null: nullpx
Política de Educación

¿Cómo los padres pueden ayudar a prevenir la intimidación y el acoso cibernético?

El término 'bullying' no se refiere a las bromas ocasionales que puedan hacerse entre compañeros y compañeras de escuela, sino de un patrón de agresión reiterado contra una persona o grupo con el propósito de humillarlos.
8 Nov 2016 – 10:27 AM EST

Por Enrique Escallon, Miembro de la Junta Ejecutiva de National PTA

En mi experiencia como padre de cuatro hijos he observado el acoso de muchas formas, pero cuando nos tocó a nuestra familia recuerdo que mi hija estaba en escuela intermedia.

Los estudiantes en algunas clases se burlaban de ella porque tiene un hermano que es ciego y recibe educación especial. Incluso niños buenos a veces no se dan cuenta de las consecuencias de sus palabras o acciones.


La mejor manera de combatir esta epidemia es hablar y comunicarse; nunca debemos permanecer en silencio, tenemos que ser conscientes, apoyar la diversidad, respetar nuestras diferencias y aceptar a todos tal y como son.

En la implementación de estrategias positivas, el PTA es y ha sido una asociación líder en promover actividades de diálogo entre los padres, maestros y los niños.

Información de cómo implementar un programa que contiene herramientas claves que ayudan a eliminar esta epidemia las puedes encontrar en el programa Connect For Respect.

A través del PTA, como padre y líder activo en la comunidad escolar, he tenido la oportunidad de apoyar la educación y luchar por un ambiente positivo en las escuelas a nivel local, estatal y nacional.

Es importante que los padres y la comunidad escolar entiendan su rol esencial en ayudar a prevenir la intimidación y el acoso cibernético.



El acoso o intimidación (‘ bullying’) no es solamente un conflicto entre compañeros estudiantes, es un comportamiento que se manifiesta de diferentes formas, pero con el mismo resultado: tratar de deshumanizar a la persona.

En ocasiones puede ser uno o más individuos aprovechándose de uno más débil, intimidándolo de forma física o psicológica.

Las estadísticas demuestran que uno de cada cuatro estudiantes experimentan acoso durante el año escolar y las causas pueden ser por discriminación racial, orientación sexual o por ser estudiantes con necesidades especiales.


Cualesquiera que sean las causas la realidad es que cuando el abuso se sale de control, especialmente cuando se usan las redes sociales y la tecnología para continuar el acoso, humillando a las víctimas, éstas sufren la vergüenza publica y muchas de ellas se suicidan.

Te invito a que hablemos más sobre cómo los padres y la comunidad escolar podemos prevenir la intimidación y el acoso cibernético en un ‘webinar’ este próximo jueves, 17 de noviembre, a la 1:00pm horario del este.

Con la participación de María O. Álvarez, editora de Contenido Latino de Common Sense Media.

Regístrate ahora y participa.


Publicidad