null: nullpx

Legislar e investigar: la estrategia de inmigración para los demócratas

“Un Congreso dividido puede brindar oportunidades bipartidistas para legislar hacia la modernización de nuestro sistema migratorio. Al mismo tiempo, la nueva mayoría demócrata debe investigar las políticas erráticas del presidente Donald Trump”.
2 Ene 2019 – 3:29 PM EST

Las elecciones pasaron y estamos en un nuevo año. El Congreso se dividirá con una mayoría demócrata en la Cámara de Representantes y una mayoría republicana en el Senado.

A pesar del cierre parcial del gobierno federal, un Congreso dividido puede brindar oportunidades bipartidistas para legislar hacia la modernización de nuestro sistema migratorio. Al mismo tiempo, la nueva mayoría demócrata debe investigar las políticas erráticas del presidente Donald Trump.

Hasta ahora, solo los tribunales han permanecido resueltos en su obligación constitucional de restringir las acciones del presidente, incluida la cancelación de las políticas del Departamento de Justicia que prohibían a los inmigrantes solicitar asilo debido a la violencia doméstica o la violencia de pandillas.

Es hora de que el Congreso actúe como una rama independiente del gobierno y legisle para el pueblo. Una de las primeras oportunidades de esto será el DREAM Act.

De los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados, más de un millón son soñadores o jóvenes indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños.

En 2012, el entonces presidente Obama creó el programa de Acción diferida para los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) para proteger temporalmente a los dreamers de la deportación.

Trump terminó el programa cinco años después. Afortunadamente, los tribunales han impedido a la Casa Blanca terminar por completo con la protección.

Sin embargo, el Congreso todavía necesita encontrar una solución permanente para los dreamers. Darles a los soñadores un camino hacia la ciudadanía, a través de la educación o el servicio militar, permitirá a estos jóvenes salir de la sombra para contribuir plenamente al país.

Otra oportunidad que tendrán los partidos es aprobar leyes que generen más recursos para reducir el procesamiento de las solicitudes de residencia permanente o ciudadanía.

Entre los cambios recientes que están causando retrasos se encuentra la expansión de las entrevistas personales a todos los que solicitan la residencia por razón de su empleo. Estas entrevistas no se hacían a menos que hubiera problemas graves.

Debido al número limitado de oficiales de inmigración que tendrán que realizar miles de entrevistas adicionales, se retrasarán los tiempos de procesamiento de otros tipos de casos.

De hecho, más de 700,000 inmigrantes están esperando que resuelvan sus solicitudes para convertirse en ciudadanos, un proceso que una vez tomó cerca de seis meses pero que se extendió a más de dos años en algunos lugares bajo la administración Trump.

Otra oportunidad que tendrá el Congreso será desmilitarizar la frontera. El Congreso en última instancia tiene el poder de declarar la guerra y rechazar las acciones militares del presidente, especialmente cuando no existe una amenaza inmediata o grave para nuestra nación.

Hay esfuerzos bipartidistas crecientes contra la decisión de Trump de enviar miles de soldados a la frontera para interceptar a los solicitantes de asilo. El despliegue militar se ha considerado inútil e innecesario incluso a los ojos de los oficiales militares. El precio total del despliegue podría alcanzar los 200 millones de dólares.

A pesar de la protesta internacional por la separación de los niños de sus padres en la frontera, los comités encabezados por los republicanos no hicieron ninguna audiencia de supervisión.

Los demócratas deben reafirmar la autoridad constitucional del Congreso y ejercer el poder de los Comités de Seguridad Nacional y Judicial de la Cámara de Representantes para investigar la muerte de niños en la frontera, la cancelación de DACA y la comunicación interna entre asesores de la Casa Blanca, como Stephen Miller, con funcionarios de las agencias de inmigración, para exponer la agenda xenófoba e ilegal detrás de las políticas de Trump.

En menos de un mes, dos niños murieron trágicamente. Los demócratas deben investigar la atención médica que se brinda a los niños, las instalaciones donde se retiene a los niños y los servicios sociales que les ofrecen.

El acceso a los documentos de los funcionarios y agencias de la Casa Blanca también será crítico para una adecuada supervisión del Congreso y los tribunales en las decisiones clave que han resultado en la terminación ilegal de programas de inmigración o la promulgación de políticas discriminatorias. De hecho, un tribunal federal declaró que Trump probablemente canceló DACA por motivos raciales.

Al final, legislar e investigar van de la mano para proteger nuestra democracia y nuestra tradición como nación de inmigrantes. El pueblo estadounidense cuenta con que el Congreso puede hacer su trabajo.

*Directores de Dream Action Coalition y activistas sobre los derechos de los inmigrantes.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad