La gran nevada de marzo en los santuarios de monarcas degradó 133 acres

Inusual tormenta acabó con miles de estos insectos y deterioró el hábitat de esta y más de 800 especies.
23 Ago 2016 – 11:55 AM EDT


Una caída masiva de árboles y un cementerio de miles de insectos anaranjados muertos y congelados en el piso o amontonadas en troncos y ramas. Es el triste escenario que en marzo pasado acabó con más de 133 acres -un área equivalente a 2,650 canchas de tenis- de los bosques más emblemáticos y necesarios para permitir uno de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza: la migración de las mariposas monarcas.

La gran nevada del 7 y 8 de marzo derribó de forma macabra cientos de los árboles donde estas mariposas se posan para descansar y guarecerse tras un alucinante recorrido de más de 2,485 millas (4,000 kilómetros) desde Canadá y Estados Unidos hasta los bosques de pino y oyamel en México.

Algunos estudios indican que las bajas temperaturas del invierno favorecen a estas monarcas porque el frío retrasa su proceso de maduración sexual, pero cuando este es muy fuerte, como con la tormenta, las mata. Las copas de los árboles son los albergues donde ellas se protegen de vientos, lluvias y nevadas. De allí la gravedad de que estos hayan colapsado.

Un nuevo reporte hecho a partir de fotografías aéreas y difundido hoy por Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) alerta de las consecuencias letales de este fenómeno natural y reconoce que el daño en el hábitat de estos animales sumó 178 acres (72.3 hectáreas) entre febrero de 2015 y mayo de 2016. Esto ocurrió en lo que se denomina la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, por su importancia para el fenómeno natural.

“Una tormenta como esta es la peor situación para la especie aquí”, había dicho en marzo Eduardo Rendón, coordinador del Programa de Mariposa Monarca de WWF México, que explica que todas las mariposas de lo santuarios de Michoacán y el Estado de México están concentradas en una superficie de 4.01 hectáreas, tanto como cuatro canchas de fútbol. Una nevada más larga en estos refugios y podría ser letal para toda la monarca de Norteamérica.

Si bien 133 acres (54 hectáreas) fueron afectados por tormentas y otros 16 acres (6,14 hectáreas) por sequías, es decir, causas naturales, la tala ilegal también le restó unos 30 acres (11.92 hectáreas) al hábitat de las monarcas.

Aunque la deforestación por tala representa un 40% menos que en el período anterior el efecto se percibe especialmente en la Propiedad Estatal en Michoacán (22 acres o 8.74 ha) lo que representa un mayor reto de conservación para las autoridades.

El mayor reto de conservación de esta especie es que cada vez son menos ejemplares y están concentradas en unas pocas hectáreas, coinciden especialistas de WWF, el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Fondo Monarca, la Dirección de la Reserva Monarca, CONAFOR y PROFEPA.

“Los bosques proporcionan el microclima que las monarca requieren para pasar el invierno, por lo que se debe erradicar la tala ilegal y restaurar por medio de la reforestación todas las zonas afectadas”, aseguró Omar Vidal, director general del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en México.

El degradamiento de este bosque afecta también el hábitat de 132 especies de aves, 56 de mamíferos, 432 de plantas vasculares y 211 de hongos, además forman parte de las cuencas captadoras del agua que alimenta 11 delegaciones de la Ciudad de México y 11 municipios del Estado de México, explica WWF.


Infografia

La increíble gesta de la mariposa monarca

Conozca a la mariposa monarca en este gráfico y descubra su extraordinario viaje de 2,600 millas hasta sus santuarios en México.

VEA EL GRÁFICO

La increíble gesta de la mariposa monarca

Conozca a la mariposa monarca en este gráfico y descubra su extraordinario viaje de 2,600 millas hasta sus santuarios en México.

VEA EL GRÁFICO

La increíble gesta de la mariposa monarca

Conozca a la mariposa monarca en este gráfico y descubra su extraordinario viaje de 2,600 millas hasta sus santuarios en México.

VEA EL GRÁFICO

¿Cómo un animal de menos de un gramo logra un viaje de 4,000 km?

Con sus alas anaranjadas, puntos blancos y bordes negros, la migración que realizan estos insectos es un ritual que ha cautivado siempre la atención de los especialistas. Este no puede ser un comportamiento aprendido por los insectos pues estas mariposas viven menos de un año.

Las monarca migran porque no aguantan el frío norteamericano, eso está más que claro. Pero es hasta cuatro generaciones después cuando las mariposas monarca “bisnietas” emprenden exactamente el mismo viaje hacia México para guarecerse del frío.

Las monarca son capaces de efectuar un vuelo tan prolongado y extenso porque se impulsan con las corrientes de viento de hasta 65 kilómetros por hora. De esta manera, es poca la energía que ellas deben consumir en mover sus alas.

A lo largo del camino, las monarca se alimentan del néctar de unas hierbas conocidas como asclepias o “lengua de vaca”.

Estas deben comer lo justo: si se alimentan muy poco podrían no sobrevivir al recorrido, pero, si comen demasiado, el exceso de peso les dificultaría el vuelo.

Cuando la temperatura aumenta, se aparean e inician su viaje de regreso. Durante el recorrido, dejan huevos que se convierten en orugas y, luego, en mariposas.

Las mariposas bisnietas son las que luego repiten la proeza de viajar desde Canadá y Estados Unidos hasta el mismo lugar de sus bisabuelas en México.

Aunque las monarcas son animales sorprendentemente fuertes, no son inmunes a las amenazas climáticas ni la reducción de los bosques mexicanos y estadounidenses.

Según los biólogos, las principales amenazas para las monarcas en América del Norte son la deforestación y degradación forestal por tala ilegal en los sitios de hibernación en México y las condiciones climatológicas extremas en Canadá, Estados Unidos y México, así como la reducción del hábitat reproductivo en los EEUU debido a la destrucción del algodoncillo por el uso de herbicidas y el cambio de uso del suelo.




RELACIONADOS:Planeta
Publicidad