Israel considera que la resolución de la ONU sobre las colonias es "sesgada y vergonzosa"

El primer ministro israelí reaccionó este sábado a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU con la que le exigen detener la construcción de asentamientos en territorios palestinos. Aseguró que reevaluará sus relaciones con la organización y culpabilizó al gobierno de Obama.
24 Dic 2016 – 2:44 PM EST

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dio a conocer este sábado su primera reacción luego de la unánime votación del Consejo de Seguridad de la Organización Naciones Unidas (ONU) con la que solicitó a Israel el cese de la construcción de asentamientos israelíes en territorios palestinos.

Es "sesgada y vergonzosa, pero lo superaremos", aseguró Netanyahu. "Es un golpe anti-israelí", dijo al responsabilizar al gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. "Eso necesitará tiempo, pero esta decisión será anulada", agregó durante una ceremonia retransmitida en la televisión israelí.

El primer ministro además pidió a su ministro de Relaciones Exteriores "reevaluar" en un mes todos los compromisos de Israel con la ONU y la presencia de sus funcionarios en el país, ordenó retirar el financiamiento por más de 7 millones de dólares a proyectos de la ONU y advirtió que anunciará más medidas.

La resolución de la ONU fue aprobada este viernes. Asegura que las edificaciones amenazan la viabilidad de una solución entre ambos estados e insta a israelíes y palestinos a volver a las negociaciones. Además, reafirma la ilegalidad de los asentamientos israelíes en terrenos ocupados, incluido Jerusalén oriental. La resolución condena la "incitación palestina a la violencia" y todo tipo de acto extremista.

De los 15 países miembros que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, la medida fue aprobada con 14 votos a favor y la abstención de EEUU. Se trata de la primera vez en décadas que este organismo de la ONU aprueba una resolución crítica sobre los asentamientos.

Y la abstención de Estados Unidos refleja la posición de la administración de Barack Obama sobre el crecimiento de estas construcciones israelíes en tierras palestinas, a las que considera un obstáculo para la paz.

Durante la sesión del viernes, Samantha Power, embajadora de EEUU en la ONU, explicó la abstención en la votación de la resolución contra Israel al asegurar que "EEUU no está de acuerdo con todas las palabras que están en la medida", aunque recalcó que el texto "refleja los hechos que están sucediendo en el terreno".

La reacción de Israel ante la resolución se explica en que desde la época de la presidencia de Jimmy Carter (1977 a 1981), el compromiso estadounidense se centró en que "no se dictaban los términos de la paz en Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU", descargó Netanyahu este sábado.

Publicidad