publicidad

Los asesinos de Cristopher eran rebeldes y problemáticos, según sus vecinos y el fiscal

Los asesinos de Cristopher eran rebeldes y problemáticos, según sus vecinos y el fiscal

Los menores de edad que confesaron el asesinato de Cristopher, habían participado en algunos actos vandálicos en su comunidad en Chihuahua, según vecinos.

Niños secuestran, torturan y asesinan a un menor de 6 años familiares exigen justicia Univision

Los menores de edad que confesaron el asesinato del niño Cristopher Raymundo Márquez Alvarado, de seis años, eran rebeldes y conocidos en su comunidad por causar destrozos, coincidieron el fiscal general de Chihuahua, Jorge Enrique González Nicolás y los vecinos.

Los nombres de los agresores de este pequeño, que fue torturado y cruelmente asesinado en el norteño estado mexicano, no se han dado a conocer.  Lo que sí se ha revelado es parte de su problemático pasado.  González reconoció que el adolescente de 15 años, que lideraba al grupo, es un muchacho rebelde al que acaban de expulsar de una secundaria por problemas de conducta. Apenas la semana pasada, según los lugareños, había agredido con un machete a un residente.

publicidad

“Se interpuso la denuncia correspondiente en la  Fiscalía, pero nunca se hizo nada al respecto. ‘Si nos hubieran hecho caso esta tragedia podría haberse evitado”', aseguró uno de los testimonios contactados por el Diario de Chihuahua.

Pero según los vecinos de la colonia Landeros de San Guillermo, quienes prefirieron no revelar su identidad, este chico no era el único que constantemente se metía en problemas. “Se reunían en una bolita y siempre andaban haciendo destrozos. Ese día andaban bien atizados, se les notaba, usaban inhalantes y otras cosas que una persona en el mismo vecindario les proveía”, aseguró al Diario de Chihuahua una persona que pidió mantener su anonimato por seguridad.

Otros de los lugareños se sumaron a describir que la actitud de los menores no era normal: “Hace tiempo prendieron fuego a unas viviendas que permanecían desocupadas. No se puso denuncia ni nada porque el asunto no pasó a mayores, pero sabemos que ellos fueron los responsables de eso”, aseguró otro que tampoco reveló su nombre.

La mayoría de los entrevistados por el periódico local aceptaron que conocían a Cristopher:  “Es cierto que el niño venía hasta acá y jugaba con los demás, pero era un buen niño, no era agresivo ni nada. Como madres de familia nos sentimos muy afectadas porque también tenemos hijos", explicó una mujer.

Incluso, los vecinos reconocieron que la colonia sigue aterrorizada por lo que pasó: “Mi hijo era su amiguito y está muy afectado por lo que sucedió. Nosotros hemos hablado mucho con él tratando de que supere esto, diciéndole que él va a estar bien, pero también haciéndole ver que debe ser cuidadoso a la hora de elegir sus amistades o sus acciones”, confesó otra de las vecinas.

El cuerpo del pequeño Cristopher fue localizado el sábado pasado en un arroyo de Laderas de San Guillermo, donde fueron detenidos los menores.

En entrevista con la periodista Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia,  el fiscal de Chihuahua explicó que las averiguaciones del caso están agotadas y que se procederá penalmente contra los dos adolescentes de 15 años ante un tribunal para menores.

De los otros tres responsables de homicidio, se solicitará a la Procuraduría de la Defensa del Menor que retire la patria potestad a los padres para que la asuma el Sistema Nacional para el  Desarrollo Integral de la Familia, DIF y sean internados en un albergue, “una pequeña cárcel”, dijo el fiscal.

Según el acta de defunción emitida por las autoridades estatales,  la causa de muerte de Cristopher fue por asfixia mecánica por estrangulación. También se establece que el menor murió el 17 de mayo  de 2015 en las inmediaciones de la colonia Landeros de San Guillermo.

publicidad

El documento también resalta que el menor fue severamente golpeado. Se descartó que haya muerto por las heridas de una navaja.

“Todo empezó como un juego. Lo agarraban para bromas”,  dijo el funcionario. Explicó que durante el acto delictivo, Cristopher fue torturado como si fuera secuestrado pero “se les pasó la mano” y decidieron quitarle la vida para evitar más problemas”, aseguró González.

Los restos del pequeño Cristopher fueron abandonados en un arroyo seco, a escasos metros de un reclusorio. El caso ha provocado indignación, repudio y muchas voces se han unido para exigir justicia aunque los culpables sean niños.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad