Leyes y Prohibiciones

Cámara aprueba proyecto que les garantiza derechos laborales y beneficios marginales a empleadas domésticas

El proyecto, que cuenta con el endoso del Departamento del Trabajo, Justicia, Procuraduría de las Mujeres, y del Ombudsman
24 Jun 2016 – 2:07 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- La Cámara de Representantes aprobó una iniciativa de las representantes Yashira Lebrón, Lourdes Ramos y María Milagros Charbonier que crea la Carta de Derechos de Empleados y Empleadas Domésticas, y que concede derechos laborales que disfrutan otros gremios y aclara la aplicabilidad de las leyes que les rigen.

Ramos reaccionó con entusiasmo ante la aprobación legislativa, que a su juicio hace justicia a trabajadoras domésticas -en su mayoría de nacionalidad dominicana- que trabajan cerca de seis días a la semana pero no perciben beneficios marginales que son mandatorios para otros empleados.

El Proyecto 2383 recibió el endoso del Departamento del Trabajo, Justicia, Procuraduría de las Mujeres, y del Ombudsman, a través de la Procuraduría de Pequeños Negocios.

“Luego de un ponderado análisis, no encontramos justificación razonable para mantener a estas personas empleadas en este sector de la economía sin las protecciones mínimas de que gozan todos los demás empleados”, reza el informe de la Comisión de Asuntos Laborales y Sistemas de Retiro, que lo presentó para la aprobación del pleno.

Mediante la Carta de Derechos de la autoría de las legisladoras novoprogresistas, los trabajadores de este sector podrán exigir contrato firmado entre las partes, se les garantiza un salario mínimo, el pago de horas extras, días libres, jornadas laborales no excesivas, períodos de descanso y pago de días de vacaciones y por enfermedad.

En su mayoría, estas trabajadoras son mujeres, jefas de familia y son el único sustento en el hogar. Esta legislación de justicia social también permitirá que eventualmente, estos trabajadores puedan percibir los beneficios de seguridad social cuando no estén aptas para trabajar.

El informe hace constar que estas trabajadoras, al realizar trabajos en residencias privadas, carecen de una fiscalización adecuada que evite violación de sus derechos laborales que en ocasiones incluso rayan en transgresión de Derechos Humanos.

Con la aprobación de esta iniciativa se protege igualmente el interés público, al restringir la economía subterránea y se reduce la evasión de contribuciones, lo que permitirá al gobierno allegar más recursos al fisco.

Publicidad