publicidad
Benjamin Netanyahu

Netanyahu afirma que seguirá presionando para un "mejor" acuerdo con Irán

Netanyahu afirma que seguirá presionando para un "mejor" acuerdo con Irán

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reiteró sus críticas al pacto preliminar alcanzado con Irán sobre su programa nuclear.

Benjamin Netanyahu
Benjamin Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reiteró este domingo sus críticas al pacto preliminar alcanzado con Irán sobre su programa nuclear y afirmó que seguirá presionando al Gobierno de EEUU para que busque un "mejor" acuerdo.

"No estoy intentando matar cualquier acuerdo. Estoy intentando matar un mal acuerdo", comentó Netanyahu a la cadena NBC, en el marco de una ronda de entrevistas con varias televisiones estadounidenses.

Según Netanyahu, el acuerdo preliminar entre el G5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) e Irán anunciado el pasado jueves en Lausana, Suiza, es una "amenaza" para Israel y sus vecinos, y convierte en "legítimo" el programa nuclear de Teherán, que es, a su juicio, algo "ilegítimo".

publicidad

"Todavía hay tiempo para conseguir un mejor acuerdo", afirmó el líder israelí a la cadena CNN.

Netanyahu dijo también, en declaraciones a la cadena CNN, que el acuerdo preliminar levantará las sanciones contra Irán demasiado rápido, lo que dará al régimen de Teherán recursos para "incrementar su maquinaria del terror en todo el mundo".

A diferencia de Netanyahu, el presidente de EEUU, Barack Obama, está insistiendo desde el anuncio del entendimiento con Irán en que se ha logrado un "buen acuerdo", que es "de lejos" la mejor opción para su país, sus aliados y el mundo entero, dado que niega a Teherán el "el plutonio necesario para fabricar una bomba".

No obstante, el escepticismo de Netanyahu y sus críticas son compartidas por los republicanos en el Congreso de EEUU y también por numerosos demócratas.

Del lado de Obama se puso el domingo la influyente senadora demócrata Dianne Feinstein, quien comentó a CNN que desearía que Netanyahu "se contuviera" a la hora de hablar del acuerdo con Irán, porque él no ha ofrecido "ninguna alternativa real" para impedir que ese país desarrolle un arma nuclear.

"Francamente, es un acuerdo mejor de lo que esperaba. Creo que puede ser un acuerdo práctico y muy útil, y puede ser la señal" de un "nuevo día" con Irán, declaró Feinstein.

Israel prepara estrategia contra acuerdo nuclear

El gobierno israelí elaboró un análisis oficial del acuerdo nuclear marco entre Irán y las potencias mundiales, que incluye una lista de presuntas deficiencias que servirán de base para lo que se prevé serán gestiones frenéticas del primer ministro Benjamin Netanyahu para modificarlo o anularlo.

Netanyahu, que no ha ahorrado críticas a las negociaciones con Irán, ha dicho que el acuerdo es insuficiente y se espera de su parte una fuerte ofensiva de cara a un acuerdo que debe ser firmado antes del 30 de junio.

Aparentemente el acuerdo anunciado el jueves reduce la capacidad tecnológica de la república islámica para fabricar una bomba a la vez que le da acceso a bienes y mercados bloqueados por las sanciones internacionales. De ser aplicados, los acuerdos reducirían ciertos bienes nucleares de Irán durante una década y limitarían otros durante cinco años adicionales.

Según un documento estadounidense, Teherán está dispuesto a reducir el número de centrífugas, las máquinas utilizadas para enriquecer uranio a grados utilizados para la fabricación de ojivas nucleares y a permitir controles e inspecciones estrictas de sus instalaciones nucleares.

Sin embargo, el análisis israelí, elaborado por colaboradores de Netanyahu durante el fin de semana, dice que el sistema de inspecciones no es tan exhaustivo como dicen los negociadores porque no obliga explícitamente a los iraníes a abrir sus instalaciones "en cualquier momento y lugar".

publicidad

Sostiene que el acuerdo es vago en cuanto al destino del uranio enriquecido, un ingrediente crucial para la fabricación de armas nucleares, así como la manera de volver a imponer las sanciones si Teherán viola los acuerdos.

Si bien Irán no debe enriquecer uranio con sus centrífugas durante los próximos 10 años, el acuerdo permite "investigación y desarrollo" en una medida limitada, según el documento de Washington. Los israelíes dicen que de esta manera Irán podría reactivar esas centrifugas apenas concluya o fracase el acuerdo.

The Associated Press obtuvo una copia del documento el domingo, de un funcionario que exigió no ser identificado debido a su naturaleza confidencial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad