null: nullpx
Cumbre del Clima

De qué se trata la alianza multinacional de 'resistencia climática' frente al presidente Trump

Un movimiento rebelde formado por 25 estados, 534 ciudades y más de 2,000 empresas e inversores, además de organizaciones culturales, educativas, de salud y religiosas, continúa la lucha contra el cambio climático a pesar de Donald Trump. Si fuera un país, esta coalición sería la segunda economía más grande del mundo.
10 Dic 2019 – 01:14 PM EST
Comparte
Default image alt
Las imágenes muestran las cataratas Victoria, entre Zimbabue y Zambia, afectadas por una sequía sin precedentes. Las imágenes de arriba están tomadas el 17 de enero de 2019 y las de abajo el 4 de diciembre de 2019. Crédito: Mike Hutchings/Reuters

MADRID.- Como dijo Bill Peduto, el alcalde de Pittsburgh, en la Cumbre del clima que se celebra en Madrid, "cuando te encuentras dentro de un hoyo, lo primero que debes hacer es dejar de cavar". Peduto es uno de los alcaldes que resisten a pesar de Donald Trump, un presidente que se ha esforzado por desmantelar una a una las acciones contra el calentamiento global.

Si fuera un país, la coalición de la que forma parte este alcalde sería la segunda economía más grande del mundo, de acuerdo con el informe que se presentó el lunes en la Cumbre del Clima de Madrid, elaborado por la Universidad de Maryland y el Rocky Mountain Institute. Esta investigación calcula que con los compromisos actuales sin el Gobierno federal se conseguiría para 2030 una reducción del 25% de las emisiones con respecto a los niveles de 2005, y con un mayor esfuerzo de ciudades, estados y el sector privado podría aumentarse esta reducción a un 37%. Para ello, sería fundamental el papel de los ciudadanos y las empresas, además de las administraciones locales.

El informe dibuja un segundo escenario. ¿Qué ocurriría si Trump perdiese las elecciones y ocupase su lugar un mandatario no negacionista del cambio climático? En este caso, en el año 2030 EEUU podría reducir sus emisiones un 49% con respecto a 2005.

A pesar de que EEUU es el segundo mayor emisor de CO 2 del mundo, por detrás de China, Trump puso en marcha en noviembre el proceso para abandonar el Acuerdo de París formalmente. Pero la salida de este país no puede hacerse efectiva hasta el 4 de noviembre de 2020, es decir, un día después de las próximas elecciones estadounidenses.

"Impresionado por el entusiasmo en el Centro de Acción Climática de EEUU donde hablé en la #COP25 esta noche", señaló el ex vicepresidente Al Gore en Twitter. "EEUU todavía está liderando en el clima a través del compromiso de nuestras ciudades, estados y negocios".

La delegación paralela presente en Madrid para dar su apoyo al Acuerdo de París está encabezada por Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, que dijo la semana pasada, en su intervención en Madrid, que EEUU continúa comprometido con los objetivos de 2015. “Todavía estamos dentro”, dijo Pelosi, que en rueda de prensa enfatizó que el cambio climático es una grave amenaza contra la salud pública, la economía y la seguridad nacional.

Pelosi, que acudió a la cumbre de Madrid junto con una delegación de 16 congresistas de EEUU aseguró que "en nombre de la Cámara de Representantes y del Congreso de EE UU, les digo que seguimos involucrados".

El movimiento We are still in “seguimos dentro todavía”, en inglés, no es nuevo: tiene ya más de dos años y ha estado presente en otras cumbres, pero tras la salida de EEUU del Acuerdo de París ha ganado mayor ímpetu.

Otras notas relevantes en el marco de la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid:


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés