null: nullpx
Política de Educación

Tribunal determina que escuela discriminó contra estudiante transgénero por no permitirle usar baño de varones

La lucha de Gavin Grimm trae a discusión el que las personas usen el baño que corresponda a su identidad de género.
19 Abr 2016 – 06:08 PM EDT
Comparte
Gavin Grimm obtuvo el derecho a ir al baño de varones en su escuela. Crédito: The Associated Press

Un tribunal federal de apelaciones determinó que una escuela secundaria de Virginia discriminó contra un estudiante transgénero a quien le negó utilizar los baños de varones del plantel.

La decisión del Cuarto Circuito -que también tiene jurisdicción sobre Maryland, West Virginia, y Carolina del Sur y Carolina del Norte- tiene consecuencias directas sobre una ley promulgada recientemente en Carolina del Norte que prohíbe a las personas transgénero utilizar los baños públicos correspondientes a su identidad de género.

El tribunal del Cuarto Circuito determinó que al demandante, Gavin Grimm, se le violaron sus derechos bajo el Título IX de las Enmiendas de Educación de 1972, que establece que a ninguna persona, por razones de sexo, se le puede discriminar, excluir o negar beneficios de programa educativo alguno o actividad que reciba fondos del gobierno federal.

"Me siento tan aliviado y reinvindicado por la decisión del tribunal", dijo Grimm en un comunicado. "La decisión de hoy me da esperanzas de que mi lucha ayude a que otros niños no enfrenten tratamiento discriminatorio en la escuela".

Grimm, un joven de tercer año de la Gloucester High School quien nació como mujer y desde noveno grado toma hormonas, se cambió legalmente su nombre a uno tradicional de hombre y vive todos los aspectos de su vida como un niño. Grimm no se ha sometido a cirugía de reasignación sexual.

En décimo grado, Grimm y su madre revelaron a las autoridades de su escuela que era un niño, y " los funcionarios fueron comprensivos y tomaron medidas para asegurarse de que fuera tratado como niño por los maestros y el personal", relata el tribunal en la decisión de 69 páginas.

Entre esas medidas le permitieron utilizar el baño de varones, y todo transcurrió normalmente durante siete semanas, dice el tribunal, hasta que su caso atrajo el interés de "otros en la comunidad", quienes apelaron a la Junta Escolar del Condado de Gloucester para que le impidiera utilizar las instalaciones.

La Junta Escolar aprobó una resolución para prohibirle utilizar los baños de varones en diciembre de 2014, tras dos audiencias públicas en las que Gavin fue comparado con un "perro", un "raro", una "niña" o una "jovencita".

Grimm alegó que tampoco puede utilizar los baños de niñas en la escuela porque las estudiantes lo ven como un niño, y que el uso de baños unisex hechos en el plantel lo hace sentir aun más señalado, por lo que dejó de ir a los sanitarios.

Un juez de Distrito inicialmente desestimó la demanda de Grimm por discriminación alegando que el Título IX no lo amparaba, pero el Circuito determinó que el foro de menor instancia no tomó en cuenta la opinión del departamento de Educación de que la ley aplica a las personas transgénero.

"Concluimos que el Tribunal de Distrito no le dio la deferencia apropiada a los reglamentos relevantes del Departamento de Educación", expresó el Circuito en su decisión.

"Con esta decisión esperamos que les llegue el mensaje a las escuelas y legisladores de que excluir de los baños a los niños transgénero representa discriminación sexual ilegal", dijo en un comunicado Joshua Block, abogado del Proyecto Gay y Lésbico de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

"La lucha de Gavin ha sido un rayo de esperanza en vista de la retórica cada vez más hostil contra la gente transgénero en Virginia y a través de todo el país", agregó Gail Deady, de la ACLU en Virginia.

Falta ver el efecto inmediato de la decisión del Circuito en Carolina del Norte, donde legisladores estatales anularon una ley contra la discriminación aprobada en febrero pasado en Charlotte que, entre otras cosas, habría permitido a las personas transgénero usar los baños que corresponden a su identidad de género, e impidieron que otras ciudades y condados del estado aprobaran leyes similares.

La ley ha provocado numerosas expresiones de rechazo a este estado, boicots de celebridades, actividades culturales y empresariales.

Otros proyectos de ley que prohíben a personas utilizar baños públicos correspondientes a su identidad de género siguen activos en estados como Illinois, Missouri, Mississippi, Carolina del Sur y Tennessee.

Lea también:


Comparte

Más contenido de tu interés