null: nullpx
Logo image
Qatar 2022

Calles vacías y grúas, la increíble ciudad construida para albergar el Mundial de Qatar 2022

Además de impresionantes estadios, las controvertidas infraestructuras construidas para albergar Qatar 2022, incluyen literalmente una ciudad, Lusail. Y con el Mundial en marcha, no parece muy animada.
Publicado 24 Nov 2022 – 11:14 AM EST | Actualizado 24 Nov 2022 – 11:14 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Cuando queda menos de un mes para la final de la Copa del Mundo de fútbol, la ciudad de Lusail aparece extrañamente tranquila.

Amplias calles vacías, vestíbulos inactivos y grúas de construcción se ven por todas partes en el elegante distrito construido 12 millas (20 km) al norte de la capital, Doha, para acomodar a los fanáticos del Mundial y a cientos de miles de residentes de la nación anfitriona, Catar.

Pero con el evento ya en marcha, el aspecto vacío de la futurista ciudad está generando dudas sobre cuánto uso tendrá después de que más de un millón de fanáticos del fútbol abandonen la pequeña nación del golfo Pérsico después del torneo.

Elias García, propietario de un negocio de 50 años de San Francisco, California, estaba con un amigo de visita en Lusail City desde Doha un día en que no había un partido de fútbol en el estadio dorado con forma de cuenco de la ciudad.

“Vinimos a verla, pero no hay mucho aquí”, dijo García, mirando un enorme rascacielos en forma de media luna diseñado para parecerse a las espadas curvas del emblema nacional de Qatar.

Al otro lado de la calle, un sitio de construcción estaba oculto por una cerca baja ilustrada con escenas del desierto. “Parece que todo está en construcción”, comenta García. “Son solo lotes vacíos con pequeños muros que pusieron para hacerte creer que está en funcionamiento”.

Lusail City, un resplandor vacío en el desierto

Conduciendo hacia el norte desde Doha, es difícil pasar por alto el resplandeciente horizonte y el puerto deportivo de Lusail City.

Torres de color pastel que parecen cajas apiladas unas sobre otras se elevan en el desierto. Amplias avenidas dan paso a edificios en zigzag, cúpulas de cristal y grupos de bloques de viviendas neoclásicos.

No está claro si alguien vive en ellos. La mayoría se anuncian como hoteles de lujo, apartamentos o espacios de oficinas comerciales. Las grúas cuelgan sobre muchos edificios.

Los planes para construir Lusail City habían existido desde 2005, pero la construcción se aceleró después de que Catar ganó los derechos para albergar la Copa del Mundo cinco años después.

Respaldada por el fondo de riqueza soberana de $450,000 millones de Qatar, la ciudad fue diseñada para ser compacta y amigable para los peatones, y está conectada por el nuevo metro de Doha y un tren ligero.

Fahad Al Jahamri, que administra proyectos en Qatari Diar, la compañía de bienes raíces detrás de la ciudad y que cuenta con el respaldo de la Autoridad de Inversiones de Catar, ha llamado a Lusail City una "extensión de Doha", pero autónoma.

Los funcionarios también han dicho que la ciudad es parte de planes más amplios que Catar, rico en gas natural, tiene para desarrollar su economía del conocimiento, una admisión del tipo de profesionales de cuello blanco que el país espera atraer a la ciudad a largo plazo.

Pero alcanzar su objetivo de albergar a 400,000 personas en Lusail City podría ser difícil en un país donde solo 300,000 personas son ciudadanos, y muchos de los 2.9 millones de residentes son inmigrantes pobres que viven en campamentos, no en torres de lujo.

Incluso durante la Copa del Mundo, la ciudad de Lusail se siente notablemente más tranquila que Doha. En Place Vendome, un centro comercial de lujo llamado así por la gran plaza parisina, muchas tiendas siguen sin estar abiertas. Algunos turistas tomaban fotografías del horizonte de Lusail City desde el centro comercial mientras los cajeros hablaban entre ellos.

En un edificio del centro que alberga el Ministerio de Cultura y otras oficinas gubernamentales, un guardia de seguridad aseguró que casi todos se habían ido a las 11 a. m. “Incluso en el metro, si vas un día que no hay partido, hay de cinco a diez personas además de ti”, dijo García.

En la isla artificial de Al Maha, una multitud de fanáticos de la Copa del Mundo y lugareños descansaban en un club de playa de lujo y se bañaban en la piscina.

Timothe Burt-Riley, francés a cargo de la inauguración de una galería de arte más tarde esa noche, dijo que la ciudad de Lusail, o al menos la isla de Al Maha, con su parque de diversiones, boutiques de alta gama, restaurantes y salones, sería un lugar donde los lugareños vendrían a encontrarse.

“Esta es una isla totalmente hecha por el hombre”, dijo Burt-Riley. “ Es bastante loco lo que pueden hacer”.

Confía en que Catar podrá encontrar una manera de hacer uso de la infraestructura que construyó para la Copa del Mundo, incluidos siete nuevos estadios de fútbol, pero admitió que "podría llevar tiempo".

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Qatar 2022MundialCopa MundialCatar (país)

Más contenido de tu interés