null: nullpx

Una economía creciente tiene a los latinos sonriendo

“Es importante que rechacemos la política de la envidia que están proponiendo algunos políticos de izquierda y apoyemos las políticas que nos ayuden a crear negocios y empleos en nuestra comunidad Latina”.
Opinión
Director de La Iniciativa Libre.
2018-04-05T14:52:41-04:00
Comparte
Declaración de impuestos. Crédito: Univision Radio

Existen numerosas razones por las cuales los hispanos han emigrado a Estados Unidos. Algunos buscaban escapar de la violencia y la inestabilidad política. Otros, incluyendo mis padres inmigrantes, buscaban trabajo con la posibilidad de un buen salario.

No hace mucho tiempo las perspectivas económicas en la comunidad hispana eran desalentadoras. En los años que siguieron a la Gran Recesión, millones de Latinos se encontraron sin trabajo. Un estudio reveló que entre los años 2005 y 2009, la tasa de riqueza media en los hogares hispanos disminuyó en un 66%.

Los legisladores en Washington quisieron ayudar, pero sus mejores propuestas llevaron a políticas bien intencionadas pero equivocadas. Sin nececidad de hablar mucho sobre estos temas, los aumentos en el salario mínimo o la aprobacion del estimulo económico no hicieron nada para restablecer el crecimiento de la economía.

Finalmente, sin embargo, las cosas han mejorado. En poco tiempo la tasa de desempleo entre los hispanos ha llegado a su más bajo nivel histórico: 4,9%. Además, la confianza de los consumidores, los salarios y su tasa de crecimiento están al alza. El banco central pronostica la continuación del crecimiento económico y los pequeños negocios ven con optimismo el futuro.

Lo que debe quedar claro es que estos avances económicos no significan que no haya todavía más espacio para mejorar. Aun así, la buena noticia es que los legisladores están apoyando políticas que les permiten al consumidor y a los negocios retener más de su dinero, en lugar de pagar más impuestos y comprar una falsa prosperidad con más gasto gubernamental.

Una de esas políticas es el Tax Cuts and Jobs Act, propuesta por el presidente y aprobada por el Congreso. Si bien la ley no es perfecta, si representó el mayor alivio tributario en generaciones.

Es necesario reflexionar con profundidad sobre lo que realmente hizo esta reforma. La medida simplificó gran parte del sistema de impuestos y borró muchas de las provisiones que ayudaban a los pocos que están bien conectados a costa de todos los demás. También disminuyó el impuesto corporativo a 21%. Ahora nuestro país es un lugar atractivo para la inversión y las empresas están empleando a más trabajadores.

A pesar de la feroz oposición de algunos en Washington, que predijeron que la reducción de impuestos daría paso al Armagedón, está claro que la reforma está funcionando. Antes de que el presidente firmara la nueva ley, muchas empresas y negocios anunciaban aumentos salariares, bonos para empleados y planes para contratar a más trabajadores. Y cientos de empresas cumplieron su palabra cuando el Tax Cut and Jobs Act se convirtió en ley.

Entre las empresas mencionadas esta Best Buy, que anunció bonos de 1,000 dólares para más de 100,000 empleados. La compañía de seguros de salud Cigna anunció el aumento de su sueldo mínimo a 16 dólares la hora y aumentó las contribuciones a los planes de retiro de sus empleados. Canary LLC, una compañía petrolera, buscará contratar a más empleados y comprar más equipos. Empresas grandes y pequeñas, en todo el país, están ofreciendo más oportunidades a sus empleados gracias a la reforma de impuestos.

Pero la nueva ley de impuestos hizo más que bajar las tasas para los dueños de negocios. También ofreció un gran alivio para casi todos los estadounidenses. De acuerdo con un estimado, ocho de cada diez contribuyentes recibirán una disminución de impuestos este año. Esto significa más dinero en sus bolsillos para usar durante emergencias, más dinero para sus gastos diarios, o la posibilidad de poder costear las reparaciones del hogar que han estado posponiendo.

Los aumentos en productividad no llegan por casualidad. Las etapas de crecimiento económico que hemos vivido nos han dejado varias lecciones importantes. Primero, la disminución de los impuestos ayuda a los negocios a expandirse y a crear oportunidades. Segundo, al permitirles a los ciudadanos quedarse con más de su dinero significa que las familias tendrán más seguridad financiera y más ingresos disponibles para invertir en cosas que valoramos.

Este enfoque económico es la base que ha permitido a Estados Unidos convertirse en la economía más próspera del mundo. Después de todo, esta es la razón por la cual generaciones de inmigrantes, incluyendo a mis padres, decidieron arriesgar sus vidas y dejar atrás todo lo que conocían para empezar una nueva vida.

Por el bien de las generaciones del futuro, es importante que rechacemos la política de la envidia que están proponiendo algunos políticos de izquierda y apoyemos las políticas que nos ayuden a crear negocios y empleos en nuestra comunidad Latina.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Comparte
RELACIONADOS:OpiniónEconomíaImpuestosSalario

Más contenido de tu interés