publicidad
Los candidatos al Senado de EEUU Patrick Murphy y Marco Rubio durante su debate en el Broward College, el 26 de octubre de 2016
Phillip Arroyo
Opinión

Analista politico, becario de la Casa Blanca en la oficina del vicepresidente de Estados Unidos en 2012. Consultor en Orlando, Florida, donde culmina sus estudios de Derecho en la universidad Florida A&M.

Llegó el momento de votar por quienes mejor representan los intereses de nuestra comunidad

Llegó el momento de votar por quienes mejor representan los intereses de nuestra comunidad

“Es sumamente fácil caer en el enredo de ambos partidos mayoritarios, entiéndase el partido demócrata y el partido republicano, y terminar siendo engañado para votar por un candidato que no necesariamente representa los mejores intereses de nuestro pueblo latino”.

Los candidatos al Senado de EEUU Patrick Murphy y Marco Rubio durante su...
Los candidatos al Senado de EEUU Patrick Murphy y Marco Rubio durante su debate en el Broward College, el 26 de octubre de 2016

A solo cinco días de las elecciones generales en los Estados Unidos, y lo que a todas luces parece ser una lluvia de insultos y ataques políticos de un lado hacia el otro dentro del panorama político, es importante mantenernos enfocados como latinos y votar por aquellos candidatos/as que mejor representan los intereses de nuestra comunidad.

Durante esta época, a solo días de una elección, es sumamente fácil caer en el enredo de ambos partidos mayoritarios, entiéndase el partido demócrata y el partido republicano, y terminar siendo engañado para votar por un candidato que no necesariamente representa los mejores intereses de nuestro pueblo latino. A seguir, proseguiré a identificar las elecciones claves en el centro de Florida y cómo debemos votar como latinos donde la mayoría de los expertos y analistas políticos pronostican que se decidirá la elección presidencial el 8 de noviembre del 2016:

publicidad

Congresista en Washington DC por el Distrito 9 de Florida: Darren Soto | Wayne Liebnitzky

Para muchos expertos políticos nacionales y en el estado de Florida, esta elección debería culminar en una victoria apabullante del senador estatal Darren Soto, quien parece estar encaminado a convertirse en el primer puertorriqueño electo al congreso de los Estados Unidos en representación del estado de Florida. El reto más grande que enfrentó Soto tuvo lugar durante su contienda primaria demócrata contra Susannah Randolph, la activista y exdirectora de la oficina parlamentaria de Alan Grayson. Por casi una década, Susannah Randolph y su esposo, Scott Randolph, quien es el recaudador de impuestos del condado Orange, han controlado el poder del partido demócrata en Orlando. Los Randolph han sido grandes recaudadores de dinero para candidatos demócratas, controlan organizaciones de activistas como ‘Organize Now’ e incluso contrataron consultores de medios Hispanos de origen puertorriqueño para la campaña de Susannah Randolph contra Darren Soto. No fue suficiente. A pesar de la estructura poderosa de los Randolph, Darren Soto sorprendió a la ciudad de Orlando al propinarle una derrota cómoda y contundente a Susannah Randolph, demostrando así el poder electoral que ha logrado el pueblo hispano en el centro de Florida en los condados de Orange y Osceola.

Wayne Liebnitzky es un empresario y abogado pro negocios y milita en el partido republicano de Donald Trump. Su factor reconocimiento dentro del distrito es muy bajo, incluso dentro del electorado anglosajón blanco y no ha hecho nada por atraer el voto Latino a su candidatura por lo que se proyecta que termine derrotado por un amplio margen ya que el distrito congresional 9 posee un electorado predominantemente demócrata y cuenta con una población Latina rampante y cada vez más activo en las elecciones.

Como Latinos, debemos votar por Darren Soto, no solo porque es el mejor candidato en todos los temas, sino porque llegó la hora de nosotros tener un Latino y boricua en el congreso de los Estados Unidos por nuestro estado.

