null: nullpx
México

"No soy cobarde": López Obrador responde a la amenaza de Trump de imponer aranceles a México

El presidente mexicano le envió una misiva a Trump en la que le 'invita al diálogo' para hallar soluciones al tema migratorio, pero le advierte que "los problemas sociales no se resuelven con impuestos". Además, envió a su canciller a Washington, donde la próxima semana se reunirá con una delegación estadounidense encabezada por Pompeo.
31 May 2019 – 7:58 AM EDT

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, envió una carta a su par estadounidense, Donald Trump, luego de que la Casa Blanca anunciara la imposición progresiva de aranceles a bienes mexicanos si el país vecino no frena el flujo de migrantes hacia EEUU.

En ella, López Obrador señala por un lado que no quiere confrontación y llama a dialogar sobre el problema migratorio y por el otro lanza críticas a los métodos con los que el presidente Trump busca frenar la llegada de indocumentados.

"Los seres humanos no abandonan sus pueblos por gusto sino por necesidad. Es por ello que, desde el principio de mi gobierno, le propuse optar por la cooperación para el desarrollo y ayudar a los países centroamericanos con inversiones productivas para crear empleos y resolver de fondo este penoso asunto", señala el mandatario en la misiva.

Esta mañana, en su conferencia de prensa diaria, el presidente mexicano retomó el asunto y declaró que la tensión generada por los aranceles de Trump no frenará el tratado de comercio T-MEC. "Esto no detiene el proceso que ya se inició para ratificar el tratado", dijo.


Añadió que su gobierno está aplicando "un plan" para frenar a los migrantes en la frontera sur del país y que eso está "dando resultado", aunque por el momento no hará públicas las pruebas de ello.

Ebrard se reunirá el miércoles con Pompeo

Por otra parte, y tal como había adelantado López Obrador en su carta, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, viajó a Washington DC para dialogar sobre "un acuerdo en beneficio de las dos naciones" y pidió a Trump instruir a sus funcionarios para atender a la delegación mexicana.

En una escala en el aeropuerto de Houston, Ebrard recurrió a su cuenta de Twitter para informar que había conversado por teléfono con el asesor presidencial Jared Kushner y el secretario de Estado Mike Pompeo para iniciar "un proceso de negociación" y que había escuchado "interés y respeto" respecto a la carta de López Obrador.


Posteriormente, en esa misma red social anunció que se reuniría con una delegación estadounidense encabezada por Pompeo el próximo miércoles en una "cumbre para resolver el diferendo" con Estados Unidos en la que, dijo, defendería la dignidad de México.

El anuncio de Ebrard ponía fin a unas horas de especulaciones ya que, pese al anuncio de su viaje a Washington DC, del lado estadounidense no se sabía quién lo recibiría ya que tanto Pompeo como Kurshner, los funcionarios que más han negociado con el gobierno mexicano, están fuera del país.


"No me falta valor", le dice López Obrador a Trump

La misiva del presidente mexicano a su homólogo estadounidense fue divulgada en un mensaje de Twitter la noche del jueves, horas después de que Trump anunciara por la misma vía la idea de imponer aranceles del 5% a todos los productos mexicanos a partir del 10 de junio si no se frena la inmigración ilegal.

"Le expreso que no quiero la confrontación (...) le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio", expresó López Obrador. "Y por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato sino que actúo por principios (...) No creo en la Ley del Talión, en el 'diente por diente' ni en el 'ojo por ojo' porque, si a esas vamos, todos nos quedaríamos chimuelos o tuertos".

Pero más allá de la invitación al diálogo, el presidente de México tuvo críticas para las formas con las que Trump busca frenar la llegada de migrantes a suelo estadounidense.


Sin embargo, en las dos páginas enviadas a Trump que el presidente mexicano firma como "su amigo", no hay referencia directa a la medida que causó esta nueva crisis entre las dos naciones: los aranceles.

López Obrador promete además prosperidad en México: "En poco tiempo, los mexicanos no tendrán necesidad de acudir a Estados Unidos" y "la migración será opcional".

México, país de paso

Desde octubre pasado, por México han pasado oleadas de migrantes, en su gran mayoría centroamericanos, que buscan llegar a Estados Unidos escapando de la violencia y la pobreza en sus países, lo que ha desatado el enojo de Trump que considera esto como una amenaza a la seguridad nacional estadounidense.

Una de las manifestaciones más patentes de esas oleadas de migrantes han sido las llamadas caravanas, que vienen de países centroamericanos y atraviesan un duro viaje a pie a lo largo de todo México para llegar a la frontera con EEUU.

La Casa Blanca dice que los aranceles se incrementarán mes a mes progresivamente mientras no haya una solución al tema de los migrantes.

"Si la crisis de la migración ilegal se alivia a través de acciones efectivas tomadas por México, que se determinarán a nuestro exclusivo criterio, se eliminarán los aranceles. Sin embargo, si la crisis persiste, los aranceles aumentarán a 10% el 1 de julio de 2019. De igual manera, si México todavía no ha tomado medidas (...) los aranceles subirán al 15% el 1 de agosto de 2019, al 20% el 1 de septiembre de 2019 y al 25% el 1 de octubre de 2019. Las tarifas se mantendrán permanentemente en el nivel del 25%, a menos que México detenga sustancialmente la entrada ilegal de extranjeros", indicó un comunicado del presidente Trump publicado en el sitio web de la Casa Blanca.

En fotos: algunos de los productos mexicanos afectados por el nuevo arancel que anunció Donald Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad