null: nullpx

Dos británicos están graves tras ser expuestos a la misma toxina que afectó a un exespía ruso

Un hombre y una mujer fueron hospitalizados tras ser expuestos a la neurotoxina militar Novichok, desarrollada en la extinta Unión Soviética. La policía londinense investiga si se trata de algún residuo del agente químico que se usó hace cuatro meses para intentar envenenar a Sergei Skripal y a su hija Yulia.
5 Jul 2018 – 4:52 AM EDT

Cuatro meses después de que una tranquila esquina de Salisbury, en Londres, se transformara en el escenario de una inquietante saga de espionaje, armas químicas y tensiones internacionales que evocaban la Guerra Fría, un nuevo envenenamiento con una toxina militar vuelve a afectar a dos personas de nacionalidad británica que están en estado crítico y han sido hospitalizadas, confirmó la policía británica.

Se trata de la neurotoxina militar Novichok, desarrollada en la extinta Unión Soviética, la misma que casi mata al exespía ruso Sergei Skripal, de 65 años, y su hija Yulia, de 33 años, informó un agente de la policía contraterrorista del país. Esta vez un hombre de 45 años y una mujer de 44 han sido expuestos al mismo agente químico y su estado es de gravedad.

“Podemos confirmar que fueron expuestos al agente neurotóxico Novichok, que ha sido identificado como el mismo que contaminó a Yulia y Sergei Skripal”, dijo Neil Basu, comisario asistente de la Policía Metropolitana de Londres.

Un testigo citado por CNN describió los efectos que la neurotoxina causaron al hombre: " estaba sudando mucho, goteando, no podía hablar, hacía ruidos graciosos; se mecía hacia atrás y hacia adelante. No hubo respuesta de él, ni siquiera sabía que yo estaba allí. Es como si estuviera en otro mundo, estaba alucinando".

La policía local catalogó el caso de “incidente importante” el miércoles, cuatro días después de que el hombre y la mujer fueran hallados inconscientes en un edificio residencial en Amesbury, a 13 kilómetros (8 millas) de Salisbury, en donde fueron envenenados los Skripal.


Basu dijo que no era claro si había una relación entre ambos casos y si la neurotoxina venía del mismo lote que puso en riesgo la vida de los Skripal.

“La posibilidad de que estas dos investigaciones tengan alguna relación sin duda es una línea de indagación para nosotros”, dijo, entre conjeturas de que se hayan enfermado por el residuo de la toxina utilizada contra los Skripal.

Un portavoz del Gobierno de la primera ministra, Theresa May, afirmó que el incidente está calificado como "grave" y es abordado "con la máxima seriedad".

El comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros y por representantes de las fuerzas de seguridad del país, se reunió el miércoles para abordar el caso.


Como represalia por lo sucedido con los Skripal decenas de diplomáticos rusos fueron expulsados del Reino Unido, mientras que Moscú ha negado cualquier vinculación con los hechos e hizo lo propio con diplomáticos británicos.

Los Skripal permanecieron durante semanas en el hospital Salisbury District -antes de recibir el alta el 10 de abril ella y el 18 de mayo él-, el mismo en el que ahora se encuentran ingresados en estado crítico el hombre y la mujer.

Varios lugares de la localidad y alrededores han sido acordonados como medida de precaución y se avisó a los vecinos de que aumentará la presencia policial en la zona.

El agente señaló que la sanidad pública de Inglaterra no cree que haya "un importante riesgo sanitario" para la población, si bien admitió que esto puede ser revisado.

"Laven la ropa": piden a quienes fueron al bar donde un exespía ruso fue atacado con gas nervioso

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MundoReino Unido
Publicidad