null: nullpx
Investigación

Acusaciones de mala conducta ponen en la mira a oficiales del Departamento del Sheriff del condado de Orange en California

Un agente fue captado en video robando en una casa; una alguacil confiscó una tarjeta de crédito a un sospechoso de robo y se la dio a su hijo y presentó un reporte falso. “La agencia está dañada irreparablemente”, dice la ACLU. También investigan a siete empleados que falsificaron sus órdenes de servicio militar para recibir más salario.
23 Sep 2020 – 08:59 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una serie de casos polémicos de presunta mala conducta han sacudido la imagen del Departamento del Sheriff del condado de Orange ( OCSD por sus siglas en inglés): un agente fue captado en video robando en el hogar de un hombre que falleció; una alguacil hurtó la tarjeta de crédito de una persona y se la dio a su hijo, y varios empleados de la agencia del orden son investigados por falsificar sus reportes como reservistas militares para que les pagaran más salario.

“La agencia está dañada irreparablemente”, dijo a Univision Noticias Somil Trevidi, abogado principal del Proyecto de Reforma de la Ley Penal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). “Esos son los ejemplos más recientes”.

Además de los escándalos mencionados, la ACLU se encuentra en medio de un litigio contra el OCSD por las condiciones de los reclusos en las cárceles del condado de Orange por los contagios de covid-19.

“Ellos han fallado para decir la verdad, ya sea por un brote de covid-19 dentro de las cárceles o si espían las llamadas de abogados y de la gente recluida en sus instalaciones”, dijo el abogado Trevidi. “Tienen una tensa relación para decir la verdad”.

A principios de agosto el sheriff Doug Barnes informó que aproximadamente 500 reclusos dieron positivo al coronavirus y 85% de los casos eran asintomáticos.

Dijo que un total de nueve presos se contagiaron en el interior de las cárceles y otros 22, recientemente fichados, fueron puestos en cuarentena. La ACLU ha estado abogando para que los reos que son propensos a ser contagiados o que padecen de enfermedades crónicas, sean liberados.

Un agente fue captado en video robando

El 11 de septiembre, el agente Steve Horotz fue arrestado como sospechoso de cometer un robo en una casa de la ciudad de Yorba Linda, California, a donde respondió a una llamada sobre un hombre que había fallecido.

Horotz, quien tiene 12 años de antigüedad en el OSCD, entró a robar a la casa en al menos tres ocasiones distintas y fue captado en video, incluso cuando vestía su uniforme.

“Él se encuentra en licencia administrativa”, dijo a Univision Noticias, Carrie Braun, portavoz del Departamento del Sheriff del condado de Orange. “Será la oficina del fiscal de distrito la que determine si se le presentan cargos criminales”.

El video muestra a Horotz desmontando cajas fuertes de armas, ventiladores del techo de la casa y estuches que contienen artículos desconocidos.

Una agente roba tarjeta de crédito

En otro asunto controversial, Angelina Cortez, de 41 años, una ayudante del OCSD enfrenta un delito grave de presentar un informe falso, después que la Fiscalía del condado de Orange dijo que ella tomó la tarjeta de crédito de un sospechoso a quien arrestó, y después se la dio a su hijo, quien la utilizó para realizar algunas compras.

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2018.


La oficial enfrenta una acusación de quedarse con la tarjeta de crédito del presunto ladrón, ponerla en el bolsillo de la camisa de su uniforme y luego entregársela a su hijo, quien luego la usó. La tarjeta nunca fue registrada como evidencia, alegan los fiscales.

“El público tiene una expectativa absoluta de que los agentes del orden cumplirán con sus deberes de manera legal”, dijo en un comunicado el abogado y fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer. “Cuando las mismas personas que han jurado respetarlas violan las leyes, la confianza del público se erosiona y en su conjunto, sufre la sociedad. Todo el sistema de justicia penal se basa en la confianza de que quienes juraron respetar la ley la están cumpliendo ellos mismos”.

El incidente fue investigado por el OCSD antes de presentarlo a la Fiscalía de Distrito, dijo la portavoz del alguacil, Carrie Braun.

La alguacil Cortez ha estado de licencia administrativa desde junio de 2019. Será procesado el 18 de noviembre. Si la declaran culpable de los cargos, podría enfrentar hasta tres años de prisión. Ella, antes de graduarse como alguacil en 2013, trabajó como asistente en las cárceles del condado de Orange para el Departamento del Sheriff con un salario de $248,000.

Siete empleados bajo investigación federal

Carrie Braun, dijo por otra parte que “una agencia federal”, a la que no quiso nombrar, investigaba a siete empleados, quienes, como reservistas militares, supuestamente tomaron más tiempo libre remunerado de lo que en realidad sirvieron.

Cinco oficiales y dos trabajadores penitenciarios, todos ellos asignados a la cárcel del condado de Orange, supuestamente no se presentaron al servicio militar a tiempo completo, o bien se tomaron un día libre
adicional sin merecerlo. Uno de los alguaciles fue despedido y los demás empleados están en licencia administrativa remunerada.

"El sheriff Don Barnes ha sido muy proactivo, Ahora esos individuos deberán ser responsables de sus actos; la organización no tolera este tipo de conducta, no es aceptable”, dijo Carrie Braun.

Más investigaciones

Otra auditoría realizada por el sheriff Barnes descubrió que los agentes sistemáticamente registraban tarde las pruebas y evidencias de algunos casos criminales, y a veces, nunca lo hacían.

Tres agentes han sido acusados penalmente por mal manejo de pruebas; dos fueron condenados por delitos menores, pero no fueron encarcelados. Otros alguaciles están bajo investigación, por lo que los cargos en decenas de casos criminales también han sido desestimados porque no se registraron las pruebas.

“Por lo pronto, tenemos 65 casos en los que se han revertido o reducido las sentencias”, declaró a Univision Noticias, Scott Sanders, defensor público del condado de Orange, quien agregó que, a causa del mal manejo de pruebas, “potencialmente pueden ser miles de casos los que serán impactados por convicciones erróneas en el presente o en el futuro”.

Hasta la fecha, la oficina del Fiscal de Distrito del condado de Orange ha dado aviso de evidencia tardía o faltante en 3,600 casos criminales.

Es que la misma auditoría del Departamento del Sheriff concluyó que casi el 30% de la evidencia que se registró se hizo en violación de la política, porque en un período de 2 años, casi 1,200 agentes registraron pruebas entre 6 y 10 días después del final de su turno al menos una vez. Más de 400 lo hicieron con treinta o más días de retraso.

"La verdad es que me impresionó el caso del agente que robó en la casa de Yorba Linda", comentó a Univision Noticias, Lidia Nuno, profesora asistente de Justicia Penal en Cal State Fullerton University (CSUF).

"Me pregunto cómo fue que se atrevió a cometer ese delito, porque en el condado de Orange el problema no es el dinero ni el pago a sus oficiales como en otras juridicciones; por fortuna es la excepción entre 800,000 alguaciles del país, pero si hay más casos (de mala conducta), entonces debe haber un problema de cultura en el departamento; eso quiere decir que los oficiales de más alto rango permiten que pase este tipo de comportamiento".

Nota: Ha sido corregido el nombre de Lidia Nuno, profesora asistente de Justicia Penal en la universidad de Cal State Fullerton (CSUF), que apareció publicado inicialmente como Miriam Nuño.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés