publicidad

Harry Reid, el líder demócrata del Senado, no buscará la reelección y anuncia su retiro

Harry Reid, el líder demócrata del Senado, no buscará la reelección y anuncia su retiro

El líder demócrata del Senado anunció en un video que no buscará la reelección y que planea retirarse.

El senador Harry Reid no buscará la reelección Univision

El líder de la minoría demócrata en el Senado estadounidense, Harry Reid, cuyas relaciones con los republicanos eran particularmente conflictivas, anunció el viernes que se retirará en 2016.

Harry Reid, de 75 años, anunció en un video y una declaración que iba a dejar la cámara alta del Congreso al vencimiento de su período, 30 años después de su primera elección para ocupar un escaño del Senado en representación del Estado de Nevada.

Señaló que quiere asegurarse de que los demócratas recuperen el control del Senado el año próximo y que sería "inapropiado" que él reciba recursos de campaña cuando podría mejor ocuparse de poner a los demócratas de nuevo en el poder de la cámara alta.

El dirigente sufrió un grave accidente deportivo en enero en su casa, que le había lastimado el ojo derecho y le dejó la cara marcada con moretones. Desde entonces lleva gafas.

El accidente y el descanso forzado le obligaron a reflexionar sobre su futuro, dijo el legislador en el video difundido, aunque agregó que "mi decisión no tiene nada que ver con mi lesión, no tiene nada que ver con ser un líder de la minoría, y desde luego no tiene nada que ver con mis posibilidades de reelección".

Hasta la derrota demócrata en las legislativas de noviembre pasado, Reid dirigía la mayoría senatorial de su partido, conquistada en las elecciones de 2006. Reid fue elegido por primera vez al Senado en 1986.

publicidad

Qué dijo Obama

Tras el anuncio del retiro hecho por Reid, el presidente Barack Obama dijo en un comunicado que el senador Reid era un “luchador” y que en sus cinco términos en la Cámara Alta el Senador por Nevada batalló por “la creación de empleos, un mejor futuro para nuestros hijos y cuidados de salud asequible para todos” los estadounidenses.

El mandatario resaltó que Reid “nunca se retractó de una decisión difícil” y que tampoco “tuvo miedo de elegir lo que es correcto sobre lo que es fácil”.

Como líder de los demócratas en la Cámara Alta, "Harry se ha convertido no solo en un aliado, sino en un amigo. Estoy orgulloso de todo lo que hemos logrado juntos y sé que el Senado no será lo mismo sin él", destacó.

Destacan trayectoria

La organización Americanos Unidos por el Cambio (Americans United for Change) lamentó el anuncio y dijo que por décadas el Senador realizó un servicio público desinteresado, y que “nos sentimos orgullosos de haber luchado junto a él durante estos últimos 10 años para promover los valores progresistas en el Congreso”.

El grupo resaltó el trabajo de Reid en el Senado, y citó la oposición en 2005 a la privatización del Seguro Social, la batalla librada en el Congreso para un fin responsable de la guerra en Irak y el debate de la reforma de Wall Street durante la crisis económica de 2008.

La reforma migratoria

America’s Voice, por su parte, resaltó el trabajo hecho por Reid con el tema de la reforma migratoria y la lucha por la legalización de los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

"El senador Reid ha sido un campeón extraordinario e incansable. Una revisión de sus recientes logros cuenta la historia”, dijo Frank Sharry, director ejecutivo de la entidad en Washington DC.

En 2013 Reid respaldó y llevó a votación un plan bipartidista de reforma migratoria que fue aprobado por amplia mayoría en el Senado. El proyecto, que luego fue detenido por el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes, incluyó un camino a la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

“Este año ha reunido a los demócratas del Senado para defender las acciones ejecutivas del presidente, políticas que proporcionen alivio a unos 5 millones de indocumentados”, resaltó Sharry.

Críticas y halagos republicanos

En el otro lado del escenario, el Comité Nacional Republicano (RNC), criticó el legado de Reid y dijo que se marchaba porque “estaba a punto de sufrir una humillante derrota”.

“Por eso decidió hacerse a un lado”, dijo Allison Moore en un comunicado.

Moore agregó que Reid se marcha en medio de escándalos del Partido Demócrata, y que su renuncia a la reelección en 2016 “no es ninguna sorpresa”.

publicidad

A su vez, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (Ohio), dijo que "Harry Reid siempre ha sido un fuerte defensor del pueblo de Nevada, y siempre he apreciado la naturaleza franca y directa de nuestra relación. Le deseo, su esposa Landra, y toda su familia todo lo mejor en el futuro."

José Dante Parra, vocero hispano de Reid entre 2008 y 2014, dijo a UnivisionNoticias.com que “la comunidad hispana no ha tenido un aliado que haya actuado con más convicción” a favor de los intereses de la comunidad latina de Estados Unidos”, y resaltó la victoria del Senador en su última reelección.

“Muchos asesores le estaban diciendo que no tocara el Dream Act, que se trataba de un tema altamente radiactivo y que con eso perdía la elección. Pero él lo trajo adelante a pesar que las encuestas decían lo contrario. Al final, ganó la reelección con una ventaja casi seis puntos. Esa victoria también ayudó a la reelección del presidente Obama”, dijo.

El Senador Estatal de Nevada Ruben J. Kihuen, quien en 1998 participó en la campaña de reelección de Reid, dijo a UnivisionNoticias.com que “estoy personalmente agradecido por su amistad, tutoría y apoyo inquebrantable a la comunidad hispana con la reforma migratoria, la Acción Diferida de los Dreamers y la acción ejecutiva del presidente Obama”.

“Ningún otro político ha hecho más por los residentes de Nevada y las familias de clase media que el senador Reid”, agregó.

publicidad

Abogado desde 1964

Reid nació en una familia pobre de Searchlight (Nevada). Se convirtió en el líder de la mayoría demócrata cuando éstos recuperaron el mandato en el Senado en 2006 y hoy, con 75 años y más de 40 en la política, continúa siendo uno de los políticos con más peso en Estados Unidos.

Hijo de un minero alcohólico que se suicidó cuando él tenía 32 años, y de una lavandera, el senador encarna la figura del estadounidense hecho a sí mismo, capaz de aprovechar y exprimir las oportunidades que se le presentan a base de tesón y constancia.

Conocido por su tenacidad, probablemente la más poderosa de sus virtudes, Reid obtuvo su licenciatura de la Universidad Estatal de Utah en 1961, donde se hizo mormón, y su diploma de abogado de la Universidad de George Washington, en la capital, en 1964.

Comenzó su carrera política como asambleísta estatal en 1968, fue vicegobernador de Nevada y llegó a la Cámara de Representantes en 1982, para cuatro años más tarde saltar al Senado, donde se ha labrado durante veintiocho años y cinco mandatos una reputación de político razonable.

Casado desde hace más de 50 años, tiene cuatro hijos y una hija, y en su vida impera la rectitud sacrificada de la doctrina mormona, pese a haberse criado en el agnosticismo.

Sin duda, todos coinciden en que dejará un profundo espacio en el seno del Senado, aunque él mismo ya ha manifestado su apoyo a Charles Schumer para que lo reemplace, uno de los senadores que lideró la victoria demócrata en 2006 (durante la Administración republicana de George W. Bush) para recuperar la Cámara Alta.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad