null: nullpx

Despedido el fiscal que se negó a dimitir tras la orden de Trump de cese de 46 procuradores

Preet Bharara, fiscal de Nueva York, anunció en Twitter que había sido destituido después de rebelarse contra la orden del Departamento de Justicia que solicitaba la dimisión fulminante a 46 procuradores federales nombrados por Barack Obama.
11 Mar 2017 – 01:59 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Preet Bharara, fiscal de Nueva York nombrado por Barack Obama, informó que fue cesado este sábado desde su cuenta de Twitter. "No presenté mi dimisión. Hace unos momentos fui despedido", confirmó Bharara, quien añadió que este trabajo "será siempre el mayor honor de mi vida profesional".

La confirmación de Bharara llegó después de que se negara a dimitir pese a la orden del Departamento de Justicia que exigió este viernes la renuncia de 46 fiscales federales designados por la anterior administración demócrata.

La solicitud pilló por sorpresa a Bharara quien, según CNN, había recibido la confirmación de que continuaría en su puesto tras reunirse con el presidente en noviembre. La televisión afirma que, tras el encuentro, el mismo Trump invitó al fiscal a salir ante los medios y decir que "fui yo quien te pidió que te quedaras".

Bharara es un reconocido fiscal que se ha ganado la fama de independiente gracias a su manejo de casos de terrorismo internacional, corrupción, narcotráfico o fraudes bursátiles en Wall Street con los que ha llevado a la cárcel a varios banqueros.

En la actualidad, su oficina trabaja en un caso contra un alto miembro del gobierno del gobernador demócrata de Nueva York, Andrew M. Cuomo, y supervisa una investigación contra gente cercana al alcalde de la ciudad, el también demócrata Bill de Blasio.

Un líder republicano del Senado en Nueva York, Brian Kolb, celebró la decisión de Bharara en Twitter señalando que "está haciendo el trabajo para el que fue elegido".

Los presidentes estadounidenses suelen ordenar a funcionarios de confianza que renuncien cuando asumen el cargo, pero en este caso la medida ha causado polémica en Washington al tratarse de una dimisión inmediata en bloque de los fiscales.

En la noche del mismo viernes, los fiscales de plazas destacadas como Nueva Jersey, Rhode Island, Minnesota y Arkansas, ya habían anunciado públicamente sus dimisiones.

El fiscal general, Jeff Sessions, solicitó "a los 46 fiscales federales designados por el presidente (anterior) presentar sus renuncias con el fin de asegurar una transición uniforme", señaló la portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores, en declaraciones recogidas por AFP.

Los fiscales se mantendrán en el cargo hasta que se produzcan los nuevos nombramientos señaló Isgur en un comunicado.

"Hasta que los nuevos fiscales sean confirmados, la dedicada carrera de nuestros fiscales continuarán el magnífico trabajo del departamento para investigar, procesar y disuadir a los delincuentes más violentos".

Otro portavoz del Departamento de Justicia, Peter Carr, señaló el viernes en la noche que Trump pidió al fiscal de Maryland, que fue nombrado por George W. Bush y se mantuvo en el puesto durante toda la administración de Obama, que permanezca, según recoge The New York Times.

El diario neoyorquino también recuerda que cuando asumió como fiscal general Janet Reno en 1993, poco después se solicitaron las dimisiones de los fiscales federales nombrados por el presidente George H.W. Bush. En ese momento, Sessions era el fiscal federal para para el Distrito Sur de Alabama.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés