta que la presión de la opinión pública y la acción de los tribunales le forzó a dar marcha atrás) también fue determinante.

“El secuestro de niños por parte del gobierno de EEUU de sus padres en la frontera verdaderamente me abrió los ojos. Eso viola los derechos humanos y civiles por los que hemos luchado tan duramente y que este país defiende. Es apabullante y no lo que representa EEUU. Alguien tiene que decir algo”, asegura Landman.


El costo de la valla es de 265 dólares por semana, un pago que cubrió Landman, quien asegura que ha recibido donaciones que permitirán mantenerla por un tiempo más e incluso contratar otras más que se muestren hasta las elecciones de noviembre.

“Un donante anónimo ha pagado para que la valla esté desplegada hasta las elecciones”, explicó a Univision Noticias

“Hasta ahora he recibido más de 4,000 dólares en contribuciones y he contratado dos vallas más. Gastaré todo lo que reciba en los avisos”, explicó Landman a Univision Noticias

Trump ganó la ciudad de Grand Junction con el 52,5% de los votos en 2016. Y el condado de Mesa, donde está ubicada, votó en 64% por el candidato republicano.

Landman, de 61 años, asegura que los liberales de la zona se han sentido intimidados y espera que la valla ayude a movilizarlos para las elecciones de mitad de período.

El diseño de la valla es de Mad Dog PAC, un comité político que recurre principalmente a este tipo de anuncios para promover sus críticas al presidente Trump, los republicanos y la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Es cierto es que, bajo el control de Trump, el Partido Republicano parece haber abandonado varias de las que eran sus posiciones características, como la defensa del libre comercio y los acuerdos comerciales, la hostilidad a Moscú y todo lo ruso, y hasta exhibe cierta tolerancia con las denuncias de conducta sexual inapropiada de su máximo líder.


En fotos: La reunión privada entre Vladimir Putin y Donald Trump en Helsinki

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés