null: nullpx

Un tratamiento con cáscaras de huevo para limpiar este río contaminado (en fotos)

El cascarón de huevo y algunos elementos químicos son las armas con las que una organización ambientalista pretende disminuir la contaminación del río Santiago, uno de los más importantes, pero también de los más contaminados por metales pesados, de México.
18 Jun 2021 – 06:40 PM EDT
Comparte
1/11
Comparte
La organización H2O realiza una campaña de recolección de cascarón de huevo en todo el occidental estado de Jalisco con la meta de recabar al menos cuatro toneladas de ese material orgánico capaz de limpiar el agua de contaminantes como el plomo y el mercurio, explicó este viernes a Efe Bernardo Galán, delegado en Jalisco de esta organización civil. Crédito: EFE/ Francisco Guasco
2/11
Comparte
El cascarón junto con el óxido de magnesio y el óxido de calcio forman una mezcla que penetra en la tierra cercana al afluente y ayuda a eliminar tanto los restos de heces fecales como los metales pesados. Crédito: EFE/ Francisco Guasco
3/11
Comparte
"En una zanja de un metro de ancho por 10 metros de profundidad vertemos nuestra mezcla físico-química y ahí se lleva a cabo el proceso. En temporal de lluvia se realiza la absorción de los metales y la recuperación de minerales", explicó Galán. Crédito: EFE/ Francisco Guasco
4/11
Comparte
El activista aseguró que se puede absorber hasta 70 % de la materia orgánica y hasta el 20 % los metales pesados y sus contaminantes.
Crédito: EFE/ Francisco Guasco
5/11
Comparte
En agosto próximo, realizarán una jornada en la que intervendrán las zonas cercanas al río Santiago para "sembrar" 12 toneladas de esta mezcla con la esperanza de que en al menos un año empiecen a ver los primeros resultados. Crédito: EFE/ Francisco Guasco
6/11
Comparte
En los pozos intervenidos, la mezcla debe renovarse cada determinado tiempo para hacer un monitoreo de los cambios que va teniendo el agua mediante los sedimentos que van quedando alrededor del cauce, dijo el activista. Crédito: EFE/ Francisco Guasco
7/11
Comparte
El río Santiago forma parte de la cuenca Lerma-Chapala- Santiago y es considerado el segundo afluente más largo del país. Nace en el central Estado de México y desemboca en el lago de Chapala, en el occidente mexicano. Crédito: HECTOR GUERRERO/AFP via Getty Images
8/11
Comparte
Para H2O, trabajar en el río Santiago es importante debido a la gran cantidad de personas que se abastecen del agua contaminada del afluente y que, al menos desde hace dos décadas, tienen enfermedades renales y diversos tipos de cáncer.

En la imagen una vista de la espuma que se desprende del río Santiago, muy cerca de viviendas.
Crédito: HECTOR GUERRERO/AFP via Getty Images
9/11
Comparte
Una de ellas es El Salto (el poblado que aparece en la imagen), un municipio en el que cientos de personas han muerto de enfermedades renales no solo por el agua que beben, sino por aspirar los vapores tóxicos que emanan del río. Crédito: HECTOR GUERRERO/AFP via Getty Images
10/11
Comparte
Un estudio realizado en 2010 por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí -financiado por el Gobierno de Jalisco pero ocultado durante una década- detectó en el agua metales pesados como plomo, arsénico, benceno o cadmio, así como mercurio en la sangre en hasta 98 % de los niños de seis poblados cercanos.
Crédito: ULISES RUIZ/AFP via Getty Images
11/11
Comparte
Mira también: Las aguas del río Santiago, en Jalisco, están cubiertas por una espuma blanca. En su caudal vierten desechos cientos de fábricas y empresas.
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés