null: nullpx
Coronavirus

Jared Kushner se estrena en el equipo del coronavirus de la Casa Blanca y le llueven críticas

El yerno del presidente Donald Trump, y su asesor, hizo declaraciones que para algunos deja en evidencia que carece de las credenciales para integrar el equipo que lucha contra la pandemia.
3 Abr 2020 – 04:57 PM EDT
Comparte
Jared Kushner, asesor y yerno del presidente Donald Trump, habla con reporteros el jueves 2 de abril del 2020 en la sala de prensa de la Casa Blanca, acompañado de Trump y de vicepresidente Mike Pence. Crédito: MANDEL NGAN/AFP via Getty Images

La comparecencia ante los medios de Jared Kushner generó el viernes un coro de críticas contra el presidente Donald Trump por haber incluido a su yerno en el equipo gubernamental encargado de manejar la pandemia del corononavirus pese a que este no tiene credenciales médicas, epidemiológicas ni siquiera gerenciales.

La designación de Kushner y de su esposa Ivanka la hija mayor de Trump, como asesores presidenciales despertaron críticas desde la llegada de Trump a la Casa Blanca en 2017 por considerarlo un caso flagrante de nepotismo en las más altas cúpulas del poder.

Además, Trump ha puesto a su yerno a manejar los más diversos y disímiles temas: desde las relaciones con México y China (antes de embarcarse en la guerra comercial con ambos países) hasta las relaciones con Arabia Saudita y el plan de paz para el Medio Oriente. El presidente confía en la versatilidad del esposo de su hija.

Pero cuestionamientos más recientes por su rol durante la crisis del coronavirus quedaron a la vista durante la conferencia de prensa ofrecida el jueves en la Casa Blanca por el equipo encargado de manejar la crisis, cuando un reportero le preguntó a Kushner su opinión sobre reportes de prensa que lo describen a cargo de un "equipo fantasma".

Kushner respondió que está dedicado a gestionar la cadena de suministros médicos desde el gobierno federal a petición del vicepresidente Mike Pence, con quien dijo comunicarse entre cinco y diez veces diarias.

"Si algunas presonas te están hablando, eso significa que probablemente no están informados sobre o que pasa", agregó Kushner esbozando una ligera sonrisa.

Acto seguido, Trump se acercó al micrófono para darle un espaldarazo a su yerno desde el podio de la sala de prensa de la Casa Blanca.

"Las fuentes no existen. Son personas ficticias. Muchas fuentes ficticias por ahí. No existen. Leo sobre ellas, durante mucho tiempo he estado leyendo. Muchas de ellas, fuentes ficticias. No existen", dijo Trump dirigiéndose al reportero que había formulado la pregunta y poniendo en duda, como suele hacer, que los periodistas realmente cuenten con fuentes de información.

Cargando Video...
Gobierno Trump estudia ordenar el uso de mascarillas para contrarrestar la propagación del coronavirus

La fuerza "paralela"

Vanity Fair pubicó esta semana un reportaje según el cual Kushner "sigue siendo un actor central en el West Wing (la sección de la Casa Blanca que alberga las oficinas presidenciales), encabezando un equipo fantasma para manejar el coronavirus más poderoso que el grupo oficial encabezado por Pence".

La revista relató -sin identificar a sus fuentes- que Kushner ha culpado al secretario de Salud Alex Azar por las críticas dirigidas a Trump y ha calificado como "alarmista" al gobernador de Nueva York Andrew Cuomo por decir que a su estado le faltaban 30,000 respiradores.

Los medios de comunicación tradicionales suelen conceder anonimato a sus fuentes para que esas personas se sientan más cómodas y compartan información de interés público aún si no están autorizados a conversar con periodistas.

Los reportajes que citan a fuentes sin identificar no necesariamente están inventando personas ficticias, como aseveró Trump.

Algunos comentarios de Kushner le valieron críticas específicas.

Ante las quejas de gobernadores y funcionarios hospitalarios sobre la lentitud del gobierno de Trump para suministrar equipo médico adicional para atender al creciente número de pacientes aquejados con las enfermedades respiratorias covid-19, Kushner respondió que "la reserva federal (de equipos médicos) se supone que sea nuestra reserva, no se supone que sea una reserva para que los estados puedan usarla".

Pero la Reserva Nacional Estratégica, un órgano adscrito al Departamento de Salud, señala claramente en su sitio web que su función es "complementar los suministros locales y estatales durante emergencias de salud pública".

El representante demócrata Ted Lieu escribió en Twitter que la reserva federal "está reservada para todos los estadounidenses residentes en nuestros estados, no solo para los empleados federales".


Ante la pregunta de una reportera sobre por qué Kushner se refirió a "nuestra reserva", Trump respondió el viernes que su yerno se había referido a "nuestro pa´´ís, está hablando sobre el gobierno federal. Y a los estados, porque los estados son parte del país".

Inmediatamente después Trump reprendió a la reportera por "intentar que suene como algo tan malo. Usted debería sentir verguenza. Usted hizo una pregunta en un tono muy hostil".

En otro pasaje de su intervención el jueves, Kushner relató cómo realizó varias llamadas para lograr la entrega de un cargamento de máscaras médicas N95 a hospitales de Nueva York después de que Trump lo llamase y le dijera que "amigos en Nueva York le decían que al sistema hospitalario público de Nueva York se le estaban agotando los insumos críticos".

El editor jefe de CNN Chris Cillizza escribió que proceso descrito por Kushner favoreció en esta ocasión a Nueva York, pero "probablemente no es el modelo que queremos seguir en cuanto a las mejores pr´ácticas sobre cómo distribuir insumos médicos escasos".

La representante demócrata Carolyn Maloney, presidenta del Comité de Supervisión de la Cámara Baja, dijo el jueves que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) ha suministrado apenas una fracción de los insumos requeridos por cinco estados y el Distrito de Columbia.

Al difundir documentos elaborados por esa agencia federal, Maloney señaló que hasta el 30 de marzo FEMA había entregado solamente 445,000 máscaras N95 pese a haber recibido un pedido de 5,2 millones y 991,000 pares de guantes pese a haber recibido un pedido por 194 millones.

La congresista agregó que Delaware, Maryland, Pennsylvarina, Virginia, Virginia Occidental y el Distrito de Columbia no habían obtenido ni uno de los 15,000 sacos para cadáveres que habían pedido.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés