publicidad

Muere rehén estadounidense Somers secuestrado por Al Qaeda en fallido operativo de rescate

Muere rehén estadounidense Somers secuestrado por Al Qaeda en fallido operativo de rescate

El Ejercito yemení y Fuerzas especiales de EEUU realizaron una operación para liberar al rehén en manos de Al Qaeda. Falleció en el intento.

Muere el rehén estadounidense Luke Somers a manos de Al Qaeda Univision

Los primeros momentos fueron pura confusión. Fuerzas especiales realizaron una operación para intentar rescatar al reportero Luke Somers, quien fue secuestrado por Al Qaeda hace más de un año. Pero algo salió mal y, a pesar de que algunos informes hablaban de un operativo exitoso, el estadounidense falleció en el intento. Así, lo informaron su hermana y un oficial de alto rango de EEUU en un primer momento. Luego, la noticia fue confirmada por el todavía secretario de Defensa Chuck Hagel y por el propio presidente Barack Obama, en un comunicado.

En la madrugada del sábado, Lucy Somers había sido la primera en confirmarle a la agencia de noticias The Associated Press que ella y su padre habían sido informados de que el joven de 33 años había sido asesinado a raíz del operativo llevado a cabo por oficiales del Ejército de Yemen y Fuerzas especiales de EEUU. También lo había confirmado un oficial de alto rango al diario The New York Times.

publicidad

En un primer momento, algunos reportes habían traído esperanza ya que aseguraban que en el operativo Somers había logrado ser rescatado con vida. Incluso, así lo informó un comunicado del Ministerio de Defensa de Yemen, según la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, el oficial citado por el periódico neoyorquino explicó que aunque el reportero fue rescatado con vida, se encontraba herido gravemente y falleció de camino a una embarcación naval de EEUU apostada en la zona.

Así fue el operativo

Los rehenes estadounidense y sudafricano secuestrados murieron la madrugada del sábado cuando estaban siendo evacuados hacia un buque para salir del país, precisó un funcionario de Defensa estadounidense.

La fuente, que habló con los periodistas bajo condición de anonimato, divulgó detalles sobre la redada que se produjo a la 1 de la madrugada del sábado en el sur de Yemen (22:00 GMT del viernes), y que concluyó con la muerte del fotoperiodista estadounidense Luke Somers y el rehén sudafricano Pierre Korkie, añadió Efe en otro parte informativo.

En lugar de encontrar los cadáveres de los dos rehenes cuando trataron de rescatarlos, como se había informado anteriormente, las fuerzas estadounidenses lograron abandonar el edificio donde estaban secuestrados con los dos hombres, pero ambos estaban gravemente heridos, según el funcionario.

Los militares los trasladaron hasta sus helicópteros y uno de ellos murió en el camino, mientras que el otro falleció en la mesa de operaciones cuando llegaron al buque de la Armada de EEUU, explicó la fuente, citada por el servicio de prensa del Pentágono.

El equipo de unos 40 miembros de las fuerzas especiales estadounidenses aterrizó ya entrada la noche cerca del complejo de edificios donde estaban los rehenes, localizado en un lugar remoto de la región de Shabwah, de acuerdo con la fuente.

Un ruido, que según el diario The Wall Street Journal pudo tratarse del ladrido de un perro, delató la presencia de los estadounidenses y arruinó el elemento de sorpresa que era clave para el éxito de la operación, con lo que los integrantes de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) comenzaron a disparar a los militares intrusos.

Entonces, uno de los terroristas entró en el edificio donde se encontraban los rehenes y volvió a salir pronto, por lo que el Pentágono cree que fue entonces cuando disparó al estadounidense y el sudafricano.

"No hay ninguna posibilidad de que los rehenes fueran víctimas de fuego cruzado. Esto fue una ejecución", aseguró el funcionario de Defensa.

Una vez concluido el intercambio de disparos con los terroristas, en el que el Pentágono cree que murieron seis miembros de AQAP, el equipo de operaciones especiales entró en el edificio para buscar a los rehenes, y comenzó el proceso de evacuación.

publicidad

En total, la operación duró alrededor de media hora y no resultaron heridos ningún militar estadounidense ni ningún civil yemení, aseveró la fuente.

Trabajaba como free lance

El joven había sido secuestrado en Saná, la capital, en septiembre de 2013 por una de las filiales de Al Qaeda en Yemen cuando salía de un supermercado, explicó en su momento Fakhri al-Arashi, jefe de redacción del Yemen Times, donde Somers trabajó como editor y fotógrafo free lance durante el levantamiento de 2011 en Yemen.

