null: nullpx

¿Debería un latino reemplazar el escaño que dejó libre en el Senado Kamala Harris?

"En 1877, Romualdo Pacheco fue el primer latino en representar a California en la Cámara de Representantes. Han pasado 143 años, y el estado con la población latina más grande del país aún no ha elegido a un latino para el Senado de Estados Unidos".
Opinión
Nathalie Rayes
Presidenta y CEO de Latino Victory
2020-11-17T11:53:19-05:00
Comparte
Latino Victory pide al gobernador de California Gavin Newsom elegir al secretario de estado Alex Padilla en reemplazo de Kamala Harris en el Senado federal.
Crédito: Getty Images / Fotoarte: Víctor Vorrath

En 1877, Romualdo Pacheco fue el primer latino en representar a California en la Cámara de Representantes. Han pasado 143 años, y el estado con la población latina más grande del país aún no ha elegido a un latino para el Senado de Estados Unidos. Si realmente queremos tener un gobierno que represente la diversidad de las comunidades a las que sirve, California debería ser representado por un latino en el Senado.

El Gobernador de California Gavin Newsom tiene como principal tarea reemplazar el escaño vacante que dejó la recién electa vicepresidenta Kamala Harris. La oportunidad de acabar de derribar la barrera en la representación latina en el congreso ha llegado, y el secretario de estado, Alex Padilla, es un candidato cuyos méritos de trabajo y cualificaciones lo han postulado en la cima de la lista.

La historia de origen de Alex Padilla es similar a la de millones de hijos de inmigrantes mexicanos que llegaron a este país para busar una mejor vida. Creció en Pacoima, California, sin lujos pero con el apoyo de una familia de quien aprendió una ética de trabajo rígida que lo llevó a niveles inimaginables. Su padre trabajaba de cocinero en un restaurante y su madre limpiaba casas, y gracias a su sacrificio, Padilla logró graduarse del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts con un título en ingeniería.

Quizá pudo seguir una carrera brillante en la ingeniería, pero encontró su destino durante el despertar político de los latinos en California causado por la Propuesta 187, una medida antiinmigrante que causó un sismo político que cambiaría la política en California. Siendo un joven mexicano-americano, Padilla no pudo quedarse en las gradas, y marchó junto a su familia para protestar la medida racista. “No pude dejar de tomarlo personalmente y empujar en contra”, le dijo a NBC News. “Marchando por las calles en 1994, pude ver cómo se miraba el futuro”.

El camino que Padilla decidió tomar lo llevó a fortalecer la representación latina en la política de California, tanto en el gobierno como en las casillas electorales. A la corta edad de 26 años fue electo como representante en el Consejo Municipal de la ciudad de Los Ángeles, y luego fue el primer latino y la persona más joven electa como presidente de ese Consejo. Después de 12 años en el Consejo Municipal, Padilla fue electo al Senado estatal de California. Durante los ocho años que fungió como senador estatal logró aprobar medidas para incrementar el acceso al cuidado de salud y a la educación superior, combatir el cambio climático y proteger el medio ambiente.

En el 2015, Padilla comenzó su primer término como secretario de estado de California, en donde tiene como principal tarea manejar las elecciones a nivel estatal. Tal y como había marchado en 1994, para hacer escuchar su voz en las calles de Los Ángeles en contra de una medida que atacaba a su comunidad, Padilla lucha para que los votantes de California puedan hacer escuchar su voz en cada elección. En California, implementó programas firmes para hacer que registrarse para votar sea más fácil y para incrementar el electorado. Las medidas incluyen una ley que permite que las personas puedan registrarse el día de la elección, la registración para el voto automático y la registración preliminar para los jóvenes de 16 y 17 años.

La trayectoria política de Padilla va más allá de un currículo extenso y cualificado: es el producto de un movimiento de justicia social que creó una generación de líderes latinos con ganas de mejorar el sistema para su gente. Representa a la población latina de California, 40 por ciento de la población total y el 30 por ciento del electorado. Ahora se presenta la oportunidad de que el gobierno que representa esta población, la refleje.

El nombramiento de Padilla al Senado de Estados Unidos cimentará la historia y las contribuciones de los latinos en California, pero también le daría validez a las contribuciones políticas que han hecho los latinos en un estado que, gracias a ellos, se convirtió en un muro azul para los demócratas. En el Senado, Padilla contribuiría con su agudeza política, su visión, y su habilidad para legislar efectivamente. Su voz en el Congreso sería una más en favor del progreso y la justicia social para el bien de todo el país, especialmente de las comunidades vulnerables.

Padilla, cuya carrera política nació entre gritos que clamaban igualdad para los latinos en las calles de Los Ángeles, será quien deba pasar por la puerta que dejó abierta Romualdo Pacheco en 1877 y convertirse en el primer latino de California electo al Senado de los Estados Unidos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Comparte

Más contenido de tu interés