null: nullpx

📸 Así llegan a la frontera los padres e hijos inmigrantes que el gobierno está separando

En seis semanas, el gobierno de Donald Trump separó a 1,995 menores de edad. Es el primer reflejo de la política de 'tolerancia cero' emprendida por el fiscal general Jeff Sessions.
16 Jun 2018 – 12:03 AM EDT
Comparte
1/12
Comparte
Una agente de la Patrulla Fronteriza inspecciona el certificado de nacimiento de un inmigrante centroamericano para comprobar que el adulto que lo acompaña es su padre. Con la política de 'tolerancia cero', el gobierno busca criminalizar a estos extranjeros que entran de manera ilegal al país, en este caso, cruzando el Río Grande. Crédito: John Moore/Getty Images
2/12
Comparte
Una hilera de familias cerca de McAllen, Texas, son inspeccionados por la Patrulla Fronteriza. Con el cambio de política, los adultos recibirán cargos por entrada ilegal y pasarán a detención criminal, lo que los separará de los menores. Crédito: John Moore/Getty Images
3/12
Comparte
Mientras los padres son procesados criminalmente, los hijos pasan a disposición del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). Bajo la custodia del gobierno, los menores acaban en centros de detención, instalaciones federales o familias de acogida. Crédito: John Moore/Getty Images
4/12
Comparte
Inmigrantes centroamericanos en el sur de Texas antes de entragarse a la Patrulla Fronteriza. Antes, pese a entrar ilegalmente al país, podían pedir a los agentes que querían pedir asilo en Estados Unidos. Crédito: John Moore/Getty Images
5/12
Comparte
Una niña hondureña de 7 años en el muro fronterizo cerca de Penitas, Texas. La zona del valle del Río Grande es el área fronteriza con el mayor número de detenciones de indocumentados por parte de la Patrulla Fronteriza. Crédito: John Moore/Getty Images
6/12
Comparte
Un niño de 4 años en los brazos de un miembro de su familia tras cruzar la frontera cerca de McAllen, Texas. El gobierno de Donald Trump anunció el viernes que un total de 1,995 menores de edad fueron separados de sus padres o tutores en la frontera cuando intentaban ingresar indocumentados por lugares no autorizados. Crédito: Adrees Latif/Reuters
7/12
Comparte
El pasado 7 de mayo, el fiscal general Jeff Sessions dijo que su política de 'tolerancia cero' contra quienes cruzan la frontera de manera ilegal incluye la separación de familias. “Si traficas a un niño, te procesaremos. Y ese niño podría ser separado de ti, como manda la ley”, subrayó Sessions. Crédito: Loren Elliot/Reuters
8/12
Comparte
Esa voluntad del gobierno de Trump se tradujo en órdenes internas, según dijo a Univision Noticias una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
Por un lado, la secretaria Kirstjen Nielsen exigió el 4 de mayo en un memorandum a los funcionarios del DHS que pidan la persecución criminal de aquellos que crucen la frontera de manera ilegal y los refieran al Departamento de Justicia.
Crédito: Loren Elliot/Reuters
9/12
Comparte
Por otro lado, Jeff Sessions mandó una orden similar a los fiscales y les recordó que la ley migratoria contempla penas de hasta seis meses de cárcel para quienes crucen ilegalmente la frontera por primera vez. En la mayoría de casos, los jueces dictan el mínimo de pena. Crédito: Loren Elliot/Reuters
10/12
Comparte
¿Por qué quieren separarlos?. “Si no quiere ser separado de su hijo, no los haga cruzar la frontera ilegalmente”, dijo en un discurso Sessions. Y esa idea se repite en el resto de comunicaciones con el gobierno sobre este asunto: quieren disuadir al creciente número de inmigrantes que cruzan por el río o el desierto de manera clandestina.
Crédito: John Moore/Getty Images
11/12
Comparte
El gobierno confía en la separación de familias como una manera de disuadirlos y, para ello, destaca el sector fronterizo de El Paso como un caso exitoso. A principios del año fiscal 2017, esa zona experimentó un fuerte incremento de cruces ilegales, pero el gobierno empezó a separar a adultos de sus hijos y la cifra cayó un 64%. Crédito: John Moore/Getty Images
12/12
Comparte
Las casi 2,000 separaciones ocurrieron entre el 19 de abril y el 31 de mayo, dijo a periodistas un vocero del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Agregó que la aplicación de la nueva política de ‘tolerancia cero’ afectó a 1,940 adultos, quienes enfrentan cargos criminales. Crédito: John Moore/Getty Images
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés