null: nullpx
Islamofobia

Georgia debate un proyecto de ley que prohíbe a las musulmanas cubrirse la cara

La propuesta presentada por un legislador republicano amplía una ley de 1951 que impedía a los hombres cubrirse la cara con capuchas, pero aquella estaba dirigida al Ku Klux Klan.
17 Nov 2016 – 2:19 AM EST

Georgia está estudiando una propuesta de ley que prohibiría a las residentes mujeres del estado cubrirse la cara con cualquier tipo de accesorio o tela en las oficinas y vías públicas.

El legislador republicano Jason Spencer presentó la propuesta HB 3 que prohibiría a las mujeres cubrirse la cara mientras conducen o cuando toman la fotografía para la licencia de conducir, en clara alusión, según los activistas, a las mujeres musulmanas que usan hiyab y velos para cubrirse el rostro.

La legislación vigente hasta ahora en Georgia que prohíbe cubrirse el rostro está dirigida específicamente a los hombres y fue promulgada en 1951 en un asunto vinculado al grupo racista Ku Klux Klan (KKK).



La medida presentada este miércoles, en efecto, es una promulgación de esa ley y especifica que se consideraría un delito el que una persona - y agrega los términos "él o ella"- porte una máscara, capucha u otro accesorio que cubra parte del rostro en la vía pública o instituciones públicas o en propiedades privadas, salvo si cuenta con el permiso por escrito del propietario.

La medida detalla en otro apartado que hablando de la vía pública o instituciones públicas o en propiedades privadas, incluye pero no se limita a conducir un vehículo en cualquier calle pública, camino o carretera.

El proyecto de ley de Spencer, del cual ya se hablaba, ha suscitado reacciones tanto de activistas como de la oposición.

Según medios locales, la líder de la minoría de la Cámara, la demócrata Stacey Abrams calificó la medida de "intolerante" y un resultado directo de la retórica islamofóbica que se escuchó de Trump durante la campaña electoral presidencial.

A su vez, el Consejo de Relaciones Islámicas Estadounidenses (CAIR) calificó la medida como "inconstitucional" e innecesaria.


Durante la campaña, el presidente electo fue insistente en su propuesta de prohibir el ingreso a Estados Unidos a musulmanes, incluso si tienen la condición de refugiados. "Estamos en guerra", justificaba Trump.



Publicidad