null: nullpx

"Salarios de morirse de hambre": Bernie Sanders critica a Walmart en plena reunión de los accionistas de la multinacional

Sanders se presentó a la reunión como representante de un empleado y en su nombre pidió que la compañía subiera el salario mínimo a 15 dólares la hora. Fue aplaudido, pero inmediatamente después de su intervención, una ejecutiva de la corporación se apresuró a rechazar públicamente la propuesta.
6 Jun 2019 – 5:16 AM EDT

El candidato a las primarias demócratas, Bernie Sanders, asistió este miércoles a la reunión anual de accionistas de la cadena Walmart en Arkansas, en donde presentó una propuesta de incluir a los trabajadores del gigante minorista en la junta directiva y aumentar su salario a un mínimo de 15 dólares la hora.

Sanders fue invitado a hablar en el encuentro como representante de Cat Davis, empleado de Walmart y líder del grupo "Unidos por el respeto", que vela por los intereses de los trabajadores. La petición que hizo Sanders era una propuesta de Davis a la empresa y fue recahazada en una votación esa misma tarde.

Pero después de dar el discurso formal para presentar las demandas de Davis, haciendo uso de los tres minutos que le fueron asignados, Sanders hizo declaraciones aún más duras con la compañía:

"El problema con el que nos enfrentamos hoy es bastante simple", dijo Sanders. “Walmart es el empleador privado más grande de Estados Unidos y es propiedad de la familia Walton, la familia más rica de Estados Unidos, con un valor aproximado de $175 mil millones. Y sin embargo, a pesar de la increíble riqueza de sus propietarios, Walmart paga a muchos de sus empleados salarios de morirse de hambre, salarios tan bajos que muchos de estos empleados se ven obligados a depender de programas gubernamentales como cupones de alimentos, Medicaid y viviendas públicas para sobrevivir".

"Francamente", continuó Sanders, "el pueblo estadounidense está harto y cansado de subsidiar la codicia de algunas de las corporaciones más grandes y rentables de este país".

Como ejemplo de lo que llamó un “grotesco nivel de desigualdad de ingresos y riqueza”, Sanders citó al presidente y director ejecutivo de Walmart Inc., Doug McMillon, quien gana 1,000 veces más que el empleado promedio.

El senador también explicó que la compañía obtuvo un beneficio el año pasado de casi 10,000 millones de dólares, de los cuales pagó más de 20 en compensaciones a su director ejecutivo y otra gran cantidad en acciones para recompensar a sus accionistas más ricos e importantes.

"Seguramente, con todo eso, Walmart puede pagar a sus empleados un salario digno de al menos 15 dólares la hora", dijo Sanders. "Y esa no es una idea radical, porque muchos de los principales competidores de Walmart como Amazon, Costco y Target ya se han movido en esa dirección".


Tras su intervención, Sanders fue aplaudido, pero inmediatamente después, Rachel Brand, vicepresidenta ejecutiva de gobierno global de Walmart, directora legal y secretaria corporativa, que trabajara antes en el Departamento de Justicia, se apresuró a rechazar públicamente la propuesta del candidato demócrata.

"Gracias, senador Sanders, por su presentación y su punto de vista", dijo Brand. "Si bien no apoyamos esta propuesta en particular, la importancia de escuchar e invertir en nuestros asociados se reflejó en las observaciones de Doug (McMillon), como verá a continuación en la reunión".

El CEO de la compañía, por su parte, dio crédito a Walmart por invertir en sus empleados y responsabilizó al Congreso por el salario mínimo federal, que reconoció como bajo. Otras intervenciones de miembros de la junta directiva intentaron del mismo modo responder de forma indirecta a las acusaciones de Sanders, elogiando a la empresa y al trato que da a sus trabajadores.

Pero las críticas del senador no se quedaron en sus tres minutos de intervención. Al salir de la reunión, fuera de la sede de Walmart, en una reunión improvisada junto a trabajadores y activistas que protestaban contra la compañía, Sanders insistió:

"La gente no puede vivir con 11 dólares la hora. No se puede pagar el alquiler. No se puede tener atención médica. No se puede alimentar a los hijos o poner gasolina en el carro con 11 dólares la hora".

Sanders se mostró pesimista de que sus palabras hayan surtido algún efecto en la junta directiva de la empresa y añadió que intentará que en el Congreso y en el Senado se trabaje para elevar el salario mínimo.

Como parte de su campaña, Bernie Sanders ha identificado a varias de las grandes compañías que pagan poco a sus empleados. Su próximo objetivo es McDonald’s.

Desde su equipo de campaña han anunciado que también apoyará a los trabajadores que demandan un salario mínimo de 15 dólares la hora junto a un sindicato de Cedar Rapids, Iowa, antes de asistir en una marcha hacia la celebración del Salón de la Fama del Partido Demócrata en ese estado.

En 2018, Amazon subió el salario mínimo de sus empleados a $15 la hora, en parte por las presiones de Bernie Sanders.

El senador por el estado de Vermont también se pronunció contra Disney, que finalmente llegó a un acuerdo con los sindicatos el pasado año de pagar 15 dólares la hora a los trabajadores de Disneyland California y alcanzar la misma cifra para los de Disney World de Florida en 2021.

San Francisco encabeza la lista de ciudades con los mejores salarios del mundo (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés