Obituario

Bud Spencer, ícono del spaghetti western, muere en Roma a los 86 años

Carlo Perdersoli, el célebre intérprete de "Me llaman Trinity", junto con su eterna pareja de elenco Terence Hill, supo divertir a puñetazo limpio a las generaciones de los 60 y 70.
28 Jun 2016 – 4:26 AM EDT

El actor italiano del género spaghetti western, Bud Spencer, famoso por sus dúos en el cine con Terence Hill, murió este lunes en Roma a la edad de 86 años, anunció su familia.

"Con profundo dolor anunciamos que Bud se fue para su último viaje", tuiteó el lunes la familia Pedersoli, el verdadero apellido del actor, nacido en Nápoles el 31 de octubre de 1929.

"Ciao Bud Spencer. Todos te hemos querido tanto", tuiteó el jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi.

El ministro de Cultura, Dario Franceschini, homenajeó a "un gran intérprete de nuestro cine, que desarrolló una larga carrera, fue capaz de divertir generaciones enteras y conquistar al público con su gran profesionalismo".

Carlo Pedersoli nació en el barrio napolitano de Santa Lucia, en el seno de una familia acomodada. Su padre, originario de Brescia era un hombre de negocios.

En 1940 la familia se muda a Roma. Allí Carlos destacaría por su capacidad como estudiante y como un excelente nadador.

Participó en solitario en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y de Melbourne 1956 y también integró el equipo de waterpolo de su país con el que alcanzó las semifinales en ambos campeonatos, y también compitió en ese deporte en los de Roma de 1960.

Después de la Segunda Guerra Mundial la familia emigra a Rio de Janeiro, donde Carlo abandona sus estudios y hace trabajos ocasionales, entre ellos obrero y bibliotecario.

También vivió un tiempo en Caracas, Venezuela, a inicios de los sesenta, donde se dedicó a la venta de automóviles. Hablaba seis idiomas, el castellano entre ellos.

De regreso a Roma retoma la natación, con la cual llegará a obtener siete títulos nacionales, mientras hace pequeños papeles en el cine, entre ellos en "Quo Vadis" y en "Adiós a las armas".

Recuerda una nota publicada en el diario El País, que Pedersoli medía casi dos metros, pesaba más de 308 libras (140 kilos) y a la mínima sonreía mostrando sus ojos achinados. Conquistó al público juvenil de los 60 y 70 no tanto por sus limitadas dotes para la interpretación como por sus puñetazos.

Casado con la hija de un productor cinematográfico, María Amato, filmará ya con 38 años su primer western spaghetti en 1967: "Dio perdona, Io no", traducida en algunos países como "Tú perdonas, yo no".

Para esa película había decidido cambiar su nombre artístico adoptando Bud Spencer, en homenaje a la cerveza del mismo nombre y al actor Spencer Tracy.

Su gran éxito europeo y latinoamericano vendrá con la cinta de 1970 "Lo chiamavano Trinita" (Me llaman Trinity), donde se instala en su papel del gigantón con corazón de oro, que siempre defendía las viudas y los huérfanos, pegando fuerte pero sonriendo al mismo tiempo.

Lo acompañaba en el rol protagonista su inseparable pareja de reparto Mario Girotti, conocido como Terence Hill.

“Yo lo único que siempre quise plasmar en las películas es algo por lo que lucho en la vida real: terminar con la injusticia. Mi violencia siempre fue cómica", apostilla Pedersolli, citado por El País.

Pedersoli participó en más de 80 producciones cinemagrotáficas. Su última película fue "Cantando dietro i paraventi" ("Cantando detrás del parabrisas") en 2004. También se postuló en las elecciones regionales de 2006 a un cargo municipal por el partido de Silvio Berlusconi

Desde entonces se había casi retirado de la vida pública


RELACIONADOS:ObituarioCineItalia
Publicidad