Interés Humano

Por 20 años creyó que era el padre de sus tres hijos, luego descubrió que era infértil y que todo fue un fraude

Richard Mason, un empresario millonario, descubrió que no podía ser padre tras un estudio en el que le detectaron una enfermedad degenerativa. Ahora busca que su mujer le devuelva más de 5 millones de dólares que le pagó en el divorcio, cuando aún no sabía que ella le había sido infiel.
10 Ene 2019 – 9:53 AM EST

Richard Mason, un empresario millonario británico , se enteró de que era infértil tras haber criado tres hijos durante dos décadas pensando que eran suyos. Ahora la exmujer deberá pagarle luego de que él la demandara por haberlo engañado durante años.

Mason, quien fue diagnosticado con fibrosis quística en el Hospital Broadgreen, en la ciudad de Liverpool, detalló el medio británico The Daily Mail, que accedió a los documentos del caso y entrevistó al empresario.

Cuando en 2016 el hombre de 55 años supo que padecía esa enfermedad degenerativa, también se enteró que era infértil, por lo que no podría haber engendrado a los tres hijos que crio.

Hasta entonces, Mason nunca había dudado de su paternidad. Ella finalmente se vio obligada en 2016 a confesar una aventura amorosa, 10 años después de que se divorciaran y solo después de que el empresario se enteró de que era infértil.

El empresario es el cofundador del sitio de comparación de precios en Internet MoneySupermarket. Dijo en una entrevista al periódico que su vida se deshizo "en pedazos".

Ahora su exesposa Kate, de 54 años, debe pagarle 250,000 libras esterlinas (320,000 dólares) por "engañarlo" durante 21 años. Se trata, según medios británicos, de un poco usual caso judicial de fraude de paternidad. Según el Daily Mail, el acuerdo judicial le ha permitido mantener en secreto la identidad del verdadero padre a la mujer.

Su exesposa había recibido cuatro millones de libras esterlinas en la suma global en el acuerdo de divorcio.


Luego del diagnóstico, Mason se hizo pruebas genéticas de ADN y otras pruebas que confirmaron que él no es el padre de los jóvenes. El hijo mayor ahora tiene 23 años y los otros dos, gemelos, tienen 19 años.

El caso salió a la luz cuando el empresario buscó legalmente recuperar esos 4 millones de libras (más de 5 millones de dólares) del acuerdo de divorcio tras descubrir el fraude. Esa demanda hizo que dos de sus hijos cortaran relación con Mason, indicó el periódico.

Mason busca retomar contacto con los que durante 20 años creyó que eran sus hijos biológicos. En entrevista con el programa Good Morning Britain, el empresario dijo este jueves. " No he hecho nada malo en absoluto. Los amo y mi puerta siempre está abierta".

Dijo que enterarse de la verdad “fue como ser golpeado por un martillo. Como si el mundo se hubiera caído". Mason dijo que él sigue considerando a los tres jóvenes como sus hijos.

Mason cree que el padre de los niños es el mismo hombre con quien su exmujer tuvo una relación extramatrimonial a fines de los años noventa.

"No sabes lo que es real y lo que no lo es (...) alguien te dice todo lo que sabes y todo lo que creías sólido y verdadero no es real. Nunca existió. No eres un padre, no puedes tener hijos, tu apellido no trascenderá", dijo Mason al periódico.

Según indicó, ahora sigue la vida de los que creía que fueron sus hijos por redes sociales. "Es desgarrador", dijo.

Su abogado, Roger Terrell, busca que se revise el acuerdo de divorcio en el Tribunal de Familia y también demandar por daños a la exesposa, debido a que los acuerdos de divorcio se hicieron sin conocer toda la historia.

Mira también


Fotos: Mira lo que pasa cuando el fotógrafo de tu boda se vuelve 'loco'

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Interés HumanoFamiliaEuropa
Publicidad