null: nullpx

El proyecto para reemplazar Obamacare gusta cada vez menos a los republicanos y está en peligro

22 millones de personas perderán su cobertura de salud para el año 2026 si se aprueba el proyecto de ley en el Senado, según el estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso. El número es similar a las proyecciones que se hicieron con el proyecto que se aprobó antes en la Cámara Baja.
26 Jun 2017 – 4:29 PM EDT

El proyecto de ley presentado por el Senado la semana pasada para reformar el Affordable Care Act, la ley de salud asequible conocida como Obamacare, podría aumentar el número de personas sin seguro de salud a 22 millones para el año 2026, una cifra solo un poco menor que los 23 millones que se proyectaron cuando fue presentada la versión en la Cámara de Representantes.

Los datos, dados a conocer por la Oficina de Presupuesto del Congreso, un ente no partidista, establecen que para el año que viene 15 millones de personas podrían quedarse sin seguro si se compara con la cobertura que ofrece el actual sistema que entró en vigencia cuando Obama firmó la ley en 2010.

La publicación de este análisis presupuestario se da a conocer en momentos en que un grupo importante de senadores republicanos ha mostrado sus dudas sobre la viabilidad de la propuesta. Por ejemplo, los senadores Susan Collins y Rand Paul ya han dicho que votarán en contra incluso de debatir la medida después de este infome.


Hay republicanos que señalan el potencial daño que puede causar en la población de menos recursos que depende en un alto porcentaje del Medicaid, que según la propuesta de ley perderá financiación de manera significativa.

El senador Mitch McConnell, uno de los principales autores del proyecto, debería lograr cambiar la opinión de los republicanos renuentes.

Los recortes al Medicaid son dramáticos ya que ese programa provee servicios de salud a 75 millones de personas, en su mayoría niños, discapacitados, embarazadas y ancianos. El proyecto de ley republicano establece que se frene su expansión, a la que se acogieron 31 estados. Después de 2025, promete cortes todavía más profundos.

De aprobarse el proyecto de ley del Senado, tal como fue presentado la semana pasada, se recortará el déficit fiscal en 321,000 millones de dólares en el transcurso de una década: beneficiarían a los más ricos.

Otro de los cambios que establece la propuesta del Senado es la eliminación del mandato individual, que establece que todos los ciudadanos deben comprar un seguro médico o pagar una multa. También elimina los impuestos que Obamacare imponía a los más ricos. Así mismo, se acaban los fondos federales para Planned Parenthood, la red de clínicas que ofrece servicios de salud reproductiva a millones de mujeres.

Ley "cruel"


Hace pocos días, el presidente Donald Trump dijo que la ley que estaba siendo discutida en el Senado era "cruel" y pidió a los republicanos trabajar en una versión más "generosa". En días recientes, ha habido polémica por varias razones: la composición del comité del Senado que fue seleccionado para hacerle cambios al texto ( 13 hombres y ninguna mujer) y el hecho sin precedentes de que la ley se discutiera a puerta cerrada.

Antes de que se diera a conocer esta proyección de la Oficina de Presupuesto del Congreso, la Asociación Médica Estadounidense anunció su oposición a la iniciativa legal del Senado.

Estos números darán más argumentos a la minoría demócrata en el Senado que también considera que la propuesta es "cruel".

En todo caso, el jefe de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell insiste en que el proyecto de ley sea votado esta misma semana antes del receso del 4 de julio. De los 52 senadores republicanos que hacen la estrecha mayoría en el Senado, se necesitan 50 votos afirmativos para aprobar la iniciativa legal. Hasta los momentos hay al menos ocho que se oponen a la actual versión, por lo que no sería aprobada si se somete a voto.

John Cornyn, el republicano que lleva el conteo de votos del partido, tuiteó este lunes que están preparados para someter la norma a votación antes del receso del 4 de julio, incluso a pesar de que ese grupo de senadores republicanos ha expresado reservas.


Los republicanos no pueden permitirse perder el apoyo de más de dos senadores porque se espera que los demócratas voten en bloque contra la medida.

En un esfuerzo por ganar apoyos, los republicanos del Senado presentaron cambios a su borrador este mismo lunes, añadiendo una medida que penalizaría a la gente que permaneciera sin cobertura durante un período prolongado. El cambio busca acallar a los críticos que advertían que el borrador inicial traería como consecuencia muchas más personas sin seguro.

Al menos cuatro senadores republicanos conservadores –Ted Cruz, Rand Paul, Ron Johnson y Mike Lee- han expresado oposición al proyecto del Senado porque lo consideran una versión “light” de Obamacare. De ellos, Paul es visto como una causa perdida, según reporta Axios. Paul, un libertario opuesto a la intervención del gobierno en la economía, es visto como el más intransigente de todos.

Otros senadores moderados como Dean Heller se oponen por un motivo opuesto, al considerar que la medida es demasiado dura.


En fotos: los mensajes de los estadounidenses en rechazo a Trumpcare

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaObamacare
Publicidad