null: nullpx

El tuit "sexista” con el que Trump atacó a la senadora Gillibrand por pedir su renuncia

El presidente escribió que la demócrata por Nueva York "haría cualquier cosa" por asegurar fondos de campaña, luego de que ella y un grupo de senadores pidieran una investigación de las acusaciones de acoso sexual contra el presidente.
12 Dic 2017 – 5:14 PM EST

El presidente Donald Trump atacó este martes a la senadora demócrata Kirsten Gillibrand, quien le pidió la renuncia el lunes al asegurar que creía en las denuncias de las mujeres que lo acusan de acoso sexual. Él le respondió con un tuit en el que señala que ella "haría cualquier cosa" por recibir donaciones para su campaña y entonces despertó una condena entre los demócratas.

"La senadora peso ligero Kirsten Gillibrand, una lacaya total de Chuck Schumer y alguien que vendría a mi oficina 'suplicando' por fondos de campaña (y que haría cualquier cosa por ellos), ahora está en el cuadrilátero peleando contra Trump", escribió el mandatario en su cuenta de la red social.

La senadora por Nueva York no tardó en responderle su ataque en un breve mensaje de Twitter: "No me puede silenciar ni a mí ni a las millones de mujeres que han cruzado los límites para hablar de la incapacidad y vergüenza que has traído a la Oficina Oval".

Para Gillibrand, que habló poco después en una conferencia de prensa, la respuesta del mandatario de Estados Unidos tiene un "tono sexista" y es "parte de los esfuerzos del presidente por insultar (...) y silenciarme". Su ayudante reconoció que ella se reunió con Trump en la oficina del entonces magnate inmobiliario años atrás y en presencia de su hija Ivanka.


En la acostumbrada rueda de prensa diaria de la Casa Blanca, la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders defendió al mandatario. "No hay forma en que sea visto como sexista", dijo. "Creo que solo si tu mente está podrida lo puedes leer de esa manera (...) Él ha usado esa terminología muchas veces en referencia a los hombres".

La ofensiva de Trump ocurre luego de la petición de la demócrata para que Trump sea investigado y de que al menos seis senadores demócratas le pidieran la renuncia. Pero se da también un día después de que tres de las mujeres que lo acusaron de acoso sexual durante la campaña presidencial revivieran sus historias como parte del creciente malestar por el aumento de casos de agresiones sexuales que involucran a decenas de hombres de la política y el entretenimiento.

Una reacción en cadena

No fue solo Gillibrand quien reaccionó. La combativa senadora demócrata Elizabeth Warren le preguntó al mandatario si su ataque era un intento de "acosar, intimidar y avergonzar" a Gillibrand. "¿Sabes con quién estás buscando una pelea?", le preguntó. "Buena suerte", le dijo.

Lo que Trump tuiteó "es grotesco, me dejó sin respiración y representa la conducta de una persona que no tiene las cualidades para ser presidente de los Estados Unidos", dijo, de su parte, la representante demócrata Jackie Speirer en una conferencia de prensa.

El senador republicano por Oklahoma James Lankford aseguró en un comunicado que "el diálogo respetuoso y los desacuerdos dan un mejor ejemplo para nuestros niños y el mundo. Nuestros líderes deben enfocarse en los problemas, no en los ataques personales".

Y más alla de los partidos políticos, también se escucharon las críticas contra la reacción de Trump. Gretchen Carlson, exreportera del canal de noticias Fox 5 y quien demandó por acoso sexual al presidente de la cadena, Roger Alies, le preguntó al presidente qué quiso sugerir con su tuit. "El acoso sexual es apolítico. Las mujeres no deben ser silenciadas, no importa el partido al que pertenecen. Punto", escribió en Twitter.

Este lunes, el representante demócrata por Florida Lois Frankel aseguró que en su partido revisan un "proceso justo" para que las denuncias de acoso contra el mandatario sean revisadas de forma que se le permita dar una explicación.

Por la tarde este martes, ya eran más de 100 los demócratas los que pedían una investigación contra el presidente Trump. Pero el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell se negó a admitir si el Congreso tomaría cartas en el asunto. Y aunque el líder de la minoria en la Cámara Alta, el demócrata Charles Schumer, consideró los ataques de Trump "asquerosos" e "impropios", se negó a apoyar las voces de los miembros de su partido que exigen se abra una investigación.

Trump, Moore, Franken, Weiner y otros nueve casos de acoso sexual que sacudieron la política en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés