null: nullpx
Noticias

Lo detuvieron por el olor de sus maletas: traficaba con 'cocaína del mar'

Era un cargamento de vejigas de totoaba, el pez mexicano que se cotiza más alto que la cocaína por sus supuestas propiedades afrodisíacas
26 Abr 2018 – 07:22 PM EDT
Comparte
La totoaba en peligro de extinción es nativa del Golfo de California, frente a la costa occidental de México.

Las autoridades mexicanas arrestaron a un pasajero de una aerolínea china por el fuerte olor que emanaba de sus maletas. Descubrieron que estaba transportando partes del cuerpo de un pez en peligro de extinción: la vejiga.

Dentro de las dos olorosas maletas iban 416 vejigas de totoaba.

El comercio internacional de partes exóticas de animales incluye cuerno de rinoceronte, caballitos de mar y vesículas de oso. Pero tal vez ninguna sea tan extraña como la vejiga natatoria de un pez mexicano gigante llamado totoaba.

La vejiga de la totoaba, un órgano que ciertas especies de peces usan para controlar su flotabilidad, es apreciada en la medicina tradicional china por sus supuestas cualidades rejuvenecedoras, afrodisiácas y curativas y puede alcanzar entre $ 20,000 y $60,000 el kilo en el mercado negro.

La totoaba es nativa del Golfo de California, frente a la costa occidental de México. Este pez de aspecto antiguo que puede crecer hasta 7 pies (2,1 metros) de largo y vive solo en estas aguas. Su gran vejiga se infla y desinfla para controlar su flotación. Cuando se seca es del tamaño de una computadora portátil.

Los pescadores no quieren su carne, y la desechan luego de extraerle la vejiga a la totoaba. Los chinos fabrican una sopa o caldo con la vejiga y este guiso es considerado un manjar.

La pesca ilegal de este extraño pez, declarada en veda en 1975, resurgió masivamente a partir de 2012 en México debido a que el precio de su vejiga se comenzó a cotizar muy alto en China. Entre 2013 y 2014 las autoridades mexicanas decomisaron más de 17 toneladas de sus vejigas.

Las autoridades dicen que los cárteles de la droga y los cazadores furtivos están involucrados en el tráfico de esta vejiga, apodada la "cocaína del mar" porque se vende más cara que la droga en el mercado negro y su tráfico sólo acarrea penas menores, nada comparables con las del contrabando de la cocaina verdadera.

Las vejigas se pueden conservar secas y en sal durante mucho tiempo, lo que ha llevado a personas a invertir en estos productos ilegales para que cuando se extinga elevar aún más su precio.

Las redes utilizadas para capturar la totoaba también han contribuido a la desaparición de otra especie en peligro crítico, la vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo. Los investigadores estiman que solo quedan 30 vaquitas marinas y su extinción es inminente.

El hombre de las maletas con olor a pescado fue arrestado y luego se le concedió la libertad condicional después de pagar una multa de $600.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:NoticiasTráfico de Especies
Publicidad