La apasionada intervención en el Congreso de un agente del FBI defendiendo sus mensajes donde atacó a Trump

Peter Strzok fue parte fundamental en el inicio de la investigación sobre el Rusiagate por lo que los republicanos lo han criticado. Al defenderse dijo: "Voy a ser claro, inequívocamente y bajo juramento: en ninguna ocasión en mis 26 años defendiendo a mi nación, mis opiniones personales impactaron cualquier decisión oficial que tomé".

El agente del FBI Peter Strzok, criticado por políticos republicanos por la manera en que se refirió en mensajes de texto al presidente Donald Trump cuando era candidado, rechazó apasionadamente las acusaciones en su contra de que usó sus opiniones políticas cuando estuvo al frente de la investigación inicial sobre el 'Rusiagate' con el fin de afectar negativamente a la Casa Blanca.

"Voy a ser claro, inequívocamente y bajo juramento: en ninguna ocasión en mis 26 años defendiendo a mi nación, mis opiniones personales impactaron cualquier decisión oficial que tomé", dijo claramente molesto Strzok a los representantes que lo interrogaron este jueves buscando determinar si la investigación del FBI ha estado políticamente motivada a la hora de determinar si hubo cooperación entre la campaña electoral de Trump y Rusia para afectar los resultados de los comicios de noviembre de 2016.

El agente de contrainteligencia está siendo interpelado porque en correos y mensajes de texto con una abogada de la agencia, que en ese entonces era su novia, llegó a calificar de estúpido al entonces candidato republicano, aunque en otros mensajes también criticó a Hillary Clinton y al entonces presidente Barack Obama.


Sin embargo, en su intervención más contundente este jueves en el Congreso, el agente fue claro en torno a las razones por las cuales criticó y se refirió a Trump en la manera en que lo hizo.

Strzok dijo que sus críticas al ahora presidente se hicieron en el contexto de "los insultos de Trump a la familia inmigrante de un héroe de guerra muerto" en su acto de cierre de campaña.

"En mi interpretación, basada en esa horrible y desagradable conducta (creí) que el pueblo estadounidense no eligiría a alguien de presidente con ese comportamiento".

El agente también defendió la investigación del Rusiagate y a la agencia de inteligencia en la que trabaja:

"Hay que entender el contexto en el que yo mandé esos mensajes de texto", dijo para luego agregar: "Le puedo asegurar que en ningún momento estos textos sobre mis creencias personales interfirieron en cualquier decisión que haya tomado. Y algo más, esto no es solo sobre mí, no tiene que creerme", dijo al congresita republicano Trey Gowdy que fue uno de los que más intentó descalificar al agente del FBI.

"En cada paso en cualquier investigación hay múltiples niveles de personas sobre mí: el director asistente, el subdirector asistente, el subdirector y el director del FBI; gente debajo de mí: jefes de sección, supervisores, agentes asignados a casos, analistas, todos involucrados en estas decisiones... ellos no tolerarían cualquier conducta impropia mía, al igual que yo no toleraría ninguna de ellos. Eso es lo que somos en el FBI y la sugerencia de que yo de alguna manera en una oficina oscura dentro del FBI afecté todos estos procedimientos y salvaguardas es sorprendente para mí. Simplemente no pudo ocurrir y la opinión de que algo sucede y pudo ocurrir dentro del FBI corroe profundamente lo que el FBI es dentro de la sociedad estadounidense y la efectividad de su misión y es profundamente destructivo", aseveró visiblemente molesto el agente Strzok.

Se trata de la primera vez que el agente habla públicamente desde que un sector del Partido Republicano intentó descalificarlo por llamar estúpido a Trump.


"Entiendo que vivimos en una era política en la cual los insultos e insinuaciones afectan la honestidad y la integridad", dijo Strzok para luego agregar: "Tengo el más alto respeto por el papel supervisor del Congreso, pero creo verdaderamente que la audiencia de hoy es solo otra ganancia política para (el presidente de Rusia, Vladimir) Putin y otra meta ganada en la campaña de nuestros enemigos para destruir a Estados Unidos".

De la misma manera concluyó:

"Para alguien que ama este país y defiende sus ideales, es profundamente doloroso verlo y, peor aún, ser parte de eso".

Pese a que al conocerse estos mensajes de texto y conversaciones de Strzok con la abogada el fiscal especial de la investigación del Rusiagate, Robert Mueller, sacó de la investigación a Strzok, su publicación dio munición a los críticos del trabajo del fiscal especial y algunos republicanos han mostrado su deseo de que debe nombrarse un segundo fiscal especial para supervisar el trabajo de Mueller.

Sin embargo, Strzok también jugó un papel relevante en la investigación sobre el servidor privado de los correos electrónicos de la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton, destapando irregularidades sobre el manejo de información clasificada usando una plataforma que no es la del Departamento de estado, algo que violó los procedimientos.

Por casos como los del agente Peter Strzok, el presidente Trump ha criticado desde el inicio que se investigue la trama rusa y ha afirmado que él vive una "caza de brujas".

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FBICongreso de EE.UU