Nueve macetas con flores y una biblioteca: el muro que separa la frontera de EEUU y Canadá en Derby Line

En este pueblo los habitantes estacionan su carro en Quebec y van a Vermont a hacer mercado sin que nadie les pida documentos. La biblioteca está construida en la mitad de la frontera, y en ella, una línea negra puesta en el suelo señala de qué lado se está. Lejos de la realidad de la frontera con México, aquí las patrullas fronterizas les toman fotos a los turistas.
Por: Angélica Gallón S.yClaudia Uceda,
11 Ago 2018 – 9:02 AM EDT

En Derby Line, un pueblo que separa la provincia canadiense de Quebec con el estado de Vermont, lo que divide la frontera son nueve macetas de exuberantes flores y una biblioteca. Con una línea negra en el medio le deja saber a sus visitantes sin mucho aspaviento si mientras leen un libro están del lado de un país o de otro.

Estados Unidos y Canadá tienen la frontera más larga del mundo: son 5,500 millas que atraviesan un continente entero. Delimitar semejante cantidad de terreno no fue una tarea sencilla; mucho menos cuando los dos países acordaron que crearían una franja de seis kilómetros de ancha y que cada uno aportaría tres kilómetros. Intentaron trazar infructuosamente una recta, que atravesaría bosques, pueblos y montañas y que marcaría físicamente el espacio. Sí, hay bosques enteros podados por la mitad demarcando una zona que ellos han bautizado como ‘No touching zone’ (Zona para no tocar).

Esta particular frontera que cuenta con menos de 100 puntos de chequeo permaneció poco vigilada hasta que después de los atentados del 11 de septiembre, los dos países decidieron aumentar la vigilancia con sofisticados sistemas tecnológicos. También hay unos 2,000 agentes con los que, sin embargo, no es tan común toparse.

De hecho, en Derby Line, los pobladores pasan de un país al otro sin ser increpados por ningún oficial, y el que aparece, cada tantas horas, lo hace para tomarles las fotos a los visitantes y turistas. "Es único y fantástico. Aquí a nadie le importa de dónde vienes. La mayoría somos canadienses o estadounidenses, no necesitamos papeles. No tenemos por qué mostrarlos, es nuestro barrio", le dijo a Univision Noticias, Chuch Chaods, residente del lado canadiense.

La biblioteca Haskell Free fue deliberadamente construida en 1901 en la frontera entre los dos países como símbolo de cooperación y amistad entre Estados Unidos y Canadá, y casi un siglo después sigue acogiendo a ciudadanos sin que importe de qué lado provienen.


Sin embargo, y aunque la frontera entre Estados Unidos y Canadá presenta un panorama radicalmente diferente al que muestra la frontera sur del país con México, no significa que no haya episodios en los que un paso no autorizado de la frontera no termine en aprietos migratorios.

Muy sonado fue el caso de Cedella Roman, una joven francesa que salió a trotar por la playa aledaña a la casa en donde había ido a visitar a su mamá y terminó cruzando sin querer la frontera de Estados Unidos, para solo darse cuenta de su error cuando unos agentes se le acercaron y le pidieron su documentación, que, por supuesto, al estar trotando no llevaba consigo. Roman resultó detenida.


En la actualidad, el número de personas arrestadas por entrar ilegalmente a Canadá por la frontera norte ha aumentado 142% en comparación al año pasado. En tan solo los primeros 6 meses de 2018, alrededor de 445 inmigrantes fueron capturados. El año anterior, en el mismo periodo, solo se habían registrados 184 arrestos.

En la línea divisoria que separa el estado de Vermont y la provincia de Quebec no hay barreras, muchos menos muros infranqueables: la comunidad puede estacionar en Canadá mientras hace mercado en Estados Unidos; vive en casas que están literalmente construidas entre los dos países y no hay mucha preocupación por cuál es el lugar de proveniencia de los visitantes.

Se trata de un ideal de hermandad fronteriza que lejos de lo sospechado por años también existió entre Estados Unidos y México que, bajo otras políticas migratorias, incluso llegaron a separar la frontera no con macetas de flores sino con una malla para jugar voleibol.

Estas son algunas de las cosas más extrañas que han pasado en el muro entre México y Estados Unidos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CanadáFrontera EEUU México