null: nullpx

Jugar con los fondos del zika pone en riesgo a millones de estadounidenses

La solución es fácil y solamente requiere que el Congreso haga su trabajo y apruebe los fondos para combatir el zika. Con cada día de inacción, perdemos tiempo de implementar políticas y salvaguardias para prevenir más casos de zika que ponen en riesgo a millones de personas.
Opinión
Director Ejecutivo Nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), la mayor y más antigua organización hispana en EEUU.
2016-09-22T11:11:47-04:00

Hace unos meses, el presidente Obama pidió al Congreso que aprobaran 1,900 millones de dólares para combatir las amenazas del zika y todavía no han hecho nada. En vez de proveer fondos para combatir el zika, los congresistas han perdido mucho tiempo en el debate y aún no existen los fondos ni el plan para combatir la amenaza del zika en el país.

Mientras el Congreso mantiene su inacción, más mujeres embarazadas en el país están en riesgo de contraer el zika y trasmitirlo a sus fetos. El Congreso debe actuar rápidamente antes que los problemas con el zika sigan creciendo. Una mujer embarazada que contrae el zika tiene mayor riesgo de tener un bebe con microcefalia –una deformidad cerebral–.

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los bebes nacidos con microcefalia viven con muchos problemas, como una cabeza más pequeña que lo normal, convulsiones, retraso en el desarrollo, discapacidad intelectual, dificultades para tragar, pérdida de la audición, y problemas con la vista. Los defectos resultan en una vida muy difícil para el niño y la familia, una vida que nadie debe aguantar.

Si el Congreso no actúa, la amenaza del zika seguirá real e inminente para la población de los Estados Unidos. En Puerto Rico, actualmente, hay más de 14,000 casos de zika y más de 1,200 de ellos son mujeres embarazadas. Los CDC calculan que de 5,900 a 10,300 mujeres embarazadas contraerían el virus para el fin de año y de estos casos, y de 100 a 270 bebes nacerían con microcefalia. Eso significa que entre 100 y 270 bebes tendrán que vivir con los defectos que impiden su derecho de vivir una vida sin discapacidades mentales y físicas. La amenaza del zika ya ha llegado a Florida también, donde los primeros casos aparecieron en Miami. Si el Congreso no actúa, Miami no será la única ciudad en riesgo. Las ciudades al norte de Miami estarán en riesgo también.

La solución es fácil y solamente requiere que el Congreso haga su trabajo y apruebe los fondos para combatir el zika. Con cada día de inacción, perdemos tiempo de implementar políticas y salvaguardias para prevenir más casos de zika que ponen en riesgo a millones de personas. La ironía es que muchos de los congresistas que juegan trucos políticos con los fondos de zika son los mismos a los que supuestamente les importa la salud de los niños no nacidos. Si hay un momento para dejar de politizar algo, es ahora. LULAC urge a los miembros del Congreso para que hagan el trabajo para el que fueron elegidos y aprueben una legislación que proveerá los fondos para combatir el zika y proteger el bienestar de la población estadounidense.

Este artículo fue publicado en ingles por The Hill el 20 de septiembre de 2016.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad