null: nullpx

Asesinan a compañero de Berta Cáceres en Honduras

Nelson García murió de dos disparos de manos de desconocidos en la comunidad de Río Chiquito en el departamento de Cortés, en Honduras.
16 Mar 2016 – 11:16 AM EDT

Un compañero de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, Nelson García, fue asesinado el martes en Honduras sólo 13 días después de la muerte de la reconocida líder indígena.

Según informó en su cuenta de la red social Facebook el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), que dirigía Cáceres, García falleció en la comunidad de Río Chiquito en el departamento de Cortés, al recibir dos tiros de manos de dos personas desconocidas.

"Lamentamos tener que informar que el compañero Nelson García fue asesinado cuando llegaba a la casa de su suegra a almorzar, luego de haber estado toda la mañana ayudando a mover los enseres de las familias desalojadas de la comunidad de Río Chiquito", indica el comunicado en el que se explica que el asesinato ocurrió "en el marco del desalojo" contra una comunidad en el que participó la policía y el ejército.

La policía hondureña confirmó la muerte del miembro del Copinh pero afirmó que "no guarda ninguna relación con el desalojo".

"El desalojo se desarrolló de forma pacífica tras establecerse diálogo con los dirigentes, quienes entendieron que la acción obedecía a una orden judicial", apuntan en el comunicado que señalan que la "muerte violenta" ocurrió en un municipio diferente al lugar donde tuvo lugar la acción policial.


Sin embargo, para el Copinh, tanto la muerte de García -a quien definen como un activo militante en la defensa del derecho a la habitación- como el desalojo de la comunidad de Río Chiquito son parte de "una guerra" en contra de la labor de la organización.

"Desde el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres hemos sido objeto de una gran cantidad de incidentes que demuestran el nulo interés por parte del Estado hondureño por garantizar nuestra vida y la labor que desempeñamos", lamenta el comunicado.

Cáceres fue asesinada a tiros en la madrugada de 3 de marzo, en la ciudad de La Esperanza, departamento occidental de Intibucá.

Miembro de la etnia lenca y madre de dos hijos, Cáceres recibió el año pasado el Premio Medioambiental Goldman por su lucha para frenar el proyecto de construcción de una presa en el occidente de Honduras.


Publicidad