La operación de rescate, la segunda que intentaba EEUU para liberarlo, se realizó en la provincia sureña de Shabua. Allí, murieron unos diez supuestos miembros de Al Qaeda, según el comunicado el Ministerio de Defensa de Yemen.

La filial yemení de la organización terrorista Al Qaeda había amenazado el pasado 4 de diciembre en un vídeo con matar a Somers, cuyo rescate había sido intentado sin éxito en noviembre por autoridades estadounidenses, según reconoció ese mismo día la Casa Blanca.

Lucy Somers rogó desde Londres tras conocer la noticia sobre el fallecimiento de su hermano: "Pedimos que se permita a todos los miembros de la familia de Luke llorar en paz".

Poco antes de que se conociera la muerte de Luke, Lucy publicó un video en Internet en el que describía a su hermano como un romántico que "siempre cree que en lo mejor de las personas". Y rogó: "Por favor, déjenlo vivir".

publicidad

En un comunicado, Michael Somers, el padre del fotorreportero, había calificado a su hijo como "un buen amigo de Yemen y del pueblo yemení" y había pedido que fuera liberado.

Desde Afganistán, el secretario de Defensa Chuck Hagel, que pronto dejara su cargo, confirmó la muerte de Somers e informó que “un segundo rehén no estadounidense” también fue asesinado durante el operativo por los militantes de Al Qaeda.

"Ayer por orden del presidente de Estados Unidos, Fuerzas de Operaciones Especiales llevaron a cabo una misión en Yemen para rescatar al ciudadano estadounidense Luke Somers y otros ciudadanos extranjeros, rehenes con él", dijo Hagel. "Había razones de peso para creer que la vida Somers estaba en peligro inminente", agregó.

La ONG Gift of the Givers identificó después al segundo rehén como el profesor sudafricano Pierre Korkie, quien, según el grupo, iba a ser liberado mañana domingo. Según aseguraron, estaba planeado que fuera trasladado fuera de Yemen "bajo cobertura diplomática, luego de reunirse con miembros de su familia en un país seguro (y) volar a Sudáfrica".

Korkie había sido secuestrado en la ciudad yemení de Taiz en mayo, junto con su esposa Yolande, quien más tarde fue puesta en libertad y regresó a Sudáfrica. Gift of the Givers ayudó a mediar en su liberación. Según The Associated Press, personas cercanas a Korkie dijeron que los militantes de Al Qaeda exigieron un rescate de 3 millones de dólares por su liberación.

publicidad

Al Qaeda opera en las provincias del sur y el este del Yemen, incluida la de Shabua, donde cuenta con la protección de las tribus locales. Los secuestros de extranjeros son frecuentes en Yemen y Al Qaeda ha recaudado en los últimos tres años decenas de millones de dólares por el pago de rescates a cambio de la liberación de los rehenes.

"La devastación psicológica y emocional a Yolande y su familia se verá agravada por el conocimiento de que Pierre iba a ser liberado por Al Qaida mañana", dijo Gift of the Givers en un comunicado.

"Un equipo de líderes de Abyan se reunió en Adén esta mañana y estaban preparando los arreglos logísticos, en relación con los mecanismos de liberación de rehenes, para traer a Pierre a la seguridad y la libertad. Es aún más trágico que las palabras que utilizaron en una conversación con Yolande a las 5.59 esta mañana fueron la espera casi ha terminado", dijeron en el comunicado. Tres días antes, le habían prometido a la mujer que su esposo estaría en casa para Navidad.

Luke Somers, quien nació en Gran Bretaña, obtuvo su título en Escritura creativa mientras asistía al Beloit College en Wisconsin entre 2004 y 2007.

"Realmente quería entender el mundo", dijo Shawn Gillen, un profesor de Inglés y presidente del programa de periodismo de Beloit College, quien tuvo a Somers como estudiante.

publicidad

Fuad Al Kadas, quien llamó a Somers uno de sus mejores amigos, dijo que el reportero pasó un tiempo en Egipto antes de encontrar trabajo en Yemen. Somers comenzó a enseñar inglés en una escuela de Yemen, pero rápidamente se estableció como uno de los pocos fotógrafos extranjeros en el país.

"Él es un gran hombre de buen corazón que ama realmente el pueblo yemení y el país", escribió Al Kadas en un correo electrónico desde Yemen. La última vez que vio a su amigo Somers fue el día antes de su secuestro.

"Estaba tan dedicado al tratar de ayudar a cambiar el futuro de Yemen, para hacer cosas buenas para la gente que no salió del país durante todo el tiempo que estuvo aquí", escribió Al Kadas.

La muerte de Somers se suma a la de otros periodistas occidentales que en los últimos meses fallecieron en manos de terroristas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad