null: nullpx

Con 93 años y en sillas de ruedas: una anciana cruza la frontera con su nieta hacia EEUU

Mientras las historias de niños que buscan cruzar la frontera no cesan, la madrugada del jueves 29 de abril, una anciana hondureña fue captada al momento de atravesar la frontera entre México y EEUU sobre una balsa inflable.
30 Abr 2021 – 11:36 AM EDT
Comparte
1/8
Comparte
Una mujer de 93 años cruzó acompañada de un grupo de migrantes de Tamaulipas, México, a la comunidad de Roma, Texas. Crédito: John Moore/Getty Images
2/8
Comparte
Trinidad Tabora es originaria de Honduras y cruzó a Estados Unidos junto a su nieta la madrugada del jueves 29 de abril. Crédito: John Moore/Getty Images
3/8
Comparte
Este es el momento en que la balsa inflable de acerca a la orilla estadounidense con los migrantes y bajan la silla de rueda de Trinidad, quien viajó con un grupo de migrantes centroamericanos. Crédito: John Moore/Getty Images
4/8
Comparte
Un gorro y unas medias protegen a la anciana del clima, mientras el grupo se posiciona en suelo estadounidense. Desde enero de 2021, los números de menores no acompañados detenidos en la frontera han repuntado de 5,689 en enero a 18,663 para marzo. Sin embargo, son pocas las personas mayores que se aventuran a cruzar. Crédito: John Moore/Getty Images
5/8
Comparte
En la imagen, Trinidad y su nieta, rodeadas por otros migrantes, entre ellos al menos dos niños, esperan a ser procesadas por los agentes fronterizos. En los primeros tres meses de 2021, el Instituto Nacional de Migración de México reportó la detención de 31,492 migrantes que buscaban llegar a EEUU. Crédito: John Moore/Getty Images
6/8
Comparte
En la imagen, el grupo se desplaza en medio de la noche. La nieta arrastra la silla de la abuela nonagenaria inmigrante. En marzo pasado agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza interceptaron a más de 172,000 migrantes. Crédito: John Moore/Getty Images
7/8
Comparte
Trinidad mira al cielo en señal de agradecimiento cuando, finalmente, es colocada en su silla de ruedas a la espera de ser detectada por las autoridades fronterizas de Texas para iniciar un trámite de solicitud de asilo. Crédito: John Moore/Getty Images
8/8
Comparte
A pesar de la vigilancia de helicópteros y la instalación de campamentos por parte de la Guardia Nacional de EEUU en la zona fronteriza de Roma, Texas, decenas de inmigrantes siguen cruzando a diario en balsas el Río Bravo. Una vez en suelo estadounidense, los militares guían a los indocumentados hasta el puesto de control de la Patrulla Fronteriza para que sean procesados.
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés