LGBT

Patricio Manuel hace historia: es el primer boxeador transgénero en ganar una pelea profesional en EEUU

Después de años de intentar conseguir un contrincante, el boxeador de orígenes hispanos logró hacer su debut en la liga de profesionales derrotando al mexicano Hugo Aguiar a los 12 minutos de pelea. Con su triunfo marca una historia en el boxeo del país.
10 Dic 2018 – 3:25 PM EST

Le tomó 12 minutos ganar su primera pelea, pero le tomó años conseguir un contrincante que quisiera enfrentársele. La reticencia sistemática de los otros boxeadores no se debía a su exceso de peso, Patricio ‘el cacahuate’ Manuel se ajustaba a la talla y el peso de los de su categoría súper pluma. Se debía al hecho de que Patricio es un hombre transgénero y a pesar de que la organización reguladora de boxeo de EEUU aprobó su licencia de combate, días antes de las peleas sus contrincantes decidían desistir de enfrentarse contra él en el ring.

Esa suerte, sin embargo, cambió radicalmente el pasado sábado cuando por primera vez como hombre transgénero, Patricio peleó profesionalmente en el Fantasy Springs Resort Casino de Indio, California, haciendo historia al convertirse en el primer deportista del boxeo en Estados Unidos en haber competido primero en la liga femenina y ahora en la liga masculina. Su triunfo fue arrollador, después de 12 minutos de intercambios de ganchos y golpes, el boxeador de 33 años radicado en Estados Unidos pero de origen mexicano derrotó al también mexicano Hugo Aguilar.

Su pasión por el boxeo empezó desde que tenía 16 años y su abuelita le regaló sus primeras lecciones en un gimnasio. En 2012, incluso estuvo a punto de entrar en la selección olímpica, pero una lesión en un hombro hizo que Patricio, para entonces Patricia, no solo tuviera que lidiar con el dolor de sus músculos sino con una incomodidad que desde niño cargaba consigo.

“La pubertad fue lo más difícil, yo no quería tener busto”, le dijo a Univision Los Ángeles.

En medio de esa crisis fue cuando Patricio decidió empezar su transición para dejar atrás los rasgos físicos femeninos que le había impuesto su cuerpo y adoptar el género con el que él se sentía más acorde.


Su transición no fue sencilla. Además de sobrellevar cirugías y tratamiento con hormonas, tuvo que enfrentarse a que su antiguo gimnasio lo rechazara y a empezar todo el papeleo para poder conseguir una licencia para boxear profesionalmente sin tener que ocultar quien verdaderamente era.

Finalmente fue Hugo Aguilar, quien estaba cumpliendo su sueño de poder competir en Estados Unidos, el boxeador que aceptó pelear contra Patricio Manuel. Según Aguilar, solo se enteró de que Manuel era un hombre trangénero dos días antes de la pelea: “y eso no significaba ningún inconveniente para él”.

Sobre el ring, victorioso, Patricio Manuel quiso dedicarle justamente unas palabras a la valentía de su contrincante: “Mi oponente vino a pelear, me peleó con todo lo que tenía durante la pelea, me peleó como un hombre y tengo mucho respeto para él”.


Patricio Manuel dejó claro que no se había subido al ring a hacer un show reivindicativo. El boxeo es su verdadera pasión y eso se lo dejó claro a sus seguidores y detractores: “Voy a regresar”.

Historias como la de Manuel encuentra eco en otras apuestas como la que ha hecho recientemente Miss España Ángela Ponce, quien va a competir como la primera mujer transgénero en un concurso de Miss Universo.

Cuestionados en casa, rechazados por la sociedad: así es el tortuoso camino de los niños transgénero

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:LGBTLGBTQDerechos LGBTBoxeo
Publicidad