null: nullpx
Interés Humano

Hace dos años sus dos hijos murieron en un accidente de tráfico: ahora tuvieron mellizos que llevan los nombres de sus hermanos fallecidos

Gentry y Hadley Eddings, una pareja de Carolina del Norte, bautizaron a sus recién nacidos como Isaías Dobbs y Amos Reed, los nombres de sus hijos muertos cuando un camión colisionó con el carro en el que viajaban.
11 Jul 2017 – 7:27 PM EDT

Gentry y Hadley Eddings sufrieron la muerte de sus dos hijos en 2015 en un accidente automovilístico. Este lunes, cerca de dos años después de aquella tragedia, Hadley dio a luz a mellizos.

La pareja de Carolina del Norte, que hoy tienen 30 años cada uno, dieron la bienvenida a Isaías Dobbs que pesó 6.9 libras y Amos Reed que pesó 6.4 libras. Sus segundos nombres son los de sus hermanos fallecidos hace dos años.

La familia anunció a la estación de noticias WBTV que los pequeños nacieron saludables.

La historia de esta familia cambió para siempre el sábado 23 de mayo de 2015. Gentry, Hadley embarazada de 8 meses y su hijo de dos años, Dobbs Eddings, estaban en su automóvil circulando cerca de Wilmington, Carolina del Norte. Un camión conducido por Matthew Deans los impactó a toda velocidad por detrás.

Gentry y Hadley quedaron gravemente lesionados en el accidente. Dobbs de dos años murió en el momento.

Después del accidente, Hadley tuvo una cesárea de emergencia porque el bebé corría riesgos. Reed sobrevivió a la operación pero dada la naturaleza traumática de su nacimiento la condición del bebé fue crítica desde el primer momento. Vivió dos días, hasta que el 25 de mayo "se unió a su hermano Dobbs", como relata la familia en la página gofundme.


"Nos pusieron juntos en una habitación privada... (tuvimos) tiempo piel a piel y llegué a tomar una pequeña siesta con él, que era una maravilla. Gentry también lo hizo", relató Hadley al Charlotte Observer en aquel momento.

"Dios tiene un lugar de paz en nuestros niños, así que estoy en un lugar de paz... La situación es frustrante. No queremos estar aquí. Pero sabemos que Dios es bueno y tiene un plan", dijo Gentry.

Al mes siguiente, en junio de 2015, la pareja dijo públicamente que perdonaban el conductor Deans, de 28 años de edad. El hombre fue acusado por delitos menores como homicidio involuntari y por no reducir la velocidad. Los investigadores dijeron que estaba distraído al momento del accidente. Cumplió un año y tres meses de prisión.


Después del accidente, la pareja dijo a los medios que no había pensado en tener más hijos.

Pero en enero de 2017, la pareja hizo dos anuncios: que Hadley estaba embarazada y que esperaban a dos niños.

"Ustedes nos han mantenido en sus oraciones y estamos muy agradecidos. ¡Ahora les pedimos añadir dos Eddings más a sus oraciones! ¡Estamos a la espera de mellizos este verano!", dijeron en un mensaje de Facebook en el que se ve el ultrasonido con los dos pequeños.


Sobrevivir a un accidente cerebrovascular y sus secuelas: una carrera contra el tiempo

Loading
Cargando galería
Publicidad