null: nullpx
LGBT

¿Quién aboga por los derechos LGBT en Carolina del Norte? Apple, Google, American Airlines

Las grandes corporaciones toman posición contra las medidas anti-LGBT, como la que firmó este mes el gobernador Pat McCrory.
30 Mar 2016 – 6:56 PM EDT

La más reciente batalla por los derechos LGBT en Carolina del Norte se desató en un baño.

Comenzó en febrero, cuando la ciudad más grande del estado, Charlotte, decidió permitir a personas transgénero usar los baños que corresponden con su identidad de género como parte de una ley más amplia contra la discriminación de personas LGBT.

La respuesta del estado este mes fue contundente.

La legislatura de Carolina del Norte convocó una sesión especial el 24 de marzo, y aprobó en menos de 24 horas una medida (conocida como HB2) que aniquiló la ordenanza de Charlotte y obliga a las personas transgénero a usar baños concorde al género en su acta de nacimiento.

La ley, firmada por el gobernador Pat McCrory esa misma noche, además prohibe cualquier medida similar que propongan otras ciudades de Carolina del Norte en el futuro.

Este martes, gigantes empresas privadas como Apple, Google, Facebook, Twitter y American Airlines han alzado la voz en contra de la medida aprobada en Carolina del Norte.
"La discriminación está mal, y creemos que no tiene lugar en Carolina del Norte o en cualquier parte de nuestro país", dice una carta abierta enviada al gobernador este martes y firmada por Mark Zuckerberg, Tim Cook y los demás líderes de estas compañías.

El sector empresarial podría inclinar la balanza a favor de los derechos LGBT en Carolina del Norte, como parece haberlo hecho en otro estado a principios de esta semana.

El pasado lunes, el gobernador de Georgia rechazó una controversial ley que hubiera permitido a grupos religiosos negar servicios a personas homosexuales. Varias compañías (como Salesforce, Disney y Unilever) se habían opuesto públicamente a la medida.

El costo de las medidas anti-LGBT

En Carolina del Norte, unos 80 líderes de compañías se unieron en contra de la medida estatal, entre ellos el CEO de Bank of America, cuya sede está en Charlotte.
Por otra parte, la United States Soccer Federation anunció que consideraría no presentar más partidos en el estado; el grupo Lambda Legal presentó una demanda contra el estado; y los gobernadores de Washington, Nueva York y Vermont han prohibido que sus empleados públicos hagan viajes oficiales a Carolina del Norte a raíz de la medida.


Esto podría hacer que le salga caro al estado mantener la ley en vigencia, según explicó la profesora Robin Fretwell Wilson, quien vive a tiempo parcial en Carolina del Norte y dirige el programa de leyes y políticas familiares en la escuela de leyes de la Universidad de Illinois.

"Este tipo de leyes le está costando a los estados millones de dólares", dijo Fretwell Wilson. "Tiene una importancia fiscal más allá de los boicots de las compañías. Si Carolina del Norte pierde el caso (presentado por Lambda Legal), también va a tener que pagar".

Fretwell Wilson criticó que la medida prohíba a las legislaturas locales aprobar medidas en contra de la discriminación de personas LGBT. "Carolina del Norte borró la ordinanza local de Charlotte sin establecer en su lugar protecciones positivas para personas transgénero y LGBT", apuntó. "Creo que eso fue lo que hicieron mal".

La profesora de leyes también criticó la manera ligera en que la legislatura aprobó la medida en una sesión especial. "No hubo oportunidad para que estas compañías, o cualquier otra persona, preguntara a los legisladores: '¿Por qué hace falta tratar a la gente de esa manera?'"

Publicidad