null: nullpx

Este congresista dijo que nadie muere por no tener seguro de salud: las cifras dicen otra cosa

El congresista hispano Raúl Labrador fue abucheado por decir que "nadie se muere por no tener acceso a la sanidad". Pero estudios muestran que cada año decenas de miles de estadounidenses pierden la vida por ese motivo.
7 May 2017 – 1:34 PM EDT

El congresista hispano republicano Raúl Labrador fue abucheado por sus propios electores cuando dijo el viernes que "nadie se muere por no tener acceso a la salud" durante un evento estilocabildo abierto en su distrito de Idaho.

En un video del evento se escucha a una persona entre el público que le interrumpe: "Usted está obligando a las personas en Medicaid a aceptar la muerte".

"Nadie quiere que alguien muera", respondió Labrador. "Esa afirmación es tan indefendible... nadie muere porque no tienen acceso a la atención médica".

El comentario fue respondido por una ensordecedora pitada y en redes sociales Labrador fue objeto de un torrente de ataques. Más tarde explicó en su página oficial en Facebook que su comentario "no fue muy elegante".

Se excusó diciendo que se estaba refiriendo a que es ilegal rechazar a un enfermo grave en las salas de emergencias a causa de su incapacidad para pagar.


"Yo estaba respondiendo a una falsa noción de que el plan de salud republicano hará que la gente muera en las calles, que rechazo por completo". El incidente se produce después de que los republicanos aprobaran el jueves en la Cámara Baja el plan de salud impulsado por el presidente Donald Trump que hará que 24 millones de personas pierdan su seguro en 2026, según la estimación de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Pero más allá de su excusa, hay numerosos estudios que estiman que cada año mueren en EEUU decenas de miles de personas "por falta de atención médica".

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard estimó en 2009 que en 2005, antes de que se aprobara Obamacare, murieron aproximadamente 44,789 estadounidenses de entre 18 y 64 años por no tener un seguro de salud.

En 2002, el Instituto de Medicina (OIM) había estimado que 18,000 estadounidenses murieron en 2000 porque no tenían seguro médico.

En otro estudio, Stan Dorn, un investigador del Urban Institute, concluyó que 22,000 personas murieron en 2006 por ese motivo.

Críticos de estos estudios han cuestionado su metodología, pero lo cierto es que es imposible saber la cifra exacta porque el gobierno federal no publica datos al respecto. Lo que es incuestionable es que los no asegurados a menudo retrasan o se abstienen de exámenes y tratamientos para el cáncer o enfermedades crónicas y carecen de acceso a medicamentos que tratan condiciones como la hipertensión o el VIH.

En efecto, como dice Labrador, los no asegurados no son rechazados en las salas de emergencias, pero para entonces es demasiado tarde para muchos de ellos.


En fotos: los mensajes de los estadounidenses en rechazo a Trumpcare

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Política

Más contenido de tu interés