null: nullpx
Nissan

Probamos al nuevo Nissan Altima 2016

Cambios sustanciales mantienen vigente a este favorito
12 Nov 2015 – 12:08 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Nissan Altima 2016 Crédito: Jeffrey Sauger/Nissan

La quinta generación del  Nissan Altima ha sido la fuente de muchas satisfacciones tanto para  Nissan como para sus usuarios. Diseñada sobre la plataforma global D del consorcio Nissan Renault, la cual sustenta vehículos como la CUV Nissan Pathfinder, el más reciente Altima fue presentado como un vehículo totalmente nuevo en el año 2013, desplazando al Honda Accord como el segundo auto familiar mediano más vendido de los Estados Unidos.

Pero como más de un fabricante ha aprendido, dormirse en los laureles en el competitivo mercado de los sedanes familiares irremediablemente termina mal. Es por esto que para su cuarto año de existencia Nissan renovó extensamente al Nissan Altima , vistiéndolo con la última moda de la casa de Yokohama y dotándolo de un par de trucos técnicos que deberán mantenerlo actual hasta que llegue su reemplazo en más o menos 3 años.

Visualmente, el cambio más prominente está en la nueva sección frontal que adopta a la bien recibida parrilla V-Motion que conseguimos en los Nissan Maxima y Murano. El cambio del frontal sin embargo va más allá de un simple reemplazo de parrilla. De hecho todos los elementos situados delante de los parales frontales; como son los parachoques, parafangos, y luces, son totalmente nuevos. Los faros delanteros en forma de boomerang y los parachoques hermosamente esculpidos con grandes entradas de aire y luces de niebla incorporadas, complementan la nueva parrilla en un armonioso conjunto que delata lo meticulosamente estudiado que Nissan tiene a su nuevo “look”.

La sección trasera del Nissan Altima 2016 presenta una versión adaptada de la vista posterior del Nissan Maxima, utilizando nuevas luces de stop en forma de boomerang que requirieron del diseño de una nueva tapa del baúl y un nuevo parachoques. El nuevo modelo SR incluye un discreto deflector de aire en la tapa del maletero que luce innecesario y que es una obvia concesión a las modas del día.

Los cambios visuales del Nissan Altima 2016 transcienden lo cosmético. El nuevo auto es 10% más aerodinámico que el modelo del 2015, gracias a nuevas persianas activas, nuevas cubiertas aerodinámicas para la parte de abajo del auto y el nuevo frontal que reducen el coeficiente aerodinámico del Altima 2016 a 0,26 Cd de 0,29 del modelo que reemplaza.

El cambio más notorio en la cabina del nuevo Nissan Altima 2016 es la nueva consola central y la adopción del diseño de Ala Delta para el tablero de controles que también conseguimos en los nuevos Nissan Maxima y Murano, mejorando mucho tanto la belleza como la funcionalidad en el interior del Altima. Nissan ofrece en el nuevo Altima su paquete de aplicaciones móviles NissanConnect incluyendo motor de búsqueda Google, Siri Ojos Libres y Navegación con mapas en 3D en modelos selectos, poniéndolo en línea con las ofertas de la competencia.

En esta actualización Nissan no dejó de lado la mecánica. El Nissan Altima 2016 cuenta con una estructura más liviana y reforzada a la vez gracias a un uso más extensos de aceros de alta resistencia en cuya remodelación se puso énfasis en la durabilidad y calidad del vehículo así como en su nivel de ruido y vibraciones logrando un nivel más lujoso en su utilización. El Nissan Altima 2016 cuenta también con un parabrisas acústico laminado y con nuevas bases del motor lo que aumenta el aislamiento de vibraciones y el silencio en su cabina.

En materia de tren motriz las cosas no cambian mucho. Como motor básico regresa el cuatro cilindros 2.5-litros del modelo anterior, que en el nuevo auto rinde 1 milla más que antes en autopista, llegando a 39 mpg y 27 en la cuidad y el cual al igual que antes genera 182 caballos de fuerza y 180 lbs.- pie de torque. El motor opcional, que es heredado también del modelo anterior, es el V6 3.5-litros de Nissan, con 270 caballos de fuerza y 251 lbs.-pie de torque, rindiendo 22 mpg en la ciudad y 32 en autopista. Para todos los motores regresa la Transmisión Continua Variable Xtronic CVT para la cual Nissan incorporó un nuevo patrón de cambios que crea una sensación de respuesta más sensible a la aceleración. 

Esto lo pudimos comprobar en las vías de los alrededores de Plymouth en el estado de Michigan. Nissan puso a nuestra disposición un ejemplar del Nissan Altima SR con el motors de 2.5 litros, el cual contaba con ruedas de 18 pulgadas, luces frontales oscurecidas, el deflector de aire en la tapa del maletero y unas enormes paletas de cambios en los lados del volante, el cual al igual que el selector de cambios, está cubierto en cuero aunque los siempre excelentes asientos Cero Gravedad no lo estaban.

El 2.5 litros se sentía fuerte y confiable y sin ser una fuente de poder especialmente poderosa cuenta con el suficiente aplomo para cumplir con las funciones de transporte diario sin problemas, y si bien no tiene la potencia de un V6 Nissan logró darle la sensación de un motor más grande eliminando el ruido tan poco inspirador que los 4 cilindros usualmente producen a cualquier velocidad, lo cual es una bienvenida novedad en el segmento de los sedanes económicos de 4 cilindros. El nuevo patrón de cambios simulados de la transmisión CVT no sólo logra hacer una creíble imitación de una caja de cambios con engranajes sino que además lo hace manteniendo las revoluciones lo más baja posible para mayor suavidad y confort del usuario.

La versión SR que probamos es la que tiene las labores de darle credenciales deportivas al Máxima. A tal fin cuenta con amortiguadores, espirales y barras estabilizadoras únicas, siendo estas últimas significativamente más rígidas que el los modelos regulares. Sin embargo la diferencia  aunque notable no es significativa, como el las versiones de sabor deportivo de los sedanes de la competencia. La dirección es muy neutral y podría mejorar mucho si Nissan decidiera reprogramar su balance y darle algo más de naturalidad y rapidez, lo cual podría hacer maravillas para las pretensiones de deportividad de la versión SR. De los frenos cumplen con sus funciones de manera impecable al igual que en el modelo anterior, pero a diferencia de aquel los frenos pueden ser activados por un nuevo sistema de frenado de emergencia el cual, junto con el sistema de predicción y aviso de colisión frontal el control de crucero inteligente y el nuevo sistema de detección de punto ciego con radar forman el equipo de asistentes activos de seguridad en el nuevo Altima 2016.

No hay manera de no recomendar al nuevo Nissan Altima. Las mejoras en el funcionamiento y el rendimiento de su 2.5 litros hacen de él una de las mejores opciones en cuatro cilindros de aspiración natural en materia de sedanes económicos, sin embargo Nissan espera que este motor sólo conquista a un cuarto del total de sus compradores. El precio base del Altima 2016 es de $22,500 para el modelo básico y puede subir hasta $32,100 para el modelo tope SL con el motor V6. Un modelo SR 2.5 litros como el que probamos cuesta $24,470 lo cual es muy razonable cuando se tiene en cuenta la cantidad de equipamientos con los que cuenta.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NissanSedanesPruebas de Manejo
Publicidad