Comisionado del Condado Orange – Distrito 5: Emily Bonilla | Ted Edwards

La elección para comisionado del condado Orange por el distrito 5 ha atraído atención significativa de parte de los medios hispanos, a raíz de la candidatura de la activista ambientalista Emily Bonilla, quien aspira a hacer historia como la segunda boricua en ser electa a la Junta de Comisionados del Condado Orange. Bonilla se enfrenta al comisionado titular y abogado corporativo Ted Edwards, conocido por su apoyo a compañías de desarrollo y construcción que le donan mucho dinero a su campaña. A pesar de que esta elección es legalmente considerada “No Partidista”, lo que significa que a ninguno de los candidatos se les permite revelar si son republicanos o demócratas, es de conocimiento público que Edwards simpatiza con el partido republicano.

Emily Bonilla ha demostrado una inclinación hacia el partido demócrata, aunque como empresaria de pequeños negocios es prodesarrollo de empresas y empleos, una postura usualmente característica de los republicanos. Sin embargo, Bonilla es muy conocida no solo dentro de la comunidad latina, sino dentro de la comunidad de ambientalistas en Florida Central, cuya mayoría de participantes son anglosajones blancos, lo que podría ser una ventaja de Bonilla, ya que podría atraer votos de todos los sectores y no depende únicamente del voto latino. Bonilla lideró el movimiento de oposición a un proyecto de construcción cerca del Lago Pickett, que aglutinó miles de firmas y cientos de testimonios en oposición para detener ese proyecto que destruirá de manera significativa el ambiente y áreas verdes en el sector. A pesar de la oposición mayoritaria del pueblo, Edwards votó a favor del proyecto de los contratistas, lo que en mi opinión puede que le cueste la elección.

publicidad

Como latinos, debemos votar por Emily Bonilla, quien no solo mantendrá la comunidad latina como una de sus prioridades, sino que no se venderá a los grandes intereses de desarrollo y trabajará mano a mano con el pueblo por encima de todo.

Alcaldía de Kissimmee: Arturo Otero | José Álvarez

Esta elección ha sido sin duda alguna la contienda electoral más explosiva, controversial y, para muchos, entretenida, a raíz de los numerosos ataques verbales entre ambos candidatos que compiten para convertirse en el primer alcalde latino por la ciudad de Kissimmee, Florida. Independientemente de quién gane esta elección, Kissimmee tendrá por primera vez en toda su historia un alcalde de origen latino. Sin embargo, ¿cuál de los dos tendrá los mejores intereses de nuestra comunidad latina cuando sea alcalde? Es importante tener en mente y recordar que esta elección es legalmente catalogada como “No Partidista”, por lo que para muchos votantes es sumamente difícil saber si Otero o Álvarez son demócratas o republicanos. La realidad es que Arturo Otero fue republicano y Álvarez fue miembro del sector extremista del partido republicano, conocido como “Tea Party” y aspiró sin éxito al distrito 79 en el sur de Florida cerca de Miami, en Fort Myers, un distrito republicano, antes de mudarse hace poco a Kissimmee. Arturo Otero aspiró como republicano a mediados de la década del 2000 ya que su apoyo a Puerto Rico para convertirse en el estado 51 era uno de los puntos claves de la plataforma republicana y lleva más de 15 años como residente de Kissimmee. A raíz del racismo rampante que ha surgido dentro del partido republicano desde entonces, Otero abandonó dicho partido y se unió al partido demócrata e incluso se le ha visto en eventos de Hillary Clinton a través del estado.

