null: nullpx

Israel aprueba una polémica ley que define al país como nación-estado del pueblo judío y margina a la minoría árabe

La mayoría aprobó en el parlamento que la única lengua oficial es el hebreo, degradando al árabe a un "estatus especial". También declara que "los asentamientos judíos (en Israel) son de interés nacional".
19 Jul 2018 – 5:21 AM EDT

El parlamento de Israel aprobó este jueves una polémica ley que define el país como la nación-estado del pueblo judío y que, según advierten los críticos, ignora a las minorías.

El texto adoptado por 62 votos a favor y 55 en contra estipula, entre otras cosas, que el hebreo se convierte en la única lengua oficial de Israel, un estatuto que compartía anteriormente con el árabe, y afirma que "los asentamientos judíos (en Israel) son de interés nacional".

El árabe ha sido degradado a lengua con "estatus especial". Desde la creación de Israel en 1948, no se había votado ninguna ley sobre las lenguas oficiales. El hebreo y el árabe se consideraban hasta el momento eran utilizadas en todos los documentos.

La legislación afirma que "el Estado considera que el desarrollo de las implantaciones judías es de interés nacional", y que "tomarán medidas para alentar, hacer avanzar dicho interés".

En una anterior versión, el proyecto mencionaba la posibilidad de crear localidades reservadas para los judíos, lo cual excluía a los ciudadanos árabes israelíes, que representan el 17.5% de la población del país.

El gobierno de Tel-Aviv defiende que lo único que hace el texto es convertir en ley el carácter que ya tiene Israel, pero la oposición señala que la legislación margina a la minoría árabe.

Los políticos se turnaron para hacer una encendida defensa de sus posiciones a favor y en contra de la propuesta en un largo y alborotado debate parlamentario que se prolongó durante la noche.

Ayman Odeh, líder de la lista conjunta árabe, sacó una bandera negra y la ondeó durante su discurso en la cámara para advertir sobre las implicaciones de la norma.

“Esta es una ley malvada”, dijo el legislador agregando que “una bandera negra se cierne sobre ella”.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, celebró esa votación. "Es un momento decisivo en la historia del Estado de Israel que inscribe en el mármol nuestra lengua, nuestro himno y nuestra bandera", proclamó tras el voto.

El anuncio de esa disposición suscitó una ola de críticas como las del presidente Reuven Rivlin, el fiscal general Avishai Mandelblit y la Unión Europea, debido a su carácter discriminatorio.


Sonrisas en Jerusalén y muertos en Gaza: las dos caras de la nueva embajada de EEUU en Israel (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MundoIsrael
Publicidad