null: nullpx

La 'niña de los ojos verdes' será deportada a Afganistán la próxima semana

Sharbat Gula, la mujer que protagonizó la portada más conocida de National Geographic, fue encontrada culpable en Pakistán de tener una tarjeta de identificación falsa.
4 Nov 2016 – 11:02 AM EDT

La ‘niña de los ojos verdes’ de la icónica portada de 1985 de National Geographic, Sharbat Gula, será deportada a Afganistán la próxima semana, según determinó un juez este viernes en un fallo que pone fin a los problemas legales de la mujer en Pakistán, país en el que ha vivido como refugiada desde que era menor de edad.

Gula, que ahora tiene alrededor de 40 años, fue hallada culpable de obtener ilegalmente una tarjeta de identificación paquistaní y sentenciada a 15 días de cárcel y a pagar 100,000 rupias (cerca de 1,000 dólares), antes de que se lleve a efecto su traslado a su país de origen, según reportó Reuters.

La mujer está bajo custodia de las autoridades desde su arresto el 26 de octubre, pero esta semana fue trasladada a un hospital donde recibe tratamiento de fiebre e hipertensión, así como hepatitis C y puede recibir las visitas de sus familiares.


“El próximo lunes será deportada”, declaró el funcionario consular afgano Abdul Hameed Jalili, quien indicó que Gula será recibida en su país “con gran emoción”. Según CNN, las autoridades afganas ya abonaron la multa impuesta a la mujer.

En los últimos días, Sharbat Gula ha manifestado su voluntad de retornar al país del que salió huyendo de la guerra cuando era apenas una niña. La última vez que estuvo allí fue en 2003, de acuerdo con CNN.


La niña de la foto
Gula tenía poco más de 10 años cuando el fotógrafo Steve McCurry la retrató con su cámara Nikon FM2 en el campo de refugiados Nashir Bagh (Pakistán) pocos días después de que sus padres murieran en un bombardeo ruso. La imagen fue publicada en junio de 1985 en National Geographic, y se convirtió en la portada más famosa de la conocida revista.

McCurry regresó en su búsqueda 17 años después y la encontró en un área montañosa de Afganistán, donde volvió a retratarla. El fotógrafo ha estado haciendo campaña recientemente para la liberación de Gula y para permitir su retorno a Afganistán.


Publicidad