publicidad
En Estados Unidos hay al menos 18 millones de votantes hispanos.

GOP está construyendo un hogar para los votantes latinos

GOP está construyendo un hogar para los votantes latinos

En esta columna, Jennifer Sevilla Korn habla sobre la relación de los partidos políticos de EEUU con los hispanos.

En Estados Unidos hay al menos 18 millones de votantes hispanos.
En Estados Unidos hay al menos 18 millones de votantes hispanos.

Por Jennifer Sevilla Korn

Los hispanos son el grupo demográfico de más rápido crecimiento en California, y ahora componemos el 29 por ciento de la población de la ciudad.

Ante esta nueva realidad, ningún partido puede representar completamente al pueblo estadounidense si no logra construir y mantener adecuadamente relaciones con la comunidad hispana. Es por eso que hace un año, tras el lanzamiento del informe sobre el Proyecto de Crecimiento y Oportunidades del Comité Nacional Republicano, nuestra revisión post-electoral, reformamos fundamentalmente nuestra estrategia para ganar elecciones, y para forjar confianza con esta parte importante del electorado estadounidense.

Esto significa realizar un esfuerzo real y permanente durante todo el año, de participación hispana en todo el país, construida para durar más que el ciclo de cualquier candidato o elección.

publicidad

¿Cómo se ve eso en la práctica? No busque más allá de la reciente elección especial a la alcaldía de San Diego. Kevin Faulconer, un concejal republicano, reemplazó al ex alcalde Bob Filner, quien renunció tras ser acusado de acoso sexual.

Trabajando en colaboración con los partidos estatales y de los condados, los republicanos en la carrera por la alcaldía de San Diego pusieron a prueba nuevas tácticas, operaciones de distritos electorales y tecnología.

Entrando en la elección especial, los demócratas tenían dos ventajas: los demócratas superaban en número a los republicanos en San Diego, y los demócratas esperaban tener una mayor participación de votantes de baja propensión, votantes normalmente jóvenes y de las minorías.

Para sellar una victoria Republicana, nosotros necesitábamos tener un fuerte "ground game".

Se reclutaron y entrenaron jefes de los distritos electorales y se estableció como objetivo a los distritos latinos. Como resultado, se contactó a miles de votantes latinos. Sume a eso una campaña bien dirigida y un candidato que hizo de la comunidad hispana, como todas las comunidades, una prioridad, y el resultado es el éxito.

Las lecciones aprendidas en San Diego fueron las mismas lecciones aprendidas en las elecciones a gobernador de Nueva Jersey.

En el Garden State, abrimos dos oficinas dedicadas exclusivamente a la participación hispana. Y como resultado de nuestros esfuerzos, el gobernador Chris Christie se posicionó con éxito para ganar el Condado de Passaic, la primera vez en la historia que un republicano ganó ese condado. Nuestros miembros se encontraban en vecindarios hispanos cada día hablando con los votantes acerca de los problemas que más les importaban. Como resultado de ello, el día de las elecciones, el gobernador Christie capturó el 51 por ciento del voto hispano en todo el estado.

Estas competencias han demostrado lo que ya sabíamos: que cuando nos presentamos temprano y con frecuencia, podemos obtener ventajas significativas en las comunidades y en última instancia, ganar las elecciones. La diferencia ahora es que nuestros esfuerzos de participación son a largo plazo, y no se limitan a una sola campaña o candidato. Las campañas no pueden presentarse cinco meses antes de la jornada electoral y esperan ganar, por lo que el Comité Nacional Republicano ha hecho del compromiso hispano una prioridad para todo el partido.

No nos ilusionamos en que exista un camino fácil ni rápido a la victoria en la comunidad hispana. De hecho, estamos realmente comprometidos en ganar el voto latino y a ganarnos la confianza de los votantes.

Ahora tenemos personal en 10 estados centrándose en la participación hispana. Estamos yendo a donde la gente vive, trabaja, y practica su religión. Asistimos a eventos comunitarios y ceremonias de juramento, compartiendo nuestra visión positiva para los Estados Unidos, pero, más importante, escuchando las preocupaciones de los hispanos, sus sueños y aspiraciones.

Para complementar y suplementar nuestros esfuerzos tanto a nivel nacional como a nivel estatal, recientemente hemos lanzado nuestro Consejo Nacional de Asesoramiento Hispano y varios consejos estatales. Miembros como el gobernador Brian Sandoval, el senador Marco Rubio, la ex tesorera de los EEUU. Rosario Marín y otros líderes hispanos influyentes están prestando sus conocimientos para desarrollar mejores y más eficaces estrategias de compromiso para el RNC y los partidos estatales.

publicidad

Los republicanos debemos sentirnos alentados porque tenemos una oportunidad real de obtener logros con la comunidad latina en momentos en que los demócratas han tratado a los hispanos como una ocurrencia tardía, en el mejor de los casos, y en el peor, como peones políticos.

La gente me ha preguntado cómo se ve el éxito para el Partido Republicano en la comunidad hispana. El éxito es un esfuerzo de compromiso permanente durante todo el año que llega a todas las comunidades y trata a los hispanos con el respeto que merecen como miembros valiosos de la sociedad estadounidense.

Como el senador Rubio subrayó recientemente hablando de nuestros esfuerzos: "Es importante que nuestro partido escuche las preocupaciones de los votantes y que comparta nuestros principios probados, ofreciendo soluciones reales a los problemas que enfrentan todas las comunidades”.

Cuando podamos demostrar que realmente estamos escuchando, compartiendo nuestro mensaje y ofreciendo soluciones a las personas de todas las comunidades, no solo ganaremos elecciones, sino que también seremos un partido al que los hispano-americanos y todos los estadounidenses estén orgullosos de pertenecer.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad