null: nullpx

Scott Pruitt les ha fallado a Alexa y a Jacob, y nos ha fallado a todos

“Alexa y Jacob, dos jóvenes latinos, son los verdaderos rostros del fracaso de Scott Pruitt en la EPA. Debe renunciar”.
10 Abr 2018 – 11:21 AM EDT
Comparte

Alexa y Jacob viven a miles de millas de distancia, pero tienen un denominador común: el administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Scott Pruitt, les ha fallado a ambos.

Alexa tiene 12 años y vive en Galveston, Texas, una pequeña isla situada a 50 millas de Houston. Alexa ama ir a la playa, pero no puede visitar el balneario cerca de su casa porque está tan contaminado que el simple hecho de construir castillos de arena la pondría en riesgo de exposición a químicos tóxicos. Por su parte, en Las Vegas, Jacob de 13 años sufre de asma severa. Los ataques de asma forman parte de su rutina diaria. Y cuando sabe que uno se aproxima –sintiendo como si alguien estuviera exprimiendo sus pulmones– le informa a su mamá para ir deprisa al hospital.

Estos dos jóvenes latinos son los verdaderos rostros del fracaso de Scott Pruitt en la EPA.

Actualmente, 80% de los latinos viven en zonas que no cumplen con los estándares básicos de calidad de aire que exige la EPA, y los niños latinos tienen más probabilidad de ser hospitalizados por ataques de asma en comparación con sus pares blancos no hispanos.

Pero en vez de ayudar, Scott Pruitt, el administrador de la EPA en el gobierno de Trump, está haciendo más daño. Pruitt les ha dado la espalda a las minorías; ha utilizado su puesto para favorecer a los grandes contaminadores y ha derogado importantes medidas que protegen nuestras fuentes de agua, nuestro aire y nuestra tierra.

Mientras tanto, Pruitt ha malgastado más de 150,000 dólares de los contribuyentes en viajes de lujo, y llegó a un lucrativo acuerdo con un cabildero de la industria energética. En ese arreglo Pruitt recibió descuentos en el arriendo de un condominio de lujo a solo unos pasos del Capitolio Nacional. Mientras Alexa, Jacob y millones de latinos lidian con los impactos de la contaminación, y sufren las consecuencias de la agenda toxica de Pruitt, él vive y viaja lujosamente.

Green For All comparte la creciente y profunda preocupación de los estadunidenses y de las comunidades de todo el país sobre la tóxica agenda de Scott Pruitt en la EPA. Pruitt es una amenaza para la salud pública y el medio ambiente. Y por tal razón, debe renunciar.

Desde su primer día en la EPA, se ha posicionado como el incondicional aliado de las industrias que tiene que supervisar y fiscalizar, programando reuniones con el presidente de Dow Chemical. Posterior a esa reunión, desautorizó a los científicos de la agencia para aprobar el uso del pesticida clorpirifos en los alimentos de nuestros niños, a pesar de la evidencia científica de que el clorpirifos afecta el desarrollo neurológico infantil.

Y eso no es todo. Pruitt también propuso la derogación del Plan de Energía Limpia, la primera y única regulación federal que impone límites a la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que liberan y producen las centrales eléctricas. Revocar esta protección representaría más ataques de asma, días escolares perdidos y alrededor de 4,500 muertes prematuras cada año para el 2030, según la misma Agencia de Protección Ambiental. Asimismo, Pruitt ha atacado la Ley de Agua Limpia, aprobando las perforaciones petroleras en las costas del país.

Jacob no puede respirar tranquilo. Alexa no puede jugar en la playa. Scott Pruitt les ha fallado a ambos y nos ha fallado a todos.

Debe renunciar. En sus primeros 13 meses en el cargo, no ha defendido a los dos millones de latinos que sufren de asma. ¡Debe renunciar! Tampoco ha protegido a nuestras comunidades de la contaminación. ¡Debe renunciar! Ha fallado a su responsabilidad como servidor público y ha fallado a los estándares de ética y conducta que todo funcionario público debe cumplir. ¡Debe renunciar!

Estamos unidos en la defensa de los millones de niños y familias latinas y afroamericanas expuestas a los mortales contaminantes que la agenda de Pruitt busca proliferar. Es claro que Pruitt no tiene la intención de defender la misión de la EPA. Alexa y Jacob merecen algo mejor. Los estadounidenses merecen algo mejor. Es hora de que Pruitt renuncie a su cargo.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Comparte

Más contenido de tu interés