publicidad

José Álvarez, por otro lado, militó en el Tea Party, un sector del partido republicano compuesto por extremistas racistas quienes se opusieron a las políticas económicas del Presidente Barack Obama durante su primer término como presidente. El Tea Party fue la fuerza política que introdujo al senador Marco Rubio a la política estadounidense –a quien usaron como caballito de Troya para insertar una “cara latina” y asegurar una victoria electoral– y así luego implantar un plan de gobierno de ultraderecha republicana que en nada ayuda al pueblo hispano. José Álvarez, a diferencia de Otero, no ha dado indicaciones sobre su inclinación política, y los rumores en Kissimmee son que se trata de otro “caballito de Troya” de los republicanos ultraconservadores como Marco Rubio para obtener poder en el centro de Florida, donde la mayoría del pueblo es demócrata. Estos rumores se fortalecen cuando tomamos en cuenta dónde Marco Rubio celebró su victoria en las primarias republicanas del 30 de agosto: sí, Marco Rubio celebró su victoria en las primarias en KISSIMMEE, y no en Miami, su ciudad. En adición, José Álvarez al igual que Marco Rubio, es de origen cubano, quienes históricamente han apoyado a los republicanos. Les recuerdo el escándalo de Watergate, donde hombres republicanos enviados por el presidente Nixon entraron a la fuerza en las oficinas centrales del partido demócrata para robar información confidencial. Tres de los hombres arrestados eran cubanos.

publicidad

¿Sera Álvarez otro “caballito de Troya” enviado por los republicanos, para aspirar en una elección “No Partidista” escondiendo su agenda republicana para salir electo? Todos los indicadores apuntan a que José Álvarez es un “republicano disfrazado” por lo que los demócratas en Kissimmee deben ser bien vigilantes en la elección para alcalde de Kissimmee y no deben correr el riesgo de que salga electo un republicano que seguirá ordenes de Marco Rubio, Donald Trump y el partido republicano en el 2018 y el 2020.

Recordemos que aunque el partido republicano representa lo peor para nuestro pueblo hispano, son grandes estrategas políticos que intentan desesperadamente contrarrestar el control político en Florida dentro de la comunidad hispana que antes ostentaban los cubanos en Miami. El control del voto hispano en Florida que siempre han tenido los cubanos está en peligro ya que la avalancha de boricuas provenientes de la isla está votando demócrata y eso le causa terror al partido republicano. Por último, José Álvarez ha recibido muchas donaciones de un comité de acción política republicano en semanas recientes, razón por la cual el pueblo latino en Kissimmee no puede dejarse engañar, por lo que deben votar por Arturo Otero para convertirse en no solo el primer Latino, sino el primer puertorriqueño a la Alcaldía de Kissimmee.

publicidad

Senador de Florida en Washington DC: Patrick Murphy | Marco Rubio

En mi opinión, esta contienda por la silla de senador en Washington por el estado de Florida es la elección más importante de toda la nación, luego de la elección para la presidencia de los Estados Unidos, ya que su resultado podría decidir qué partido controla el Senado. Este cuerpo legislativo influirá grandemente en la composición del tribunal supremo independientemente de quien salga electo presidente. Patrick Murphy es congresista, contador público autorizado y un experimentado político capaz de atraer votos de diferentes sectores dentro del electorado. El cubano republicano Marco Rubio es el titular, quien gozó de significativa popularidad en los comienzos de su carrera política, irónicamente llevado de la mano por el ala extremista del Tea Party en el partido republicano. Su factor de reconocimiento aumentó considerablemente durante su fallida candidatura a la presidencia de los Estados Unidos; sin embargo, su imagen ha recibido duros golpes a raíz de contradecirse sobre el asunto de la crisis económica de Puerto Rico.

Luego de abogar por Puerto Rico y expresar su deseo de ayudar a la isla salir de su crisis económica, se opuso a que Puerto Rico tuviera acceso a radicar bancarrota bajo el capítulo 9 de las leyes de bancarrota de los Estados Unidos, y actualmente apoya una junta de “control fiscal” en la isla cuyos miembros tienen lazos estrechos con Wall Street. Rubio hizo lo mismo con la reforma de inmigración, al oponerse al trato justo de indocumentados que buscan una ruta hacia la ciudadanía al llegar a los Estados Unidos, a pesar de apoyarla en el pasado.

publicidad

En resumen, no se puede confiar en Marco Rubio, quien cambia más de postura que de camisa, ha estado totalmente ausente en el Senado federal y al final del día siempre termina traicionando a su propia gente Latina. Sin duda alguna, la única opción es Patrick Murphy.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad